Cómo aprender a dibujar fácilmente. Paso a paso

aprender a dibujarAprender a dibujar es una de las metas que muchas personas desean lograr ya que se considera una habilidad preciada. Realizar dibujos que muestran detalladamente rostros, personas, paisajes u objetos es algo que solo algunas personas logran realizar, no sin antes haber practicado o realizar algún tipo de curso. En algunos casos, resulta ser una habilidad natural. No obstante, también es posible aprender a desarrollar esta capacidad por medio de la práctica, el esfuerzo y la constancia.

Querer dibujar correctamente puede ser una necesidad que se aplica a diversos casos. Ciertamente, puede ser una cuestión de gusto personal, ya que resulta divertido e interesante. Empero, también algunas personas lo aplican diariamente. Esta habilidad debe de ser practicada y perfeccionada para poder ser aplicada en trabajos como: dibujantes para proyectos urbanísticos, diseñadores gráficos, diseñadores de moda, ilustradores para publicaciones como libros y revistas, así como también aquellas personas que trabajan directamente en todo aquello relacionado con el mundo de la animación, bien sea para cine, televisión o videojuegos. Todas las profesiones mencionadas anteriormente, requieren que quien las ejecute maneje al menos las nociones básicas del dibujo aplicando técnicas diversas.

Sea cual sea la razón para querer iniciarse en el mundo del dibujo, en este artículo trataremos de explicar cuáles son los pasos que se deben de dar para iniciarse profesionalmente. Aprender a dibujar es algo en lo que cualquier persona puede incursionar, aunque no se posea una habilidad natural si es posible mejorar significativamente. Además, se incluyen consejos; así como también ejemplos de cómo se debe de dibujar en distintos géneros de dibujo como el anime y el manga. También, se explica cuáles son los recursos y materiales requeridos para poder practicar el dibujo.

Aprender a dibujar paso a paso

El primer paso que se debe de dar para iniciarse en el dibujo, es el de ejercitar la mano. Independientemente de si eres diestro o zurdo, los ejercicios que se mencionan a continuación funcionan por igual en ambos casos. Tener soltura, así como también un buen pulso, son dos factores determinantes a la hora de dibujar. Es por ello que una serie de ejercicios de repetición resulta ser muy útiles para lograr la soltura manual. Por ejemplo, se puede iniciar realizando una serie de garabatos sobre una hoja de papel, sin necesidad de estar realizando una forma específica. Lo que se quiere hacer es simplemente relajar los músculos de la mano

El siguiente paso es el de tratar de controlar la dirección del trazo, así como también la precisión. Por ello, se recomienda tratar de realizar líneas largas y paralelas entre sí en una hoja de papel con un lápiz. Este ejercicio consiste en tratar de hacer las líneas lo más derechas posible. Otra variación es la de realizar círculos consecutivos, tratando de mantener el mismo tamaño así como también que la circunferencia sea lo más precisa posible.

El siguiente paso para aprender a dibujar es poner en práctica las diversas técnicas de sombreado. Una de las más utilizadas este realizar una serie de líneas de trazos rápidos y de longitud corta, estos a su vez son cruzados por otra serie de líneas. Quizás, la más utilizada por su resultado más profesional es la técnica del sombreado difuminado. Para ponerla en práctica, se recomienda primero afincar el lápiz realizando trazados rápidos y consecutivos, para posteriormente ya poco ir dejando que el trazo se suavice hasta llegar a un punto en el que se pierde de vista. Se recomienda realizar esta práctica varias veces, dividiendo una hoja en diferentes secciones para luego comparar cómo se ha ido mejorando el trazo.

Ahora, se propone dibujar una serie de círculos a los para luego toca rellenarlos sombreándolos. Lo que se busca es crear un efecto visual que haga parecer la visión de una esfera, un objeto con cuerpo. De esta forma, se aprende a colocar luces y sombras sobre diversos puntos del dibujo, mismos que después seguirán siendo aplicados al seguir realizando otros ejercicios.

