Alquimia. Su origen y los alquimistas más famosos

Es común escuchar la historia de la piedra filosofal, la cual es el resultado de la alquimia. Este elemento era muy codiciado, puesto que supuestamente tenía la facultad de transformar metales en oro. En fin, se trata de una de las leyendas derivada de la alquimia, esa suerte de creencia medieval que tantas herencias nos ha dejado en la actualidad.

La alquimia es una proto-ciencia, esto quiere decir que es una creencia que vinculada la materia con la transmutación. Se piensa que en ella se encuentra el origen del desarrollo de la química como la conocemos hoy en día.  Por lo tanto, no es algo que pertenezca al 100% al mundo de la magia, sino que deja sus herencias en la ciencia actual.

En la práctica de la alquimia se entremezclan nociones tanto de astrología, espiritualidad, química, física e incluso el arte. Se volvió una práctica muy popular durante los primeros períodos de las civilizaciones pertenecientes al antiguo Egipto, Mesopotamia, Grecia, Roma, India y China.

El interés que despertó la alquimia se debe a que era un proceso que supuestamente permitía transformar cualquier elemento en otro, especialmente en oro. Además, conquistó connotaciones esotéricas al afirmarse que permitía obtener la capacidad de conseguir la inmortalidad. ¡Algo bastante ambicioso!

La creación del elixir de la vida era una de las metas más codiciadas por los alquimistas, quienes buscaban la posibilidad de curar cualquier tipo de enfermedad. Sin embargo, durante estos procesos de experimentación se lograron otros tipos de avances, casi por azar. Tal y como le ocurrió a Paracelso, quien realizó importantes aportes a la farmacéutica.

El mundo de la alquimia siempre estado rodeado de misterio.  Debido a la curiosidad que despierta, han sido muchos los autores quienes se han fascinado por la historia y desarrollo de esta corriente filosófica. Hay ejemplos como el libro “El Alquimista” de Paulo Coelho y “Harry Potter y la Piedra Filosofal” de J.K.Rowling.

Qué es la alquimia

De la práctica de la alquimia el resultado fue la creación de múltiples sustancias, técnicas, y procesos y herramientas que ahora son fundamentales para la práctica de diversas ciencias. Algunos definen a la alquimia como una filosofía, cuya finalidad eran desvelar los conocimientos relacionados con la naturaleza y el espíritu, quienes la practicaban buscarán la purificación interna. No era una simple brujería, como muchos piensan.

Algunos definen a la alquimia como una ciencia, otros como una corriente filosófica mientras que algunos otros dirán que es una corriente del pensamiento enfocada en el esoterismo.

TE PUEDE INTERESAR...

Esta práctica tenía el objetivo de desvelar información relacionada con la materia y sus propiedades. El objetivo era encontrar la clave de la transmutación, poder realizar cambios en la materia. Sin quererlo, los primeros alquimistas se convirtieron en los primeros químicos de la historia dado a que su constante búsqueda por respuestas y la práctica de experimentos sobre minerales, líquidos y gases. Todo esto les permitió encontrar información hasta esa época desconocida.

La alquimia siempre estuvo enmarcada por un halo de misterio dado a que los primeros alquimistas fueron muy celosos de sus descubrimientos, por ello crearon sociedades secretas en las cuales se transmitían mutuamente sus conocimientos. Solamente unos pocos elegidos eran los privilegiados de formar parte de estas sectas. Transmitían sus conocimientos por fuentes orales, por ello no hay muchas obras escritas las cuales se caracterizan por tener un lenguaje encriptado.

El principal objetivo de la alquimia era poder tener la piedra filosofal. Los alquimistas defendían la existencia de dos tipos de piezas filosofales. La primera era la piedra filosofal de color rojo, la cual supuestamente tenía la capacidad de transformar cualquier tipo de metal perteneciente a los considerados innobles, podían convertirse en oro. La segunda era la piedra filosofal de color blanco, la cual podía transformar estos elementos en plata.

Durante esta búsqueda, se realizaron experimentos cuyo resultado fue la creación de técnicas que ayudaron al desarrollo de la química como ciencia. Por ejemplo, la destilación es una de ellas la cual permite separar los componentes de un fluido. Otro resultado importante fuente la obtención del agua regia, la cual combina  ácido clorhídrico con nítrico el cual fue utilizado con la finalidad de disolver oro. También, la práctica de la alquimia permitió el desarrollo de importantes herramientas utilizadas en laboratorios que permiten la producción de diversas sustancias químicas.

Se considera que la química como ciencia remplazo a la alquimia a mediados del siglo XVII, cuando se publicará la obra titulada “El químico escéptico” del alquimista de origen irlandés Robert Boyle. En este libro el autor propone la utilización del método científico para el estudio e investigación de las ciencias.

Es importante decir que gran parte de los libros sobre tratados de alquimia se perdieron durante la quema ordenada por el emperador Diocleciano en el año 3500 ac. Estos documentos originales se extraviaron. Sin embargo, se tiene conocimiento de algunos de origen y egipcio que proceden del año 292 d.c.

