Declinaciones latín. Definición y tablas

En latín los verbos pueden cambiar dependiendo del papel que tengan dentro de una oración, de igual forma cambian los nombres. No se puede hacer lo mismo con los sustantivos, contrariamente a los verbos que se pueden conjugar.

Dependiendo de cómo será empleado el sustantivo, será denominado como uno de los cinco “casos” que existen en latín, por eso son denominadas declinaciones latín. Tales casos indican si funciona como un sujeto, objeto u objeto indirecto por mencionar algunos de ejemplos. Por ello la práctica y la memorización de estas declinaciones es necesario al comienzo del estudio de esta lengua.

Realizar una traducción implica determinar cuál es la función del sustantivo en la oración. No sólo se trata de identificarlo, sino también de entender cuál es su relación con el verbo y con otros sustantivos. Una importante herramienta de trabajo al momento de realizar una traducción es tomar de referencia una tabla que contenga, al menos, las palabras latinas más comunes con sus respectivas declinaciones así como sus funciones.

Qué son las declinaciones latín

Las declinaciones en latín son las formas en las cuales se modifican a los nombres de acuerdo al género y al número. Por ello, cada uno de los principales casos (cinco más dos), implican que hay un patrón fijo con el cual se declinan. Al momento de iniciarse en aprender latín; es necesario estudiar y memorizar cada conjunto, para facilitarlo es posible notar que hay algunas reglas fijas aunque también existen algunas excepciones.

Cuando se habla de declinación, es una forma de decir conjugación dependiendo del uso del nombre y del contexto en el que se encuentra.

▪La primera declinación no incluye sustantivos neutros, sólo femeninos. Terminan en “ae”, igual que en el dativo singular y en plural para el nominativo y el vocativo.

▪La segunda declinación incluye sustantivos en masculino terminados en “us” y en “er”; además de neutros terminados en “um”. El genitivo es en “i”.

▪La tercera declinación es un poco más compleja. Los sustantivos son en masculino y en femenino además del neutro. El genitivo termina en “is” acabando en consonante, en nominativo, vocativo y acusativo tienen la misma forma en el singular, en el plural la terminación es “a”. El genitivo termina en “i” acabando en vocal, en el nominativo, acusativo y vocativo del plural terminan en “ia” y en genitivo del plural en “ium”

▪La cuarta declinación, se caracteriza porque los sustantivos pueden tener dos tipos de terminaciones en relación al género. Los macuslinos y femeninos terminan en “us” y en neutro terminan en “u”.

▪La quinta declinación tiene sustantivos en femenino (excepto “diez” y “diel”) y algunos solo son en singular.

A continuación, se muestra un clásico ejemplo de paradigma (todas las formas de inflexión), se utiliza este termino con frecuencia en gramática latina. La palabra “somnus” (dormir), es un buen ejemplo para entender cómo van variando las terminaciones en cada caso:

Nominativa somnus somni

Genitivo somni somnorum

Dativo somno somnis

Acusativo somnum somnos

Ablativo somno somnis

Locative somni somnis

Vocativo Somne somni

Como se puede observar, en el ejemplo anterior, declinar implica añadir sufijos a las raíces de palabras que son tanto sustantivos como adjetivos. La función que cumple la aplicación de estas normas es la de coincidir  gramáticamente en género y en número según sea en cada caso.

Declinaciones sustantivos latín

Hay cinco tipos diferentes de declinación en latín principalmente, a los que se suman dos más que algunos autores no mencionan en libros relacionados en el estudios del latín. Cada una posee sus propias características y usos que serán explicados a continuación:

  • Nominativo: Se utiliza cuando se va a indicar un al sujeto de un verbo finito, es común encontrar ejemplos en los diccionarios de latín y en genitivo con el fin de poder indicar a que declinación pertenece.
  • Genitivo: Se utiliza en caso de que el sustantivo en la oración modifica a otro elemento, sea mostrando propiedad o posesión y se puede entender cuando se acompaña de la preposición “de”.
  • Dativo: Es cuando un sustantivo es afectado indirectamente por un verbo, funcionando éstos como si fuesen objetos indirectos.
  • Acusativo: es cuando el objeto directo o el nombre se ve directamente afectado por el verbo.
  • Ablativo: también llamado caso adverbial, modifica al verbo en términos de tiempo, lugar, acompañamiento, etc. No siempre se utiliza con una preposición, tiene diversos usos y por ello no hay una traducción única. No hay medios estandarizados, pero si hay formas comunes de hacerlo al usar “desde”, “por” o “con”, sin embargo se recomienda analizar el contexto en el que se encuentra dentro de la oración para encontrar pistas.

que son las declinaciones latinas

El caso vocativo se utiliza cuando se hará referencia a una persona directamente, puede ser confundido con el caso nominativo. En el caso del locativo, se utiliza con la finalidad de mencionar la ubicación no sólo de ciudad, también de pueblos y de islas de pequeño tamaño.

Cada caso es distinto, aunque en ocasiones presentan algunas similitudes o confusiones al momento de tratar de realizar una traducción. A continuación; se mencionan algunas situaciones a tener en consideración:

En singular son idénticos tanto los casos nominativos como los acusativos.