Finalmente, se propone comenzar a tratar de replicar objetos y formas reales sobre una hoja de papel. Algunos, prefieren comenzar tratando de calcar otro dibujo que también está en una hoja de papel. Es decir, tomando diversas medidas y comparando la técnica utilizada se pueden comenzar a experimentar según se dibuja. Quizás, para algunas personas también se torna útil tratar de calcar un dibujo colocando una hoja sobre el mismo y trazando las líneas que se observan del que se encuentra abajo.

TE PUEDE INTERESAR...

Aprender a dibujar a lápiz para principiantes

La técnica de dibujo más empleada es la que se realiza a lápiz. Este método es muy popular, sobre todo en la ilustración de bocetos ya que permite rápidamente crear resultados profesionales. Por otra parte, usualmente se recomienda comenzar a aprender a dibujar mediante esta técnica; ya que eventualmente permite mejorar la habilidad artística por su diversa y amplia variedad de herramientas utilizadas, así como por la posibilidad de crear un sinfín de resultados. Posteriormente; los principiantes logran encontrar su propio estilo.

Para dibujar a lápiz se requiere de materiales específicos, entre los que se encuentran los lápices de grafito de diferente dureza. Algunos, permiten realizar trazos de una forma más suave y son más oscuros; mientras que otros son más duros, y por lo tanto con ellos se crean trazos menos perceptibles a la vista. La combinación y aplicación correcta de cada uno de estos lápices les permite crear diferentes detalles. Igualmente, más cantidad de acabados al dibujo. De esta forma, es posible crear trazos profundos, sombras así como también pequeñas marcas más precisas.

Cada una de las técnicas empleadas en el dibujo a lápiz posee un hombre. La primera de estas se denomina Cross Hatching y consiste en realizar contornos creando diferencias entre texturas, tonos y sombría dos al colocar líneas paralelas. Cuando se cruzan entre sí las líneas, se crea un entramado cruzado. Sucede que mientras haya una mayor cantidad de estas líneas juntas hay mayor oscuridad. En cambio, sí se colocan menos líneas y más separadas se aprecia menos oscuridad y más espacio.

La Eclosión es una técnica que permite crear detalles con mayor precisión, lo cual implica el uso de pequeñas líneas que situadas juntas con la finalidad de rellenar espacios y creando texturas a la vez.

El Esgrafiado es otra técnica similar, pero en cambio se utiliza para crear sombreados. En el Stipping se utilizan líneas pequeñas como guiones que se juntan para crear otro tipo de sombreado y de color. El Scumbling consiste en crear rápidamente pequeños círculos de trazos seguidos, visualmente crea mayor suavidad sobre el dibujo y una textura mucho más lisa. Finalmente una técnica muy empleada es la del suavizado, la cual consiste en difuminar los trazos previamente hechos con una herramienta especial que es un lápiz hecho de papel, aunque también se puede hacer con la punta de los dedos.

aprender a dibujar

Dibujos de personas a lápiz

En la historia del arte el tema de la figura humana es uno de los más reiterados.  Por eso, muchos recomiendan ensayar dibujando el cuerpo humano.  Para ello, hay diversas técnicas. Por ejemplo, se insiste mucho en la proporción. Un ejemplo al respecto que la altura total del cuerpo suele ser la de “siete veces la altura de la cabeza”.

Cómo empezar a dibujar

Para empezar a dibujar, se recomienda tener el suficiente interés para hacerlo; así como tiempo, materiales de dibujo y un espacio destinado a su práctica de forma cómoda. Siempre se comienza realizando ejercicios que buscan mejorar el pulso de la mano, así como aprender a tomar el lápiz correctamente. Además, las primeras prácticas son muy abstractas y por ello se puede libremente aplicar toda la imaginación que se desea.

