Aprende a estudiar con estos consejos

Estudiar es aplicar la inteligencia o ejercitar el entendimiento para adquirir el conocimiento de algo.

Y aunque parece algo sencillo y muy natural, considerando la cantidad de tiempo que invertimos en nuestras vidas estudiando, resulta que muchas personas no saben y nunca han aprendido a estudiar. Y cuando les ha tocado hacerlo, lo han abordado de forma empírica, básicamente tratando de memorizar. Pero estudiar no es sólo memorizar, aunque memorizar forma parte del estudio.

Aplicar la inteligencia significa utilizar nuestra capacidad de entender. Y memorizar es sólo el comienzo. Es el punto de partida para tener una base sobre la cual sustentar el conocimiento a ser adquirido, una vez que se haya aplicado la inteligencia para obtenerlo.

Se estudia para tener una idea clara de lo estudiado.Se estudia para comprender. Se estudia para saber. Para obtener una comprensión absoluta del objeto de estudio. Al menos, ese es el deber ser, basados en el significado de la palabra.

Estudiar es un proceso, y como tal, está sujeto a ciertos factores que lo condicionan,haciendo muy difícil crear un método único de estudio aplicable a todos por igual. Es por eso que no existen fórmulas mágicas para estudiar. Cada quién tiene que experimentar, probar y comprobar cuáles pautas le funcionan y adoptarlas como propias en su metodología personal.

Y de eso trata este artículo. Te vamos a mostrarlos factores a considerar a la hora de definir ese método y te daremos algunas claves para sacar el mejor provecho de tu experiencia de estudio.

Factores a considerar para desarrollar tu método de estudio

Hay varios factores importantes a considerar al momento de estudiar, los cuales pueden contribuir con tu desempeño. Aquí vamos a analizar algunos de ellos:

Descubre y explota tu motivación

La motivación es la razón o conjunto de razones, internas o externas que te impulsan a realizar una acción.

Una de las premisas básicas para obtener el éxito en cualquier cosa que hagas es tu motivación, que funciona como el combustible que te mantiene en movimiento en el camino que has decidido transitar.

Así que, si de estudiar se trata, debes tener claro qué te motiva a hacerlo y usar esa motivación como impulso para alcanzar los objetivos que te hayas trazado.

Conócete a tí mismo

En nuestra sociedad se tiende mucho, más de lo conveniente, a estandarizar. Todos deben seguir un mismo patrón por conveniencia de quien dirige. Y se usan mediciones estadísticas en base a la respuesta de la mayoría para determinar patrones, que se aplican aunque ya de antemano se sabe que no funcionarán bien para todos. Y eso genera frustración en quienes no encajan en el patrón seleccionado.

Ese mismo principio aplica al método de estudio. No hay una fórmula mágica que aplique bien a todos por igual. Por eso,es importante que te conozcas bien. Porque no importa lo que hagas para desarrollar y mejorar tu técnica de estudio,nada te va funcionar a menos que esté en línea con quien eres.

Así que, un buen punto de partida esconocer propio tu comportamiento a la hora de estudiar, identificando tus fortalezas y debilidades. Para ayudarte, te presentamos algunas preguntas:

  • ¿Por qué estudias? ¿Para qué estudias?
  • ¿Puedes estudiar en ambientes con ruido?
  • ¿Cuál es tu tiempo promedio de concentración?
  • ¿Qué te distrae?
  • ¿Te ayuda la música para estudiar?
  • ¿Estudias mejor sólo? ¿Acompañado?
  • ¿Cuánto tiempo puedes estar sentado sin cansarse?
  • ¿Aprendes mejor por la mañana, en la tarde o por la noche?

El auto conocimiento te va a permitir tomar decisiones importantes en relación al método de estudio que vayas a desarrollar.

Tu estado de ánimo

Tu cerebro es una antena que transmite a una determinada frecuencia dependiendo de tu estado de ánimo.

El cerebro opera con electricidad, y la ciencia encontró la manera de medir la actividad del cerebro a través de sus ondas cerebrales. Así que han categorizado éstas ondas en 5 bandas de frecuencia:

  • DELTA (0,1-3,4 Hz) – Sueño profundo
  • THETA (3,5 a 7,9 Hz) – Primeras etapas del sueño (1 y 2)
  • ALFA (8 a 13 Hz) – Relajación con ojos cerrados, pero consciente
  • BETA (14 a 29 Hz) – Estado de vigilia. Mente ocupada.

○ BETA-baja – Lentitud. Posible depresión

○ BETA-media – Actividad normal.

○ BETA-alta. – Estado de estrés.

  • GAMA (30 a 100 Hz) – En estudio aún

De estas bandas de frecuencia,los estudios indican que en la que mejor se aprende es la banda ALFA,que es la de relajación. Es decir, el aprendizaje es más fácil cuando estás relajado.

