Guía para aprender francés viviendo en Francia

En la sociedad actual se ha vuelto necesario aprender más de un idioma como una herramienta más del amplio currículo que una persona debe tener para poder adquirir un buen empleo o facilitar el acceso a estudios superiores. Para cualquier empleo se ha vuelto común encontrarse con que uno de tantos requisitos es saber al menos un idioma más además del que se habla. Además en el área de los estudios las oportunidades de becas o de intercambios igualmente es un requisito para poder ser considerado como candidato.

Por estas principales razones e inclusive por razones de interés personal en todo el mundo ha habido un aumento en el interés por aprender otros idiomas. Uno de los más solicitados es el francés el cual se habla no sólo en Francia sino que en otros países como Canadá o Bélgica. Sin embargo para muchos es más atractivo aprender el idioma en su lugar de origen y según como se habla en Francia. A continuación se explicarán algunos detalles relacionados a cómo es el proceso para poder aprender el idioma en cuanto a cursos, lecturas, música y lugares de interés.

Rutinas para mejorar tu francés

Son muchas las formas y técnicas que se pueden utilizar para aprender un nuevo idioma desde cero. Estos métodos varían de acuerdo al interés, tiempo y a los medios con los que se cuenta para poder lograr con éxito la meta de hablar y escribir un idioma con fluidez.

Dependiendo de la persona es posible que el proceso de aprendizaje lleve más o menor cantidad de tiempo y de recursos. Para algunas personas bastará tener acceso de libros completos con la teoría, ejemplos y ejercicios que sin embargo no permiten practicar apropiadamente la pronunciación y como es el desarrollo de una conversación en este idioma.

Por otra parte gracias al desarrollo de nuevas tecnologías se ha vuelto común encontrar en el gran mundo de la internet todo tipo de audios, videos, aplicaciones para celulares o tabletas que inclusive permiten el acceso a portales que ofrecen el servicio de entablar conversaciones a modo de clases con personas que hablan este idioma desde niños pero que ofrecen estos servicios previo pago.

En muchos países del mundo en las escuelas primarias y secundarias sigue siendo parte del pensum oficial llevar más de una clase de idiomas además del inglés. El método más empleado es el uso de libros que oficialmente ya han sido aprobados por el distrito escolar o por el ministerio de educación. Estos libros contienen toda la información básica explicada con ayuda de imágenes y ejemplos para los chicos. Igualmente se suele utilizar la lectura de libros importantes para la literatura que han sido escritos originalmente en el idioma francés.

Ahora bien tanto para chicos y adultos una forma más divertida y social de aprender un idioma es por medio de la música. Este medio ayuda a entrenar el odio y a mejorar la pronunciación por que  la repetición es un  excelente medio de aprendizaje. No olvidemos que la práctica es la mejor forma de mejorar y  ganar confianza para hablar con soltura con un idioma que no es el nativo.

Libros recomendados para aprender francés

Como ya se mencionó con anterioridad los libros siguen siendo una de las formas más empleadas para aprender un idioma. Esto se debe a que fácilmente muestran toda la información y permiten realizar ejercicios escritos entre sus páginas  los cuales son de mucha ayuda. Estos manuales se pueden encontrar en diversas librerías de todo el mundo y en algunos casos se pueden encontrar en dos presentaciones en conjunto: impreso o como audiolibros.

TE PUEDE INTERESAR...

Para las personas más tradicionales los libros para la escuela secundaria bastan para adquirir la información básica. Para tener un mejor manejo de estos conocimientos y verlos en práctica en el desarrollo y descripción de situaciones se pueden leer cuentos y novelas para empezar. Un buen ejemplo de literatura francesa que se ha vuelto un clásicoy que se puede encontrar en la biblioteca de cualquier persona en el mundo es el El Principito de Antoine de Saint-Exupéry. Relata una historia muy curiosa acerca de un niño que vive en un asteroide B612. Al igual que este hay otros libros escritos en francés que permiten a los que están comenzando a estudiar el idioma comprender las reglas y usos gramaticales.

Música para perfeccionar francés

Para quienes necesiten más ayuda con la pronunciación es buena táctica utilizar la repetición de las frases que se dicen en las canciones cantadas en idioma francés. Esta práctica es muy útil puesto que gracias a las nuevas tecnologías es fácil llevar música en el móvil o ipod de manera que se puede tener un acceso inmediato y cómodo. Con solo ponerse un par de audífonos y escuchar con atención las letras de las canciones es el comienzo de una lección privada de francés.

Hay muchos ejemplos, en diversos cursos del idioma se suele empezar con el himno nacional francés llamado “La Marsellesa”. Se utiliza porque tiene un nivel de dificultad medio y es una buena forma de empezar a familiarizarse con la cultura del país. Por otra parte, algunos éxitos de temporada o algunos clásicos de siempre como las canciones del famoso cantante Charles Aznavour son un buen ejemplo como Hier encore o Emmenez-Moi.

Series y películas para aprender francés

Otra manera de aprender un idioma es disfrutándolo en la pantalla grande y la pantalla chica. Además, hay un excelente consejo. Trata de ver dicho contenido multimedia reproducido en francés y con subtítulos en francés. Así matas dos pájaros de un solo tiro. Podrás leer y a la vez escuchar. Hay que dejar en claro que esto no es tan útil para interactuar, ya que solo recibes información más no la emiten. Pero igual es una excelente manera de aprender.

Algunas series interesantes en francés son: Bref, Plus belle la vi, Engrenages, Les Revenants, Mafiosa y la serie Un village française. En cuanto al llamado séptimo arte (el cine) podemos dar las siguientes recomendaciones: Amélie, L’Atelier, Intouchables, La Vie d’Adèle, Les choristes y La Famille Bélier.

