Cómo mejorar la memoria

mejorar memoria

El cerebro posee la capacidad de memorizar es decir almacenar información la cual es aprendida. A su vez, es posible recuperar estas experiencias; aunque en ocasiones la memoria puede desmejorar notablemente en caso de aquellas personas que presentan problemas fisiológicos del órgano cerebral, o en caso contrario, porque en no están constantemente practicando esta función. 

El cerebro, al igual que otros órganos y músculos del cuerpo humano, debe constantemente ser utilizado. Por ello, en ocasiones se escucha que para mejorar la memoria se deben de realizar ciertas técnicas que ayudan a que este proceso mejore notablemente. Incluso, una dieta más nutritiva, o realizar ciertas actividades físicas más saludables pueden repercutir positivamente. 

Por ello, en este artículo hablaremos exactamente de cuáles son las técnicas, hábitos, alimentación, prácticas  y cualquier tipo de actividad que promueva la mejoría de la memoria. Teniendo esto en cuenta, estableceremos cuáles son los mejores consejos según cada caso, es decir, para la memoria de corto y de largo plazo, para estudiar, durante el trabajo, memoria visual y mejorar la concentración. ¡Presta atención! ¡Es una información que te sirve de enorme utilidad!

Como mejorar la memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo es la facultad de poder memorizar, o simplemente recordar información que ha sido aprendida durante un periodo de tiempo de apenas unos segundos. Por ejemplo, si una persona se presentará otra y le informa cual es un hombre, sea a los pocos segundos se ha olvidado esta palabra sin dudas existen problemas con la memoria a corto plazo. Hay muchos factores que afectan negativamente a esta facultad. Un buen ejemplo de ello es el estrés, así como también la ansiedad. Sucede que ambos factores interfieren en el quehacer diario de la vida actual. ¡Ambos son negativos!

La mayoría de las personas, en todo el mundo, han padecido períodos cortos o largos donde ha prevalecido el estrés. Los químicos que el cuerpo produce durante un estado de estrés crónico intervienen directamente en la transferencia de información que sucede en el cerebro en relación a la memoria de corto y también de largo plazo. Se ha podido comprobar, por medio de diversos estudios científicos, que estas sustancias segregadas a causa del estrés destruyen las células cerebrales y sobre todo el hipotálamo. Esta región del cerebro se involucra directamente al proceso de formación de la memoria, así como también en la extracción de esta información. Por ende, es necesario cuidarla de los estragos del estrés!

Hay diversas formas de lograr notablemente de reducir los niveles de estrés diariamente. A algunas personas les sirve tomar pausas o espacios de tiempo necesarios para descansar durante el día. Esto, sobre todo, es todo útil si se está realizando un trabajo que causa estrés. Es necesario recordar que hay que establecer objetivos realistas. Por ello, es virtud mantenerse en calma y enfocarse en una sola tarea a la vez. 

También, funciona realizar ejercicios de meditación; ya que se ha podido demostrar que repercute en las condiciones mentales como la ansiedad, y depresión, e incluso en la hipertensión. Meditar diariamente ayuda a mejorar la concentración, la capacidad de aprendizaje, reflexionar así como también promueve el aumento de la creatividad. Es igualmente una manera eficaz de salvaguardar la memoria. 

TE PUEDE INTERESAR...

El proceso de almacenar información durante la memoria a corto plazo posee algunos puntos débiles. En la mayoría de los casos, se hace complejo poder recordar más de dos elementos y sólo es posible activar esta memoria para usarla temporalmente en determinado momento. Por ende, esto quiere decir que sucede durante segundos o minutos

Debido a lo antes dicho, una técnica para lograr aumentar la memoria a corto plazo es recordar y asociar, es decir, el ser humano puede recordar información que quizás no tenga mucho significado, no obstante sucede que la misma puede ser asociada con ciertos elementos de vital importancia para el individuo. Es decir,  dotarle a una información un significado más relevante a la vez que se forman grupos de informaciones asociadas es una estrategia muy útil. De esta forma, es posible recordar nombres, fechas o palabras e incluso realizar operaciones matemáticas.

Cómo mejorar la memoria a largo plazo

La memoria a largo plazo es la capacidad de almacenar información durante un periodo de tiempo superior a los meses o años. Esta capacidad del cerebro no está completamente desarrollada en todas las personas. Ocurre que en ocasiones se puede observar que algunos individuos presentan problemas para recordar ciertos hechos personales, así como información aprendida previamente. Hay diversos factores que repercuten negativamente; así como también otros que afectan de una forma más positiva. 

