Leopold von Ranke. Biografía, sus aportes y obras

El historiador de origen alemán Leopold von Ranke es uno de los más importantes teóricos;  ya que influyó con sus métodos a la historiografía tal como se conoce hoy en día. También, tuvo influencia en la forma de enseñar académicamente la historia durante el siglo XIX; ya que fue el primero en realizar un seminario de este tipo. Es muy importante dentro de los estudios relacionados con la historiografía occidental.

Leopold von Ranke biografía

Leopold von Ranke nace en Wiehe, Turingia, Sajonia. Llega al mundo el día 21 de diciembre de 1795. Forma parte de una familia profundamente religiosa, quienes eran luteranos. La  mayoría de sus familiares se dedicaban al pastoreo y algunos como abogados. Él fue uno de los integrantes de la familia que pudo recibir educación formal al ser inscrito en el internado Schulpforta.

Decide seguir sus estudios de teología en la Universidad de Leipzig, aquí también tiene la oportunidad de realizar algunas traducciones; así como realizar trabajo filológico. De esta manera, pudo desarrollar los inicios de su técnica académica que le haría reconocido.

leopold von ranke biografia

Durante este periodo, es cuando estudia a fondo los textos de los considerados escritores clásicos antiguos. Demostró rápidamente que no seguiría la corriente de aquellos que preferían seguir la teología racionalista que se encontraba en auge durante ese momento. Tuvo interés por Lutero, a quien estudió tanto como persona como por su aporte como personaje histórico.

Se dedicó a impartir clases de secundaria entre los años de 1818 hasta 1825 y así comenzaría a dar clases de historia. De una manera entusiasta, impartió clases relacionadas a la historia de Alemania; así como también historia de la antigua Roma. Se basó en las ideas de Barthold Georg Niebuhr, de quien aprendería el método histórico científico moderno.

También, se dejó influenciar por las ideas expresadas por Johann Gottfried von Herder. Es así como entendió que la historia es un conjunto de crónicas que describen la evolución del ser humano a lo largo del tiempo.

Leopold von Ranke destacó en cuanto a sus trabajos relacionados a la historia de las religiones, siendo la mayoría de sus escritos un esfuerzo donde siempre trató de definir la manera cómo Dios pudo influir en cada hecho de la historia. Desde su punto de vista; un historiador no sólo era un maestro sino también un sacerdote que trataba de explicar la historia del hombre sin olvidar la omnipresencia de Dios. Fue un historiador convencido de que la evolución de la cultura a nivel mundial había dado como resultado que el conflicto entre la soberanía popular y la monarquía se resolviese de una vez por todas a favor de esta última.

Gracias a la excelente calidad de sus trabajos, fue promovido como profesor asociado de la Universidad de Berlín durante el año de 1825. Desarrolló una envidiable vida académica en esta casa de estudios durante 46 años, de los cuales desde 1834 a 1871 fungió como profesor titular de la cátedra de historia. El legado que dejó para sus alumnos fue tan importante que algunos de ellos también destacaron dentro de la misma área; así como en otras profesiones donde aplicaron su misma forma de entender la historia.

Ranke se caracterizó por ser una persona que estaba en contra de las ideas liberales. Se mostró contrario a las ideas políticas que profesaba Otto von Bismarck ya que consideraba que podía poner en peligro la continuidad de Alemania como estado. Igualmente, sucede que sirvió como consejero privado para diversos políticos.

El mejor momento profesional lo vivió durante los últimos años del siglo cuando fue ennoblecido en el año de 1865. Decidió retirarse de la vida política, cuando Frederick William IV en 1857 presentó su dimisión por enfermedad mental. Finalmente, también decide retirarse de la vida social en el año de 1871 cuando su esposa falleció. Durante sus últimos años, empezó a perder la vista paulatinamente; lo cual no le impidió seguir trabajando en sus investigaciones. Además, contaba con la ayuda de asistentes que también aspiraban a ser historiadores como él y le colaboraban al máximo.

Este historiador es respetado no sólo dentro de la rama de la historiografía, sino también es importante para los estudios de política y teología. Leopold von Ranke falleció a la edad de 90 años el día 23 de mayo de 1886 en Berlín.