El origen de la alquimia

El término alquimia tiene dos orígenes aceptados. En el vocablo griego “chemia” el cual hacía referencia a la “mezcla de líquidos” y en el término árabe “alkímya”.

La teoría más aceptada es que la alquimia tuvo su lugar de origen en el antiguo Egipto, ya que era una ciencia aceptada y practicada por la clase sacerdotal. Se piensa que el alquimista más antiguo fue el faraón Keops quien además es el autor del primer tratado sobre alquimia.

Si bien también es posible rastrear prácticas alquimistas en otras civilizaciones como la islámica, incluso llegando a la Europa medieval, siempre se consideró una pseudo ciencia la cual poseía características esotéricas y se consideraba que sólo era practicada por personas interesadas en producir el codiciado oro.

Algunos autores ubican el origen de la alquimia en las lecciones impartidas por los Neo-Platonianos. Ellos, durante el primer período de la cristiandad, enseñaron esta ciencia nueva que influyó directamente No sólo en la ciencia sino también en el arte. Esta práctica prevaleció hasta el siglo V, posteriormente durante la edad media hacía a finales del siglo XVII se renovó el interés por esta ciencia siendo el objeto de estudio de importantes personajes como Raymond Lulli y Roger Bacon.

La alquimia desde entonces ha estado fuertemente ligada a la Francmasonería, Debido a que ambas buscaban resultados similares como la inmortalidad y la búsqueda de un método para la transformación de la materia. Por ello, en la masonería se comenzó a realizar ritos que eran propios según a cada grado, en los cuales se involucraban simbología y métodos basados en prácticas similares a experimentos científicos. Una mezcla entre la semiótica, misticismo, metalurgia y la química.

qué es alquímia

Los alquimistas más famosos de la historia

Por igual, los alquimistas más importantes conocidos buscaban encontrar a la sustancia que permitiese convertir metales comunes en metales preciados. Pero durante sus procesos de experimentación, terminaron encontrando remedios que aportaron importantes descubrimientos para el tratamiento de enfermedades, que en algunos casos se utilizaron en farmacéutica. Los valores de la alquimia son fortuitos: los alquimistas buscaban algo y encontraban otra cosa.

Otro alquimista muy famoso es Zosimos de Panopolis, Es el autor de Los libros más antiguos de los que se tiene conocimiento que tratan acerca de la práctica de la alquimia. En el explica que en la alquimia tiene su origen en Egipto, practicada solamente dentro de la clase sacerdotal. Sin embargo, sus afirmaciones no tienen bases para poder comprobarlo. También, en sus libros se explica alguna de las técnicas utilizadas por los primeros alquimistas. ES por ello que son un documento valioso para el estudio del tema, un verdadero clásico en la literatura sobre la alquimia.

El hermetismo es una práctica de la alquimia occidental relacionada con el legendario alquimista Hermes Trimegisto, quien creó un sistema espiritual y filosófico el cual empezó a ser impartido desde la antigua civilización egipcia. Se piensa que es el responsable del movimiento esotérico llamado “Rosa Cruz“. Está vinculado al dios egipcio Thot, el regente de la sabiduría y de los escribas.

Es el autor de la tabla esmeralda, la cual contiene las primeras nociones de alquimia. Cuando las civilizaciones griega y romana tuvieron contacto con la civilización egipcia; la alquimia se expandió hacia otros territorios incluyendo Alejandría donde se practicó ampliamente. Los 42 libros de Hermes son una compilación de todo el conocimiento sobre alquimia. Ahí se explica la práctica y filosofía de la hermética.

Uno de los alquimistas más célebres es Paracelso, quien dió importantes avances para el desarrollo de investigaciones en medicina. Se considera que su trabajo influyó o directamente en la ciencia moderna tal como la conocemos. Al igual que él, otros alquimistas sufrieron el rechazo de la sociedad al ser considerados estafadores o mentirosos por sus prácticas.

El alquimista de origen árabe, Gerber, además también fue astrónomo y astrólogo. Es el autor de los primeros libros publicados que trataban acerca de la práctica de la alquimia. Otro importante alquimista fue Nicolas Flamel a quien se le acredita el descubrimiento de la piedra filosofal además de que posiblemente haya encontrado la manera de poder tener vida eterna

Uno de los alquimistas más controversiales de la historia fue el alemán Johanned Conrad Dippel. También trabajó como médico, teólogo y filósofo. Se dice que sus experimentos buscaban como transferir el alma a un cadáver lo cual se considera un mito. San Alberto Magno fue un alquimista que realizó importantes investigaciones dentro del campo de la astronomía y geografía

En parte la mala fama que tenían los alquimistas se debía a que estos tomaban prestados términos y símbolos propios de la mitología pagana pero también de la bíblica. El resultado era una mezcla entre la cábala y otros campos místicos y esotéricos. Si bien los alquimistas gozaron de esta dudosa fama, también sus métodos ayudaron al avance de industrias como la obtención de la pólvora, producción de pintura, metalúrgica, curtido de cuero y preparación de licores.

Deja un comentario