Seleccionar página

La música puede ser un gran aliado para estudiar

Para la mayoría de las personas, para poder concentrarse y estudiar, es necesario tener ciertamente un ambiente tranquilo y sin distracciones, pero no siempre es así, ya que existen aquellas a las que esto no resulte tan favorecedor y estar en un ambiente muy tranquilo los lleve a relajarse y quedarse dormidos. Debido a ello es necesario conocer la importancia de elegir la música adecuada para estudiar, para alguna persona esto es vital, ya que los ayuda a llevar un estudio aún más productivo. La música también puede ayudar a elevar tu estado de ánimo y motivarte a estudiar más tiempo.

Importancia de la música en los estudios

Al jugar un papel relevante en la socialización entre las personas, elegir la música adecuada para estudiar constituye un verdadero reto, de lo contrario, estaríamos introduciendo un elemento perturbador en el proceso que queremos mejorar. Cuando se va a seleccionar música para estudiar, es relevante tener en cuenta lo siguiente:

Una de las mejores opciones para escuchar al estudiar es la música clásica por ser pacífica y armoniosa, entre ellas se puede escoger a Mozart. El llamado “efecto Mozart”, habla de que escuchar su música o la música clásica en general aumenta la inteligencia y las capacidades cognitivas, sobre todo en la niñez., aunque también se puede dar en adultos, en las investigaciones se menciona la sonata K448 para dos pianos, aunque se recomiendan casi todas sus composiciones por la forma como están estructuradas, su melodía, y la armonía.

Sin embargo, no solo es Mozart, se habla de la música clásica en general, incluso con la combinación de actividades diferentes como bien pudiera ser la lectura y el deporte. Incluso la práctica de un instrumento musical se dice que puede favorecer el bienestar emocional y el desarrollo cognitivo ya que los motiva intelectualmente.

Escuchar música instrumental ambiental, es más moderna pero tiene el mismo efecto que la clásica. También se puede escuchar los sonidos de la naturaleza como por ejemplo la lluvia, las olas, o sonidos de animales mientras se estudia. Es muy relajante, actualmente se venden en Cd’s y se pueden adquirir en cualquier tienda.

Escucha tu música de estudio a un volumen moderado, cuanto más bajo, mejor. Crea una lista de reproducción con todas tus canciones favoritas con antelación para evitar tener que buscar nuevas canciones cada 5 minutos. Esto te ahorrará tiempo, te permitirá planificar cuánto tiempo durará tu sesión de estudio y ayudará al nivel de concentración mientras estudias.

Puedes hacer listas de reproducción que duran de 40 a 50 minutos. Cuando termine la lista de reproducción, esto actuará como un recordatorio para tomar un breve descanso de estudiar. Escucha música antes de ir a la cama o antes de un examen. Esto te hará sentir relajado y te pondrá en el estado mental correcto.

Otros beneficios de escuchar música al estudiar

La salud emocional es la más beneficiada al escuchar música, esta hace que se reduzca el estrés y a la vez mejora la actitud ante los problemas cotidianos. La musicoterapia es una opción para mejorar las funciones cognitivas como se mencionó anteriormente, y por lo tanto mejorar la calidad de vida de las personas, incidiendo directamente en los conocimientos que de una manera u otra se ven influenciados por la notas musicales.

La formación musical ayuda a desarrollar el lenguaje y el razonamiento: Los estudiantes que tienen una formación musical temprana desarrollarán las áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje y el razonamiento. El lado izquierdo del cerebro está mejor desarrollado con la música, y las canciones pueden ayudar a imprimir información sobre las mentes jóvenes.

Dominio de la memorización: Cuando se tocan con partituras, los músicos utilizan constantemente su memoria para actuar. La habilidad de la memorización puede servir bien a los estudiantes en la educación y más allá.

Mayor coordinación: Los estudiantes que practican con instrumentos musicales pueden mejorar su coordinación mano-ojo.

Éxito en la sociedad: La música puede moldear las habilidades y el carácter. Los estudiantes en banda u orquesta son menos propensos a abusar de sustancias a lo largo de su vida.

Desarrollo emocional: Los estudiantes de música pueden desarrollarse más emocionalmente, con empatía hacia otras culturas. También tienden a tener una mayor autoestima y son mejores para sobrellevar la ansiedad.

Los estudiantes aprenden el reconocimiento de patrones: Los niños pueden desarrollar sus habilidades matemáticas y de reconocimiento de patrones con la ayuda de la educación musical.

Habilidades auditivas perfeccionadas: Los músicos pueden detectar mejor los elementos significativos que contienen información en los sonidos, como el significado emocional del llanto de un bebé. Los estudiantes que practican música pueden tener una mejor atención auditiva y elegir patrones predecibles del ruido circundante.

La música crea imaginación y curiosidad intelectual: La introducción de la música en los primeros años de la infancia puede ayudar a fomentar una actitud positiva hacia el aprendizaje y la curiosidad. La educación artística desarrolla todo el cerebro y desarrolla la imaginación de un niño.

Desarrollo en el pensamiento creativo: Los niños que estudian las artes pueden aprender a pensar creativamente. Este tipo de educación puede ayudarlos a resolver problemas pensando fuera de la caja y dándose cuenta de que puede haber más de una respuesta correcta.

Mejor confianza en sí mismo: Con el estímulo de los maestros y padres, los estudiantes que tocan un instrumento musical pueden construir orgullo y confianza. La educación musical también es probable que desarrolle una mejor comunicación para los estudiantes.

Ondas Alpha y la música

Los humanos tenemos cuatro patrones básicos de oscilaciones de onda cerebral, estas son Delta, Theta. Alfa y Beta. Las ondas lentas de frecuencia alfa (8 a 12 Hz) están presentes cuando hay un estado de inactividad o estas practicando meditación consciente, estas también se pueden crear cuando nos sentimos ansiosos, podemos alentar al cerebro a que se produzcan, te relajas oyendo música con tempo más lento, al cambiar las ondas cerebrales, tu estado mental cambia.

Tener el conocimiento sobre cómo funcionan estas ondas cerebrales es vital, debido a que el ciclo delta/beta causa una elevación en los niveles de azúcar en la sangre y la presión sanguínea a lo largo del día, estos niveles altos son dañinos porque bajan la concentración, la relajación y la salud en general. En el otro extremo de la escala, si ayudamos a nuestro cerebro a producir ondas beta mas rápidas, estaremos mejor preparados, nos concentramos mejor y podemos enfocar la atención en una tarea más compleja o larga.