Estos son los signos y síntomas de un dolor precordial

Este tipo de dolor suele aparecer en una amplia gama de enfermedades. Vale decir que puede ser desencadenado por problemas cardíacos, o de otra índole. Debido a que son muchas las causas que motivan este dolor, resulta necesario estudiarlo a fondo para saber qué problema de salud anuncia.

Hay que dejar en claro que el dolor precordial es un síntoma, no un signo. Es decir, no es la evidencia contundente de una determinada enfermedad. En realidad, es un rasgo difuso que puede compaginarse con gran variedad de cuadros clínicos. Por otra parte, es un dolor que puede tener cierto sesgo de subjetividad. Las personas lo pueden describir de manera distinta, según sea su percepción singular de dicha molestia.

Qué es dolor precordial

Se trata de un dolor que aparece en la zona central del pecho.  Este dolor puede presentarse de diversas maneras: como una opresión, constricción, pesadez o una suerte de tirantez en la región centro torácica. En ocasiones, puede irradiarse hacia los hombros, brazos y mandíbula.

Mucha gente cree que cualquier dolor en el pecho corresponde a un dolor precordial. Esto no es cierto. Por ello, la comunidad médica se ha esmerado en definir esta sensación. A continuación, damos una descripción de la misma para dejar en claro en qué consiste.

El vocablo precordial hace referencia a la zona del pecho que corresponde al corazón. Suele aparecer justo debajo del pezón izquierdo, siendo por lo general repentino. Lo importante es que suele ser muy central en el pecho, no se manifiesta en zonas laterales. No es un dolor en las costillas ni en el abdomen.

Lo antes dicho es esencial tenerlo en cuenta para saber cuándo se habla de un dolor de este tipo. Ahora, toca hablar de las causas de esta sensación, así como de otras consideraciones sobre este mismo tema.

Causas del dolor precordial

Ya hemos dicho que es un síntoma común a una amplia gama de padecimientos de salud. Por ende, su aparición hace que el médico  tenga que sospechar de muchas situaciones. Empero, las causas de un dolor de este tipo de suelen agrupar en dos categorías: 1) las causas de origen cardiovascular y 2) las causas de origen no vascular. Vamos, a continuación, a detallar estas dos categorías:

que el dolor precordial y su definición

TE PUEDE INTERESAR...

Causas de origen vascular

Son varias, siendo las que suelen despertar más temor por parte de quienes padecen de este tipo de dolor. Las razones vasculares que dan pie a este dolor son las que indicamos en el listado que presentamos a continuación:

  • El infarto al miocardio, siendo esta una situación grave que compromete la vida del paciente. Se debe descartar de inmediato un posible infarto de este tipo.
  • Angina inestable, misma que también debe ser revisada con la debida atención.
  • Aneurisma disecante en la aorta.
  • Igualmente, l puede aparecer cuando sucede una pericarditis y se gesta un taponamiento cardiaco.

Todas las causas de índole cardiovascular son bastante delicadas. Por ello, la gente suele asustarse cuando se habla de un dolor precordial. No obstante, antes de emitir las señales de alarma es necesario hacer un análisis integral del paciente. Hay que tener en cuenta que esta variedad de dolor en el pecho suele ocurrir por muchas razones. Varias de estas causas no son de talante cardiovascular, siendo las más frecuentes en estos casos las siguientes:

  • Una posible neuritis en la zona intercostal.
  • También se suele presentar este dolor cuando sucede un desgarro del músculo pectoral. Esto último suele ser bastante común en fisicoculturistas y levantadores de pesas. Igualmente, por golpes o traumatismos de diversa índole.
  • Cuando ocurren infecciones en la pared del tórax. No es algo que ocurre con mucha frecuencia, pero cuando sucede se generó un dolor como el descrito en los párrafos del presente texto.
  • Es un síntoma frecuente del derrame pleural, siendo este último una consecuencia de heterogéneos trastornos de salud. Un derrame pleural es una condición peligrosa. Sobre todo porque atañe enfermedades que son verdaderamente complicada para la calidad de vida y el existencia el paciente.
  • Otra razón habitual del dolor de tipo precordial es el neumotórax izquierdo.
  • Una mediastinitis, es decir, la inflamación aguda del mediastino. Esto suele ocurrir por gérmenes de se aprovechan de una perforación en el esófago.

Cuando un paciente se presenta con este tipo de molestia, el médico debe descartar todas las causas antes mencionadas. Todas pueden dar lugar al dolor mencionado en este texto. Por ello, es un síntoma que atañe la necesidad de indagar a fondo en la condición del paciente. El médico tratante debe evaluar muy bien el historial de la persona, para así saber sobre sus antecedentes de salud y saber de antemano las posibles razones del dolor en la zona del pecho.