Posteriormente; se recomienda realizar estudios geométricos de cualquier objeto, persona, animal o cosa que existe en la realidad. Es una buena forma para empezar a practicar el uso de la proporción y de la composición. No obstante, sobre todo resulta ser la base con la cual podemos comprender como se puede dibujar correctamente respetando sus características físicas. Además, se recomienda practicar trazos de forma libre de manera que logramos tener más control.

Posteriormente, se empieza a realizar los primeros trabajos que tratan de imitar a personas y objetos, pero al ser los primeros es común que los resultados no sean los esperados. Eventualmente, se va ganando experiencia. Algunos, prefieren imitar dibujos directamente o calcarlos para aprender. Estas dos técnicas también son válidas durante el proceso de aprendizaje.

Aprender a dibujar personas

Para poder dibujar el cuerpo humano de forma correcta, hay que entender cuáles son sus proporciones a través del uso de la geometría. Por ello, se coloca un círculo para dibujar la cabeza, otro círculo más en la parte inferior para el cuello, un óvalo para el torso. Las extremidades son similares, para las piernas y brazos generalmente se usan cuatro óvalos. En las piernas, dos de ellos son muslo y pantorrilla, los otros más pequeños para las rodillas y pies, mientras que para los brazos son dos para brazo y antebrazo, y dos más pequeños para codo y mano. Algunos prefieren primero realizar una estructura de líneas como si fuese el esqueleto, para luego agregar estos óvalos para dar sensación de un cuerpo con masa.

Posteriormente, es posible añadir detalles más realistas, lo cual lleva tiempo y no es algo que se pueda hacer rápidamente. Por ello, recomendamos que separadamente se practique como dibujar manos, pies, torsos femeninos y masculinos; así como brazos y piernas, ya que cada uno de ellos tiene sus propias complejidades. También, se parte de la creación una plantilla base con formas geométricas. Los músculos del cuerpo crean en cada parte unos volúmenes particulares que deben de ser estudiados así como la textura de la piel.

Dibujos para aprender a dibujar

Otra manera de aprender a dibujar es copiar dibujos ya realizados. ¿Por qué hacer esto? ¿Qué ventaja tiene “dibujar dibujos” en vez de “dibujar el objeto de la realidad”?  Pues, sucede que se aprenden los efectos de dibujo, en vez de deducirlos con la práctica. En dado caso, siempre se recomienda, luego de un tiempo, pasar a dibujar objetos reales. De esa manera, el dibujante llega a desarrollar su propio estilo y no imita el estilo de otros dibujantes. 

Cómo dibujar un rostro humano realista paso a paso

Para empezar a dibujar o un rostro humano, se comienza dibujando un círculo, Ello se debe a que la forma básica es ésta. Posteriormente, se puede realizar dibujos más complejos cambiando las formas hacia unas más ovaladas o con base Triangular. Es importante entender que el cuerpo humano debe de ser visto con formas geométricas básicas que sirven de guía.

Se procede a colocar un óvalo en la parte inferior, el cual será el mentón, otros más hacia los lados para las mejillas. Como se está aprendiendo primero a dibujar un rostro de frente, es importante mantener la simetría, es decir, el equilibrio entre ambas mitades del dibujo. Después, se procede a realizar dos líneas: una en posición horizontal y otra en posición vertical dibujadas de manera de que se dividen las dos mitades. La horizontal servirá de guía para colocar los ojos. Por su parte, la segunda en vertical ayuda a tener una perspectiva mejor de dónde colocar la nariz.

Generalmente, los ojos se encuentran hacia la segunda mitad superior del rostro compartiendo espacio con la frente. La realidad es que la mirada se ubica justo por la mitad de la cara, casi cruzando la línea divisora hacia arriba. La línea central vertical sirve para crear diversas perspectivas según donde se coloque, es decir, puede ser un rostro de “tres cuartos” o con un  ángulo cenital.