En su país natal, Alemania, se puede encontrar en sus universidades cátedras dedicadas especialmente a él y a su trabajo. El mayor legado académico que dejo fueron sus métodos de investigación así como sus técnicas de capacitación para estudiantes de historia.

leopold von ranke aportaciones

Leopold von Ranke libros

La principal característica que se puede encontrar en el trabajo de Leopold von Ranke es que siempre trató de dar preferencia a definir algunos de los periodos históricos de los que se tiene menor cantidad de información, esto unido a la universalidad. Pero, ningún hecho tenía mayor relevancia que otro. Todos y cada uno estaban unidos como enlaces dentro de una cadena. También, defendía la idea relacionada a que siempre se debe realizar un análisis crítico de los relatos tradiciones que se cuentan a lo largo de la historia.

El primer trabajo con el que logró estar en el ojo público fue con “Geschichte der romanischen und germanischen Völker von 1494 bis 1514”, lo cual se traduce como “Historia de las Naciones latinas y teutónicas de 1494 a 1514”. Este trabajo publicado en el año de 1824, relata algunos hechos históricos a los que no se le había otorgado espacio dentro de otros libros de historia publicados con anterioridad. Se puede encontrar una descripción de como sucedió la lucha por el poder en Italia entre los Habsburgo y los franceses.

Los siguientes trabajos del historiador también representaron ser un importante aporte para el estudio de la historia universal. Por ejemplo, en “Fürsten und Völker von Süd-Europa im sechzehnten und siebzehnten Jahrhundert”, donde abordó los hechos acaecidos en el Mediterráneo cuando España y el Imperio Otomano se enfrentaron.

El periodo que abarca los años 1834 hasta 1836 fue muy productivo para el historiador; ya que desarrolló una gran cantidad de investigaciones. Con “Die römischen Päpste, ihre Kirche und ihr Staat im sechzehnten und siebzehnten Jahrhundert” se ganó el reconocimiento internacional, al ser considerado uno de los mejores libros de historia. Un dato curioso a destacar en este trabajo es que se atrevió a describir la institución eclesiástica católica como un centro de poder mundano, lo cual no ha estado exento de controversia.

Si bien el historiador destacó con sus trabajos de historia antigua, no sucedió de la misma forma cuando trató de escribir acerca de la historia y la política contemporánea. Para muchos, el resultado fue decepcionante ya que juzgó mal los desacuerdos políticos que estaban ocurriendo en aquel momento, los cuales se vieron fuertemente influenciados por los liberales. De este período se destaca la publicación de dos volúmenes de “Historisch-politische Zeitschrift” de los años 1832 y 1836, aquí se puede encontrar información donde el autor expresa su defensa a la política prusiana.

Sus siguientes trabajos demostraban que el autor sentía cierta contradicción entre los cambios políticos y sociales durante algunos movimientos políticos radicales. En general, se mostraba como una serie de relatos que trataban de explicar acontecimientos políticos de carácter complejo. Además, trata acercarse a problemas acaecidos dentro de una era cambiante.

De este periodo destacan sus trabajos relacionados a la historia de los siglos XVIII y XIX. Sus mejores trabajos son “Die deutschen Mächte und der Fürstenbund, 1871–72” del año de 1875. Igualmente, es notable “Hardenberg und die Geschichte des preussischen Staates von 1793 bis 1813” publicado en 1877.

Durante el período desde 1881 hasta 1888, trabajó en su idea más ambiciosa al tratar de realizar un compendio de toda la historia del mundo hasta el siglo XV, lo cual resultó en libros de nueve volúmenes. Sin embargo, resultó ser un compendio de historias que trataban de resumir la evolución de la cultura griega y en general brinda mayor importancia a la historia de Europa dejando marginado la historia de Latinoamérica y del resto de los otros continentes.

Leopold von Ranke aportaciones

El autor consideraba que la tarea del historiador es ser lo más objetivo dentro de lo posible, debe de tomar en cuenta todos los factores externos que suceden alrededor de un hecho histórico. Un historiador debe de relatar cómo fue realmente el hecho, viendo todo el panorama general, tratando de sortear las limitaciones impuestas por el tiempo así como también el lugar. Un historiador nunca debe de tomar partido o tomar preferencia, ya que esto no le permite analizar la situación y sus consecuencias de manera objetiva.

Su trabajo influyó en la investigación y escritura de la historia hasta la primera mitad del siglo XX. Desde entonces, sus discípulos y otros historiadores ―tanto nacionales como extranjeros ― han preferido elaborar sus trabajos dejando de lado el concepto de universalidad que tanto defendió Ranke. Y es que Leopold Von Ranke siempre defendió la idea del progreso en la historiografía, misma con la que redefinió los objetivos y métodos de la investigación histórica.

Deja un comentario