Dolor precordial irradiado a espalda y brazo izquierdo

Cuando este dolor aparece en el brazo izquierdo, puede entonces sospecharse de la condición más temido ante este síntoma: el infarto al miocardio. Este último sucede por obstrucción de diversos grados en las arterias coronarias.

Cuando se trata de un infarto al miocardio, la intensidad del dolor es variable. Empero, se trata de un dolor persistente.  Se trata de una sensación opresiva, pero también puede ser urente.  Tiene un patrón de extensión que abarca la parte izquierda del rostro, la mandíbula, el hombro y el brazo izquierdo. Cuando ocurre un infarto al miocardio, la funcionabilidad del corazón suele quedar comprometida.

No obstante, el dolor en el brazo y sobre todo en la espalda puede deberse a un aneurisma disecante de la aorta. Esto sucede porque una pared de la vena aorta se debilita, lo cual genera un abultamiento en la porción debilitada, una suerte de cicatrización o hinchazón que impide el correcto flujo de la sangre.

En estos casos, se trata de un dolor de aparición siempre repentina. Se irradia con gran rapidez hacia la espalda, llegando a situarse en el área entre los dos omoplatos. Suele ser muy molesto al momento de caminar. En ciertas ocasiones, este mismo dolor suele irradiarse hacia el cuello, el hombro o el brazo izquierdo. Cuando sucede el aneurisma, el paciente a la vez padece de hipotensión, palidez, sudoración y nauseas.

Dolor precordial por ansiedad

La ansiedad puede generar el dolor que estamos estudiando en el presente post. Esto se debe a que esta condición genera una hiperventilación y por ende un aumento del tono adrenérgico. En este caso, el dolor se presenta a manera de punzada o de un peso sobre el pecho.  El dolor se suele irradiar hacia ambos brazos o solo el izquierdo.

Sucede que, en estos casos, el paciente experimenta una tensión por encima de lo habitual. Esto hace que el corazón trabaje de manera más afanosa, generando la hiperventilación que causa el dolor en el pecho. En estos casos, lo que se necesita es que el paciente se relaje. Solo de esa manera pasan los síntomas.

diagnostico diferencial dolor precordial y causas

Dolor precordial diagnóstico diferencial

Se conoce como diagnóstico diferencial al conjunto de procedimientos necesarios para lograr determinar el trastorno de salud que afecta a un paciente.  En este caso, se recomienda seguir los pasos indicados a continuación:

  • Conocer los antecedentes del paciente, para saber si ha padecido de problemas cardiovasculares.
  • Constatar si el dolor está focalizado en el pecho, o si se irradia hacia la espalda, brazos y mandíbula.
  • Cotejar la presión y temperatura del paciente, así como la intensidad de su ritmo cardiaco.
  • Percatarse si el paciente se encuentra bajo mucho estrés o algún tipo de depresión.
  • Pedir al paciente que describa la cualidad del dolor: opresivo, quemante, escozor, epigástrico, apical, etc.
  • Hacer de manera inmediata un electrocardiograma para descartar problemas en el corazón. Se trata de una de las primeras medidas para descartar un posible infarto al miocardio, siendo esta última la condición más peligrosa implica de la aparición de este dolor

Los pasos antes dichos, deben ser ejecutados en todo paciente que se remite con dolor de tipo precordial. Es una manera de ir acotando la gran variedad de causas de este síntoma. Hay que recordar que muchos problemas de salud desencadenan este dolor, por ello es importante ir descartando la mayor cantidad de opciones en un tiempo rápido.

Dolor precordial en niños

Sucede que en niños es una de las causas más frecuente de consulta en la pediatría.  No obstante, sucede que en los niños ―a diferencia de los adultos― los dolores en el pecho no suelen ser de naturaleza cardiaca.  En el caso de los infantes, se trata de etiologías benignas. Por lo general, obedecen a asuntos de musculares o gastrointestinales. Igualmente, se presentan muchas causas de índole pulmonares o somáticas por estrés.

Los padres suelen preocuparse en gran medida cuando sus pequeños presentan un síntoma de dolor en el pecho. No es algo que se deba descartar, ni que se deba tratar a la ligera. Empero, hay que dejar muy en claro que es poco probable que se trate de un problema cardiaco. Esto último, es lo que más suele atemorizar a las personas.

Categorías Medicina

Deja un comentario