Así que debes aprender a relajarte, como parte de tu método de estudio si deseas mejorar tu capacidad de aprender.

El ambiente de estudio

Si vas a estudiar,lo más apropiado es que cuentes con un espacio destinado para tal fin. Idealmente sería un espacio libre de personas, con paisajes naturales a la vista, silencioso y bien ventilado.

Pero es difícil contar con ambiente así siempre, por lo que hay maneras de adaptar tu espacio de estudio de tal forma que genere el mismo efecto en tí que el espacio ideal antes descrito. Por ejemplo, si tu habitación de estudio es un cuarto cerrado, puedes utilizar fotos y afiches de paisajes naturales para ambientarlo. También puedes colocar como fondo sonidos de la naturaleza. Estas dos acciones te ayudan a relajarte, lo que contribuye a colocarte en un estado óptimo para estudiar.

¿Cómo diseñar tu plan de estudio?

Tu plan de estudio es el método que usarás para estudiar, y que diseñarán en base a tu comportamiento y preferencias, al objeto de estudio, al espacio que tengas designado para estudiar y las herramientas que usarás de apoyo.

¿Cuando estudiar?

Lo primero a considerar es tu disponibilidad para estudiar. Debes decidir aquí de cuánto tiempo dispones para estudiar y cuál es el mejor momento para hacerlo, basado en tus preferencias y en tus capacidades.

Hay personas que obtienen mejores resultados cuando estudian muy temprano en la mañana, así como hay otras que lo hacen en la noche. Lo importante aquí es que el momento que elijas sea el óptimo, de manera que obtengas el mejor resultado posible.

¿Dónde estudiar?

Ya te hemos explicado lo conveniente de tener un espacio dedicado al estudio.Debes ambientarlo de manera que facilite tu concentración. Fotografías de paisajes naturales ayuda a la mente a relajarse en momentos de tensión. Ventanas panorámicas con vistas a la naturaleza son un excelente descanso para una mente agotada.

También debe tener las comodidades mínimas necesarias para estudiar adecuadamente. En tu ambiente de de estudio debes contar al menos con una mesa y una silla cómoda, tu computadora, y otra mesa más chica en la que puedas colocar agua, o algunos bocadillos se te apetece.

¿Cómo estudiar?

Con el ambiente de estudio listo, sólo resta prepararse para estudiar. Aquí tienes algunas sugerencias que puedes incluir en tu método y que van a mejorar significativamente tu experiencia de estudio:

  • El primer paso debe serdesconectarse del ambiente circundante. Para ello debes:
    • Colocar tu teléfono en modo silencioso y colocar en tus aplicaciones de mensajería que no estarás disponible por un rato.
    • Notificar a las personas con las que vives que vas a estudiar y que prefieres no ser molestado mientras lo haces
    • Apagar la televisión y cualquier otro artefacto que te distraiga
  • Relájate antes de iniciar. El cerebro debe estar emitiendo ondas Alfa para que el proceso de aprendizaje sea sencillo. Para ello puedes usar varias técnicas como por ejemplo:
    • Ejercicios de respiración
    • Escuchar música de relajación
    • Meditación
  • Si la música te ayuda a mantenerte concentrado,crea y utiliza un PlayList con música que favorezca la concentración (clásica, instrumental, biomeral, electrónica) y enciéndelo al momento de iniciar. Asegúrate de dejarlo corriendo en automático, para que no te distraigas cambiando o eligiendo canciones.
  • Establece los objetivos para esa sesión de estudios en términos de aprendizaje. Por ejemplo:
    • “Al finalizar esta sesión entenderé el proceso de refinación de petróleo”, en lugar de “Voy a estudiar una hora el proceso de refinación de petróleo”.
  • Antes de iniciar,visualiza el resultado que deseas obtener al finalizar la sesión de estudios. Eso le da a tu mente no sólo un objetivo, sino la imagen del objetivo cumplido, que es una motivación más fuerte.
  • Inicia tu estudio. Enfoca tu atención en el tema de estudio.Si te sientes cansado, toma breves recesos de algunos minutos, en los que puedes observar la naturaleza, tomar aire fresco y estirar los músculos. Procura que sean breves los descansos para que no pierdas la concentración.
  • Recuerda que tu mente funciona mejor en un estado de relajación. Así quesi experimentas algo de estrés durante el proceso de estudios, tómate un descanso para hacer algún ejercicio de relajación que te regrese al estado Alfa, y desde allí retoma el estudio.
  • Aplica cualquier otra técnica que conozcas y que te funcione para mejorar tu método de estudios. Siempre hay espacio para mejoras, así que no te conformes con la versión inicial de tu método.

Al principio, sólo te queda observar cómo te va, y en base al resultado de tu observación, introducir cambios en tu metodología hasta que te sientas plenamente satisfecho con los resultados. Y en ese escenario, la repetición te hará un maestro del estudio…

Categorías Consejos

Deja un comentario