Debido a que la memoria a largo plazo, en general, es un proceso en el cual se fija información la cual es necesario memorizar a o aprender previamente. Por ello, se recomienda que para lograr memorizar por un largo periodo de tiempo, sucede que esta información es necesario contar con patrones de sueño regulares y profundos. Las conexiones sinápticas se fortalecen notablemente durante el sueño. Diversos estudios han podido comprobar que tomar siestas diarias, aunque sea de unos 20 minutos, aumenta la capacidad intelectual; no sólo de los adultos sino principalmente de los niños pequeños Dormir durante las ocho horas promedio establecidas afecta de forma positiva las horas previas de aprendizaje; así como también mejora la capacidad de reconocer los patrones de información, lo cual es esencialmente importante para el desarrollo cognitivo. 

También, se recomienda repasar información previamente aprendida cada cierto periodo de tiempo, lo cual demuestra que se puede experimentar una mejora en la memoria a largo plazo; e incluso a corto plazo. Igualmente, es recomendable tratar de ordenar la información de forma mental al crear mapas, con ayuda de la imaginación y la creatividad propia del ser humano es posible crear mapas imaginarios donde se encuentra toda la información que buscamos recortar. Los ejercicios mentales involucran incluso desarrollar la capacidad de una inteligencia mayor. Además, esto promueve el llamado pensamiento abstracto.

mejorar memoria

Cómo mejorar la memoria para estudiar

Para las personas que están en plena etapa de estudio la práctica de ciertas técnicas y realizar algunos cambios en ciertos hábitos puede mejorar notablemente la memoria para estudiar. Por ejemplo, realizar actividad física de forma moderada y con regularidad ayuda que los procesos que realiza el cerebro se regulen y, por decirlo de alguna forma, la mente se despeja. La explicación radica en que la actividad física aumenta el riego sanguíneo, lo cual es importante para un adecuado funcionamiento cerebral. 

Sobre todo, para los niños en etapa escolar se recomienda mantener un equilibrio saludable en las horas de sueño. Esto no sólo afecta positivamente al cuerpo; sino también ayuda a la recuperación después de períodos de esfuerzos agotadores. Una mente más relajada está más predispuesta a memorizar y a realizar prácticas de estudio

Para no fatigar al cerebro, se recomienda que los períodos de estudio no sean superiores a los 40 minutos, ya que durante este tiempo es posible que sea demasiada la cantidad de información nueva que el cerebro va a tener que procesar. Es por ello que la concentración, después de este período, disminuye;  así como también la capacidad de retención. 

Para estudiar, se recomienda realizar intervalos de descanso promedios de 10 minutos. Esto hace que la concentración mejore notablemente. Además, las horas de estudio deben de ser después de las 10 horas de la mañana, después de haber desayunado algo saludable y de haber realizado un poco de actividad física. Igualmente, no se recomienda extender demasiado las horas de estudio, al caer las primeras horas de la tarde se recomienda a disminuir el ritmo hasta de forma pausada llegará a un período de conclusión para afianzar la información aprendida. Realizar un repaso general de todos los bloques de información que se han estudiado hará que aumente la capacidad retentiva. 

Cómo mejorar la memoria de trabajo

En la mayoría de las actividades laborales, es necesario emplear la memorización para realizar ciertas actividades específicas. Es por ello en ocasiones se presentar deficiencia en la retención de información, lo cual  puede perjudicar la actividad laboral de un empleado. 

Ciertas tácticas pueden ayudar a que el cerebro realice el proceso de memorización de una forma más ágil. Un buen ejemplo de ello es realizar ciertos cambios en la rutina habitual en el lugar de trabajo. Es decir, si se le ha encargado a una persona realizar una actividad la cual puede ser hecha de diversas formas, es posible decidir intercalar estos métodos para ciertos días. 

Lo antes dicho mejora notablemente la capacidad de concentración; pero sobre todo ayuda a enfocarse a pesar de las distracciones. Los cambios en la rutina en el trabajo pueden incluso relacionarse con la reorganización del escritorio; ya que de esta forma al cerebro puede desvincularse a los hábitos anteriores y prestará atención a los nuevos detalles. Cualquier cosa que dote dinamismo al cerebro es de enorme utilidad.

