Convalidación de estudios y títulos entre Irlanda y España

Irlanda y España son dos países que ofrecen una gran variedad de oferta académica la cual atrae anualmente a grandes grupos de estudiantes provenientes de todas las partes del mundo. En ambos casos existen ciertas reglas y aspectos a considerar al momento de realizar alguna solicitud en alguno de los muchos institutos de educación ubicados en ambos países.

 

 

En comparación en los últimos años España ha reducido la cantidad de requisitos necesarios para que un extranjero forme parte de su sistema educativo. En el caso de Irlanda, es aún un país que sigue pareciéndose en cuanto a su sistema educativo al que se sigue en el Reino Unido. Antes del año 2009 en España se realizaban una serie de seis exámenes en los que se agrupaban cuatro asignaturas obligatorias y dos relacionadas con áreas especializadas. De esta manera se conseguía una puntuación media que es la que determinaba el ingreso a la universidad. A partir del año 2014 este requisito fue eliminado.

Sin embargo en cualquiera de estos casos hay muchos beneficios al tomar la decisión de empezar a estudiar o continuar los estudios sea en el nivel básico, primario o universitario. A continuación, veremos algunos de los aspectos más importantes

Las equivalencias desde primaria a universidad

Si bien en ambos países se sigue un sistema educativo que comparte más similitudes que diferencias es cierto que al momento de realizar las equivalencias de los grados hay características que son particulares de cada sistema. Como ambos países forman parte de la Unión Europea hay más beneficios y facilidades en cuanto al proceso general de convalidación, solicitud y visado del estudiante.

En general dependiendo del tipo de proceso, la cantidad de papeles, la institución y los estudios seleccionados habrá un tiempo de espera que tendrá como mínimo al menos 3 meses. Uno de los organismos encargados de estos procesos es la Red Europea de Centros de Información o los Centros de Información Nacional de Reconocimiento Académico también conocidos por las siglas ENIC-NARIC. Mediante el fácil acceso a su página de internet se puede tener toda la información básica necesaria para comparar todos los sistemas educativos y de calificaciones no sólo de Europa sino también a nivel global.

A continuación se muestra las equivalencias de estudios entre España e Irlanda:

TE PUEDE INTERESAR...
  • Ambos países tienen un grado primario compuesto por: pre-escolar de 2 años y primaria que se prolonga por 6 años dependiendo del estado en que se encuentre
  • En España la secundaria se cursa en 4 años y en Irlanda 3 años dependiendo del estado en que se encuentre
  • El bachillerato en España se cursa después de finalizar la escuela secundaria y tiene una duración de 3 años y en Irlanda de 5 años dependiendo del estado en que se encuentre .
  • En España para considerar que una persona ha culminado la primera y segunda etapa de su educación formal se debe tener aprobado un Diploma de Educación Secundaria o Graduado en Educación Secundaria. En Irlanda se le otorga al alumno un certificado de High School después de aprobar un examen de nivel avanzado o CME.
  • La culminación de estos estudios es esencial para poder cursar estudios a nivel profesional
  • Técnico superior en España tiene una cantidad de créditos académicos de 120 puntos
  • Un grado en España tiene una cantidad de créditos académicos de 240 puntos en el sistema internacional ECTS
  • En Irlanda la licenciatura tiene una cantidad de créditos académicos de 240 puntos como mínimo y dura entre 3 y 4 años.
  • Un máster en España tiene una cantidad de créditos académicos ECTS de 120 puntos, mientras que en Irlanda de 150. Los másteres en ambos países duran entre 1 y 2 años. El objetivo del Máster es especializar a los estudiantes en un campo específico, que corresponde al área estudiada previamente en los Grados.
  • Los doctorados por lo general se convalidan fácilmente porque se considera que tienen la misma validez

Dependiendo de la institución educativa y del estado donde se encuentre en ambos países las instituciones educativas tienen sus propias normas y condiciones para realizar la selección de las solicitudes de nuevos ingresos. Ambos países se caracterizan por tener un sistema descentralizado donde cada gobierno autónomo, localidad  y cada congregación religiosa influyen en la forma en que son manejadas las instituciones independientemente de su son públicos o privados. Igualmente hay otras normas que se rigen dependiendo a los acuerdos que se realicen en los consejos de universidades

El proceso de convalidación

Tanto España como Irlanda tienen sus propias instituciones encargadas de todos los procesos relacionados con el sistema educativo. En el caso de Irlanda existe el National Framework of Qualifications que es un centro que funciona a nivel nacional que sirve como guía a estudiantes irlandeses e internacionales para el proceso de revalidación de los estudios realizados fuera de sus fronteras. Mediante el acceso a su página web oficial se puede obtener la información necesaria para poder comenzar con el proceso.