En plural son idénticos y terminan en “a” tanto los casos nominativos como los acusativos

En la primera declinación, los nombres terminan en “a” y son del género femenino y singular

En la segunda declinación, los nombres en su mayoría son masculinos con terminaciones como “us”, “er” y “ir”.  Los nombres en neutro se identifican por su terminación en “um”.

En la tercera declinación, los nombres genitivos en singular terminan en “is”

En la cuarta declinación, los nombres terminan en “us” y son del género masculino, los que terminan en “u” son género neutro. Las excepciones son las palabras “manus” y “domus” que pertenecen al género femenino.

En la quinta declinación, los sustantivos terminan en “es” y pertenecen al género femenino.

Ejemplos

Ejemplos de casos nominativos que son de utilidad para entender el idioma latín:

Nauta en scapha est

El marinero está en el barco.

Ejemplos de casos genitivos:

Filia viri pulchra est

La hija del hombre es hermosa.

Ejemplos de casos dativos:

Puer de puellae rosam dat

El niño le da una rosa a la niña.

Ejemplos de casos acusativos:

Puer Puellae Puellae Rosam Dat

El chico esta dando una rosa a la niña.

Ejemplos de casos ablativos:

Cesar urbem gladio vicit

César conquistó la ciudad con una espada.

Tabla de declinaciones en latín

A continuación se muestra una tabla con las respectivas declinaciones de la palabra “terra”, traducido como “tierra”. Aquí se muestra el primer caso, como se puede apreciar poseen la terminación en “a” y usualmente gramaticalmente tienen el género femenino.

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo terr a terr ae
Genitivo terr ae terr arum
Dativo terr ae terr es
Acusativo terr am terr as
Ablativo terr a terr es

A continuación se muestra una tabla con las respectivas declinaciones de la palabra “hostus” traducido como “jardín”. Aquí se muestra el segundo caso, se puede apreciar que poseen una terminación en “us”, “r” (género masculino) y en “um” (género neutro).

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo hort us hort i
Genitivo hort i hort orum
Dativo hort o hort es
Acusativo hort um hort os
Ablativo hort o hort es
Vocativo hort e hort i

Es importante considerar que la “e” en la forma singular nominativa en solo una inserción para facilitar la pronunciación, se omite en todas las demás formas. Hay algunas palabras en que la “e” pertenece a la raíz propiamente dicha y no se puede omitir. Algunos ejemplos son: “gener” (yerno), “socer” (suegro), “puer” (niño), “vesper” (velada) y “liberi” (niños en formas plurales).

El tercer caso es el más difícil de aprender, la diferencia está entre las palabras latinas parisílabas e imparisílabas. Los sustantivos parisílabos tienes  la misma cantidad de sílabas nominativas y genitivas, los sustantivos imparisílabos en el genitivo tienen una sílaba más que en el nominativo. Hay que prestar atención en los sustantivos con dos consonantes antes de la desinencia, algunos ejemplos son:

Urbs – urbis (ciudad)

Mens – mentis (mente) (femenino)  

Mons – montis (montaña) (femenino)

Cor – cordis (corazón) (masculino)

A continuación un ejemplo de sustantivos parasílabos, tanto en masculino como en femenino.

Civis – civis (ciudadano) (masculino)

tabla de declinaciones en latin

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo Civis Cives
Genitivo Civis Civium
Dativo Civi Civibus
Acusativo Civem Cives
Ablativo Cive Civibus
Vocativo Civis Cives

A continuación un ejemplo de sustantivos parasílabos en neutro.

Mare – maris (mar) (neutro)

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo Mare Maria
Genitivo Maris Marium
Dativo Mari Maribus
Acusativo Mare Maria
Ablativo Mari Maribus
Vocativo Mare Maria

A continuación, se muestra una tabla con el cuarto caso usando de ejemplo la palabra “lacus” (lago). Como se puede observar, los nombres terminan en “us” (género masculino) y en “u” (género neutro).

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo lac us lac us
Genitivo lac us lac uum
Dativo lac ui lac ibus
Acusativo lac um lac us
Ablativo lac u lac ibus

A continuación se muestra el quinto caso donde se utiliza de ejemplo la palabra “die” (día), se puede apreciar que el género es el femenino y que estos terminan en “es”.

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo di es di es
Genitivo di ei di erum
Dativo di ei di ebus
Acusativo di em di es
Ablativo di e di ebus

Ejercicios

Cuando los nombres terminan en consonante, en algunas declinaciones no tienen una forma en particular para terminar en el nominativo singular. Algunos, como el siguiente ejemplo con la palabra “sol”, si poseen una forma establecida; mientras que otros son casos especiales como puede ser con la palabra “natio” (tribu). Algunos nombres que terminan en consonante tienen una terminación singular en nominativo en “s”.

CASO SINGULAR PLURAL
Nominativo sol soles
Genitivo solis solum
Dativo soli solibus
Acusativo solem soles
Ablativo sole solibus

Deja un comentario