A medida de que las personas envejecen, la atención va disminuyendo. Esto hace que sean más susceptibles ante las distracciones y por ello la eficiencia para realizar múltiples tareas se ve afectada negativamente. También, se recomienda en el caso de un trabajo monótono, como puede ser la organización o entregas de ciertos elementos o servicios, es perjudicial. Entonces, para evitar cualquier margen de error durante estas acciones se recomienda prácticas como prestar atención a los detalles para poner en funcionamiento todos los sentidos. Aprender a mejorar la memoria visual también es primordial, por ello se pueden realizar ciertas actividades de forma rítmica.

Por otra parte, la información que ya se maneja puede ser relacionada con la nueva. Este sistema de memorización facilita realizar mentalmente mapas conceptuales para manejar e información más compleja. De esta forma, es posible enfocar y comprender e ideas básicas y después relacionarlas con las más complejas 

Como mejorar la memoria visual

La memoria visual es una habilidad primordial, sobre todo para poder aprender nueva información y realizar ciertas actividades físicas. En algunos estudios, se ha demostrado que las personas que tienen una dieta diaria ausente de vitamina D pueden presentar problemas para este tipo de memoria. Por ello, se recomienda que estas personas, de forma moderada, se expongan al sol, ya que de esta forma a través de la piel es posible sintetizar esta vitamina, la cual debe ser suministrada al cuerpo no sólo por medio de suplementos vitamínicos. Una forma de saber si se padece la falta de esta vitamina es al observar la disminución del grosor de la piel. ¡Hay que estar atentos a ello! 

La asociación de ciertos recuerdos es una tarea eminentemente visual. Es por ello que sirve en ocasiones tratar de recordar ciertos rostros o detalles de situaciones o hechos previamente acontecidos. Entrenar lo suficiente la memoria es un factor muy importante, en tal sentido se recomienda realizar ciertos tipos de ejercicios que ponen en funcionamiento el cerebro, sobre todo aquellos procedimientos relacionados a la atención. 

Por ejemplo, practicar la oratoria así como también algunos juegos de mesa implica poner en funcionamiento la memoria visual. Es particularmente útil memorizar un discurso de larga duración en donde se expliquen una larga lista de temas, si éstos son leídos o expresados en voz alta ayudan a que el cerebro practique su memoria visual. ¡Un excelente ejercicio para el cerebro! 

mejorar memoria

Cómo mejorar la concentración

La capacidad de concentrarse, a pesar de estar rodeado de una infinita cantidad de distracciones, es una habilidad que no todos los individuos poseen. Dependiendo de una infinidad de factores externos, estos determinan la cantidad de información que sea posible recordar. Por ello, se recomienda siempre que para mejorar la concentración se tengan adecuados periodos de descanso y llevar una dieta balanceada combinada con ejercicio físico. Estos factores ayudan A que se oxigene el órgano cerebral. 

La práctica de ciertos tipos de deportes, dado a que cada uno posee ciertas normas, sobre todo las que se practican en equipos, hace que la concentración aumente positivamente. Esto sucede dado a que es posible recordar con más precisión determinada información. Además, la práctica constante ayuda a manejar de forma más eficiente las distracciones. 

Es importante recordar que algunos tipos de alimentos, sobre todo aquellos con altos niveles de cal y de grasa saturada, afectan negativamente a la habilidad de la concentración y la retención de la memoria. Ello se debe a que estas sustancias son transportadas hacia el cerebro por medio de la sangre. Tales sustancias pueden hacer que se bloqueen ciertas conexiones y por lo tanto algunas actividades cerebrales se ven ralentizadas.  Los cual afecta notablemente la capacidad de concentración. 

Dormir menos, o aumentar el consumo del azúcar, reduce considerablemente la concentración diaria. Los carbohidratos ofrecen una mayor cantidad de energía ilusoria, y su cantidad en exceso provoca la pérdida de la memoria y por consecuencia puede generar algunos trastornos neurológicos. No se recomienda el consumo de alimentos con exceso de cafeína. En dado caso, sucede que los alimentos ricos en vitamina B son los mejores aliados de la memoria y de la concentración. Tales alimentos, sin embargo, deben de ser consumidos combinados con otros alimentos que también aporten nutrientes variados. ¡La clave de una buena memoria y concentración también se apuntala en una dieta balanceada!

Categorías Consejos

Deja un comentario