En cambio en España para realizar la convalidación de los estudios hay que dirigirse al Ministerio de Educación, e igualmente para realizar las legalizaciones correspondientes se requiere también acudir a las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno. Si buscas convalidar tus estudios españoles en Irlanda o en caso contrario tus estudios de Irlanda en España en ambos casos se requiere los servicios de las Embajadas y Consulados de ambos países.

Igualmente es necesario acotar que para los casos de estudios los procesos no son los mismos para los casos de profesionales que buscan un empleo en otro país. Existen profesiones reguladas y no reguladas que para poder ser ejercidas se deben de cumplir una serie de requisitos que serán especificados en las instituciones respectivas. Para las personas que buscan el reconocimiento y ejercicio de sus estudios hechos en Irlanda hay que enviar los documentos al Ministerio de Educación e igualmente en Irlanda en la Agencia de Calidad y Calificaciones que forma parte del Departamento de Educación y Destrezas. Estos organismos son los únicos que pueden convalidar los estudios realizados en el extranjero.

Ambos países realizan una serie de pruebas es las que se pone a prueba los conocimientos que se hayan aprendido durante el curso de los estudios los cuales se deben ajustar al mínimo requerido por el otro país. Lo que se busca es probar la legitimidad de estos estudios y por ello la aprobación de este examen es decisivo para la continuidad del proceso de convalidación. Aparte se deben presentar una serie de documentos especificados a continuación:

  • Documentos que certifiquen la identidad de la persona solicitante. Actas de nacimiento, comprobante de nacionalidad o incluso un DNI pueden ser solicitados. Estos documentos deben ser expedidos por las autoridades correspondientes y oficiales de la nación de origen como legales
  • Documentos relacionados con los estudios cursados hasta el momento de la solicitud. Estas copias certificadas deben ser expedidas por las instituciones educativas con sellos y firmas oficiales
  • Documentos que demuestren y certifiquen la validez del record académico. Se debe especificar las notas de los estudios realizados.
  • La información mostrada en estos documentos debe corresponder con los requisitos y el tiempo estipulado para el curso de los estudios a los que se refieren. Se incluyen los planes de estudios y la carga horaria que serán necesarios para su comparación tanto en Irlanda como en España.
  • Copia compulsada de la equivalencia de notas de los estudios realizados por el solicitante para la adquisición del título, sin olvidar que estos documentos deben llevar la duración oficial, en años de estudios, planes de estudios seguidos de las disciplinas cursadas y de la carga horaria de cada una de ellas, los cual son tomados en cuenta en Irlanda y España.
  • Todos los documentos deben ser legalizados y apostillados en el Ministerio de Exterior del país

Cada uno de estos procesos requieren un tiempo para su realización por ello se recomienda comenzar al menos cinco meses antes debido a que en ambos países las instituciones trabajan de forma y en tiempos diferentes. En general la mayoría de estos servicios son gratuitos sin embargo algunos otros como las traducciones juradas, la emisión de notas en las instituciones educativas, copias certificadas y servicios notariales pueden que tengan un recargo extra.

Profesiones no reglamentadas en Irlanda

En varios países de la Unión Europea es común encontrarse con que no todas las profesiones para su acercamiento no se regulan bajo las mismas normas. En Irlanda el organismo encargado en el Departamento de Empleo y Aprendizaje de Irlanda del Norte también conocido por las siglas DELNI. En esta institución se guía a los profesionales de cada área para la revisión sus documentos y logros académicos

En Irlanda al igual de la mayoría de otros países de la unión se considera que las profesiones reglamentadas son aquellas que requieren de algún tipo de reconocimiento académico. Esto quiere decir que cualquier profesión aprendida dentro de una institución oficial como universidad o instituto tecnológico podrá ser considerado como un profesión reglamentada. Sin embargo, Irlanda del Norte e Irlanda del Sur no comparten las mismas reglas para todas las profesiones.

En general tener un título relacionado con la medicina y la enseñanza se adecuan a los requerimientos que deben cumplir las muchas profesiones reglamentadas. Otras profesiones como abogados, arquitectos, médicos, profesores, contadores y profesionales de diversas áreas como las ciencias y los negocios deben estar legalmente respaldadas por una institución educativa que haya emitido un certificado que garantice el aprendizaje de los conocimientos necesarios para su ejercicio. En caso contrario aquellas profesiones como asesores financieros por ejemplo no forman parte la lista oficial.

Se recomienda al momento de mudarse a otro país comenzar con las averiguaciones correspondientes a los certificados y títulos académicos con los que se cuenta. Para poder estar autorizado para ejercer la profesión hay que cumplir con todos los requisitos que se hayan impuesto. Se puede esperar que demuestres un cierto nivel de habilidades y competencias, que hayas completado una cierta cantidad de años de educación, e incluso que tengas características personales adecuadas para el trabajo.