Se procede a dividir el rostro en tres partes. Es así como crearemos el espacio donde se ubicará la quijada y mentón, boca y nariz y finalmente los ojos y frente.  La mirada es, posiblemente, el elemento más importante. Algunas personas tienen los ojos más separados que otros; por ello su ubicación queda a elección, pero conservando la simetría. Generalmente, la medida de la distancia entre los ojos es la misma para el ancho de cada uno de ellos. Ahora, se colocan dos líneas paralelas que parten de los lagrimales de los ojos. Tales líneas servirán de guía para saber el ancho de la nariz.

Se procede a colocar otras dos líneas paralelas. Cada una de ellas partirá del borde interno del iris de los ojos y servirán de guía para dibujar la boca. Es decir, las dos comisuras deben de tocar estas líneas, mientras que el centro debe coincidir con el centro de la nariz. El grosor de los labios de deja a elección, recordando que el inferior generalmente es las ancho que el superior. Se recuerda borrar las líneas guía para que el dibujo siempre quede limpio.

Para colocar las cejas, se recomienda trazar una línea que parte de esa de la nariz pasando por el borde externo del ojo. De esta forma, sabremos hasta dónde debe llegar la ceja en cada lado. Para colocar las orejas, se trazan dos líneas paralelas horizontales. La primera de estas líneas a la altura de los ojos; mientras que la segunda a la altura de los labios. Es así como sabremos en dónde ubicar las orejas. Estos pasos son los más básicos para la realización de rostros humanos dibujados. No obstante, posteriormente se recomienda agregar más detalles así como cambiar la posición del rostro.

aprender a dibujar

Material de dibujo para principiantes

Se recomienda que las hojas de papel no tengan una textura satinada. Por el contrario, se recomienda una textura más porosa que pueda absorber mejor el grafito o carboncillo. El papel bond es un buen comienzo. Después, se puede buscar un papel más grueso como el que se utiliza en los blogs para dibujo profesionales de cartulina. Los lápices básicos son los 2h y 3h, para hacer las líneas guía. Luego, hay usar el 2B, 4B y el 6B. No obstante, también se pueden añadir más así como una estilográfica. Es esencial tener una goma para borrar y una cuchilla para sacar la punta, si la persona se siente más cómoda con un sacapuntas no hay problema.

Lápices de dibujo artístico

Los lápices de dibujos básicos son los de grafito, cuyos trazos tienen un característico color grisáceo. Una gran variedad de marcas son las que fabrican estas herramientas. Siempre se recomienda comprar las más reconocidas, ya que de esta forma podemos tener resultados mucho mejores.

En el caso de los principiantes, basta con tener lápices de dibujo de las series H y B. Tales series se caracterizan por ser suaves y de trazos más oscuros (serie B), mientras que los otros (serie H) son de mayor dureza y sus trazos son más claros. También; hay gomas de borrar de diferentes durezas. Asimismo, sucede que lo más preferible es utilizar una hojilla para sacar punta a los lápices en vez de un sacapuntas, aunque eso de deja a elección personal.

Otros tipos de lápices también utilizados Son aquellos llamados sanguina. Su color es el resultado de un mineral conocido como hematíes con óxido de hierro. Su color es ocre o beige, así como naranja. Estos son muy empleados en dibujos para retratos; o con modelos ya que ayuda a resaltar los volúmenes. Por su parte, el carboncillo se considera imprescindible. Este se compone de brezo, sauce u otra madera ligera. El carboncillo muy utilizado ya que permite realizar trazos suaves, fácilmente, de un color intenso. Además, es agradable lograr crear luces y sombras por medio de la técnica de la superposición. Los dibujos creados con carboncillos se aprecian mucho más realistas 

También, está la piedra negra. La misma está hecha a partir de pizarra. Sus colores son de un negro profundo y mate. También está la mina azul, la cual es otro tipo de la pizarra muy utilizada por dibujantes de animaciones y cómic; ya que permite crear trazos casi invisibles, los cuales posteriormente pueden ser retocados al trasladarlos al ordenador. Crear bocetos a partir de este material permite borrar más fácilmente.