Trucos para aprender francés más rápidamente en Francia

Al visitar cualquier país es importante previamente investigar y familiarizarse con algunas costumbres del país al cual se traslada. En el caso de Francia es importante entender que es un país con una sociedad de adora la vida nocturna y que ama mucho su rica cultura gastronómica y artística. Si eres una de las afortunadas personas que ha decidido y que puede trasladarse a este país para aprender el idioma entonces debes aprovechar el momento.

Para empezar los primeros días de estadía se puede elegir visitar varios y distintos restaurantes o bares que no solo te permite familiarizarte con la comida sino también como es el trato entre las personas en este ambiente.

Es igual con los mercados y lugares de ventas que se suelen encontrar ubicados en las calles los fines de semana puesto que es la manera más directa de tener contacto con las personas locales. La vida de la sociedad francesa es muy rica en costumbres que es bueno ir conociendo de a poco a medida que pasan los días y no hay que desaprovechar ninguna oportunidad. Visita sus plazas, teatros, locales, museos y muchos otros lugares hermosos que se pueden visitar en cualquier época del año.

Comparte piso

Al momento de estar de visita en Francia es importante prestar atención a los detalles en cuanto a cómo es el trato entre las personas y como es el uso del lenguaje. Para poder tener una estadía tranquila y que se tenga una experiencia positiva lo mejor es tratar de tener una relación amigable y cercana con las personas que estarán allí. Diferentes temas de interés como deportes, moda, comida, política y otros más son una buena forma de iniciar conversaciones.

Cuando se es estudiante de una institución como una universidad es posible encontrarse con otros estudiantes extranjeros que igualmente se sientan nerviosos al estar en un lugar nuevo sin saber el idioma. Para los principiantes es bueno compartir piso con gente hable francés.

A compartir a diario con alguien, se aprende costumbres, modismos y costumbres se puede aprender nuevas expresiones que no se encuentran en los libros o diccionarios. Son hablantes nativos, por lo que podrás familiarizarte con los diferentes acentos y la forma en que se habla el francés en la vida real, no solo en los libros de texto.

Conoce gente en Francia con estas páginas web

Cada país está orgulloso de su identidad y el idioma es una de las características que conforman una. Los franceses presumen de su idioma y han ayudado a que en todo el mundo sea conocido como el idioma del amor.

Pero para algunas personas resulta difícil su pronunciación o diferenciar palabras por ello se hace necesario tener contacto directo con personas que lo hablan desde que nacieron.

Por eso, te puedes apoyar en portales de Internet para conocer gente en Francia. Algunos que pueden ser útiles son los siguientes: Expat.com, Skyrock, Mobifriends, así como portales de instituciones educativas o de turismo.

Mejores lugares a los que visitar para mejorar idioma en Francia

Francia es un país muy extenso en territorio y con una gran cantidad de población que en general se encuentra mayormente concentrada en las principales ciudades como París, Lyon o Marsella por mencionar algunas. La otra parte de la población se encuentra en las áreas rurales en hermosos pueblos pintorescos. Independientemente de dónde decidas pasar tus días en Francia estas opciones son por igual muy emocionantes.

En el caso de París que es la capital y se le conoce como la ciudad de la luz, esta se ha vuelto en la ciudad cosmopolita por excelencia en donde convergen personas de diferentes nacionalidades y orígenes. Su ambiente intercultural ayuda a aprender el idioma de una forma más fácil y relajada en un entorno seguro en donde todos buscan el progreso en diferentes áreas laborales. Es bueno enfrentarse al riesgo de aprender nuevos conocimientos en otro idioma.

Para aquellas personas con un presupuesto un poco más ajustado pueden elegir Lyon la capital de la gastronomía o a Marsella la capital del sol. Cerca de Marsella también encontrará las encantadoras ciudades de Aix-en-Provence y Toulon. En conjunto todas estas ciudades por sus lugares turísticos y universidades u otras instituciones educativas invitan al visitante a querer aprender mucho más.

Academias para aprender francés en Francia

No hay mejor estrategia que aplicar que ubicar academias para aprender francés en Francia. Si ya estás en la ciudad, lo más importante es aprender el idioma lo más pronto posible para poder desenvolverte con fluidez. Este hecho te abrirá un gran cúmulo de oportunidades, tanto de estudio como de trabajo, si así lo requieres.

En Burdeos se encuentra la escuela de idiomas France Langue. Está ubicada en la capital del departamento de Gironda. Es una zona de la ciudad muy elegante y bastante animada.

El edificio donde funciona la academia data del siglo XX y es un ambiente sumamente adaptado para lograr un aprendizaje rápido del francés. Cuenta con 10 aulas totalmente climatizadas y equipadas con ordenadores, servicio WIFI y una sala de descanso con jardines internos

Las clases son exclusivas y son dadas a grupos pequeños para optimizar el intercambio entre alumno y profesor.

La región donde se ubica es magnífica con playas y bosques de pino. También puedes contar con cursos de cultura, degustación de vinos y cursos de gastronomía.

Otra interesante academia de francés está ubicada en París, se trata de France Langue Paris Notre-Dame.

Puedes tener la oportunidad de conocer este hermoso lugar, la isla Cité y él panteón.  Sencillamente podrás conocer una de las capitales más hermosas del mundo entero.

La academia está ubicada en el centro histórico de París, en el barrio Latino. él inmueble donde funciona este centro de idiomas era un hotel que fue construido en el año 1880. Cuenta con espaciosas aulas muy luminosas, con una sala de estar. Las clases son muy dinámicas y te ayudarán a cumplir la meta que te has propuesto.

No podrás esperar para disfrutar, además, de un sin fin lugares históricos y turísticos, así como de lugares de esparcimiento como cafeterías, tiendas, museos y hermosos parques y jardines.