Dibujo artístico a lápiz

Generalmente, la creación de dibujo artístico a lápiz se centra en temas como el retrato, bodegón y el paisaje. El empleo del lápiz, con otras de las herramientas antes mencionadas, permite crear resultados únicos y hermosos, gracias a la gran cantidad de detalles que se puede añadir. El dibujante puede emplear toda su creatividad y destreza en este estilo.

Cursos de dibujo artístico

Actualmente, gracias al amplio mundo de la tecnología y del Internet, es posible encontrar tutoriales y cursos en la web dedicados al aprendizaje y práctica del dibujo en sus diferentes géneros. Recomendamos realizar una búsqueda en algunos de los principales portales como son Youtube o en blogs dedicados a estos temas. En tales sitios web se pueden encontrar excelentes recursos. Tal es el caso de videos, así como también publicaciones al estilo de manuales que muestran algunas de las técnicas.

Otros sitios dedicados a impartición de cursos de una forma más profesional como Coursera y Domestika también ofrecen buenas oportunidades para aprender. En estos casos, los estudiantes tienen la oportunidad de interactuar con otros alumnos y con profesores especializados. Al finalizar estos cursos y tutoriales, se hace la entrega formal de un certificado de que se realizó dicho curso. Los precios y las formas de pago son variados. En cada caso, aplican normas diferentes. Se recomienda elegir aquel curso que se adapte mejor a nuestras necesidades.

Aprender a dibujar manga

Japón es un país muy rico culturalmente y nos ha legado un importante compendio de estilos de dibujo y de animación que muchos tratan de imitar. El manga y el anime son dos de estos estilos, cuyas gráficas y formas narrativas han ganado a muchos fanáticos que también quieren aprender a dibujar de esta forma.

Es común en que estas dos a sean confundidas entre sí por sus similitudes. No obstante, ocurre que el manga se centra en retratar historia fantástica de una forma más realista, siendo las temáticas muy variada, siendo esa la razón por la cual no hay límites en cuanto al público al que están dirigidas. Por otra parte, sucede que el anime es comparable al cómic.  Se trata de una suerte de caricatura, o de cortometraje, inspirado en contenidos narrativos que son más centrados al público adolescente, e incluso similares a los musicales. Además, el manga tiende a tener un estilo más monocromo; mientras que el anime es mucho más colorido. 

Los materiales empleados para estos estilos de dibujos son muy amplios. Es por ello no se requiere precisamente de alguno en especial. Se recomienda conocer primero las bases de cada uno de estos géneros al observar los rasgos físicos de los personajes; así como también las formas en las cuales son representadas las escenas; ya que cada uno es posee un estilo propio. El primer paso para aprender a dibujar es tratando de imitar y algunos de los personajes favoritos diariamente. de forma que posteriormente te atrevas a realizar cambios transformándolos en personajes únicos.

Aprender a dibujar anime

Se recomienda primero estudiar los rasgos físicos, creando plantillas básicas tanto para la cabeza como para el cuerpo. Los personajes, generalmente, se caracterizan por tener grandes ojos que son muy expresivos, los cuales son un recurso muy utilizado ya que denotan comunicación. Y hay diferentes tipos de estilos de ojos, los cuales varían muchísimo de acuerdo a cada estilo de dibujante y del tipo de personaje que se trata de retratar.

Lo primero que hay que aprender es a agregar detalles a las formas básicas, es decir, cabello, ojos, manos, pies, boca, nariz y demás manteniendo la proporción. Posteriormente, es posible añadir detalles como ropa y accesorios; los cuales se caracterizan por tener volúmenes que van desde lo más pequeño a lo más grande. Generalmente, las chicas descubren sus largas piernas por usar ropa corta, mientras que los hombres suelen ser muy delgados, pero de siluetas proporcionadas. En ocasiones; las cabezas se aprecian un poco más grandes, mientras que las manos deben ser relativamente del tamaño de la cabeza, o un poco más pequeñas.

Categorías General

Deja un comentario