Qué es un enunciatario y un enunciador. Definición y ejemplos

El enunciatario representa uno de los temas predilectos de la lingüística. Se trata de un concepto creado para comprender mejor el modo en que funciona la comunicación. Además, es un concepto sumamente utilizado en el mundo del lenguaje. Por ejemplo, a la hora de analizar obras literarias donde hay un juego importante con el uso del narrador.

En el presente texto, vamos a analizar la figura del enunciatario. La idea es dejar en claro a nuestros lectores lo que esto significa. Por ello, hemos hecho el esfuerzo de ser la más precisos posibles a la hora de detallarlo.

Qué es enunciador y enunciatario

Antes de avanzar, es necesario dejar muy en claro que el enunciatario no existe de manera independiente. En realidad, necesita siempre de la presencia del enunciador. Entre ambos configuran roles particulares en el proceso comunicativo. De hecho, uno no existe sin el otro. Además, en circunstancias tales como una conversación, estos roles se van alternando.

Hay que tener en cuenta que los conceptos de enunciatario y enunciador integran la disciplina que estudia el discurso. Por otra parte, son un par de conceptos también imbricados con la semiótica. En este caso, se considera que la persona que enuncia es el enunciatario, mientras que quien lo recibe, decodifica y describe es el enunciador.

Si bien es cierto que cada uno de los roles antes mencionados están separados, también sucede que desde el punto de vista de la lingüística ambos se unen en un sola figura conocida como la enunciación. Empero, para los efectos didácticos del presente texto ocurre que vamos a considerarlos por separado.

Se puede definir el enunciador como aquella persona que emite el discurso o mensaje. Se puede aseverar que es la fuente, de donde sale el mensaje. Por ende, es quien da inicio al proceso de comunicación. Algunos ejemplos de enunciadores son los siguientes:

  • Un aparato de radio o de TV, que libera un mensaje que debe ser captado por el público.
  • Un correo electrónico, el cual llega a un determinado remitente. Es el caso  típico de emisión de un mensaje.
  • En un salón de clases, el emisor es el docente que emite el discurso para que los alumnos lo logren escuchar.
  • Un político que dice un discurso ante su público, con el fin de lograr captar sus preferencias electorales.
  • Un cantante o grupo musical que hace un concierto ante un público, siempre con la intención de captar su atención y entretenerlos.
  • Un periódico con un mensaje en su página principal, en letras grandes, con la intención de divulgar una noticia.
  • Cualquier propaganda donde se procura difundir un mensaje, con la intención de un producto sea conocido entre el público en general.
  • Un sirena de ambulancia, cuya misión es anunciar entre el tráfico que se presenta una emergencia y por ende necesita que le abran paso en la vía.
  • El presente post, el cual envía un mensaje a sus lectores.

definición de enunciatario

Son numerosos los ejemplos que se pueden citar de lo que es un enunciador. Empero, el tema del enunciador no es el medular del presente post. En realidad, lo que nos interesa es ahondar en el asunto del enunciatario. Esta peculiar figura la pensamos describir a fondo en las siguientes secciones de este texto.

Enunciatario definición

Esta figura es tan esencial como el emisor. Todo emisor que lanza su mensaje o discurso sin un destinatario, en realidad no está haciendo ninguna comunicación. El verdadero factor de la comunicación se apuntala en la interacción. Cuando esta interacción no ocurre, entonces no se puede decir que el enunciadores te cumpliendo su misión. Tan solo es alguien que emite un discurso, pero al no tener receptor entonces se cumple un acto individual que no tiene nada que ver con el acto comunicativo.

Se define, en medio de un acto comunicativo, aquella persona que recibe y decodifica el mensaje emitido por el enunciador. Hay que agregar que un enunciatario no puede ser un sujeto pasivo. Por ejemplo, si alguien envía un correo electrónico y es abierto en una computadora… esta computadora se limita captar el mensaje. Por lo tanto, no se le puede dar al aparato electrónico a este rango.

Tampoco puede ser considerado como enunciatario una persona que recibió mensaje y sólo lo escucha o lo transcribe y por escrito. La verdadera misión de esta figura es interpretar el mensaje. Entenderlo bajo sus propias premisas. Ya que en el proceso de comunicación siempre influye la con la cultura del contexto.

De hecho, se considera que parte del trabajo del enunciatario es darle una nueva magnitud el mensaje emitido. Usarlo, reinterpretarlo, convertirlo en algo nuevo y enriquecerlo. Esta es la verdadera misión de esta figura, su enorme importancia en el proceso de comunicación.

Vale decirse que el enunciador y el enunciatario suelen intercambiar sus roles de manera constante. Esto queda claro en cualquier conversación. Alguien dicción mensaje, quien lo escucha lo interpreta y continuar hablando haciendo observaciones a lo indicado. La idea es que en el ir y venir de los mensajes y respuestas el contenido original se modifique, enriqueciendo se volviéndose más interesante complejo a lo largo del tiempo.

Si el enunciatario no existiera, el mensaje del emisor sería algo estático. Y precisamente uno de los roles de la comunicación consiste en dinamizar el mensaje. Por ende, el emisor también debe estar dispuesto a aceptar un feedback de aquello que pronuncia. En suma, podemos decir que la comunicación es un proceso de transformación, destinado que los mensajes sean juzgados dentro de una determinada cultura y puntos de vista; logrando así cambiar de enriquecerse.

ejemplos de enunciatario y enunciador

Enunciador y enunciatario ejemplos

Ya hemos dicho algunos ejemplos de estas dos figuras que participan en el proceso de comunicación. No obstante, vamos indicar otros casos. Nuestra intención es ser lo más didácticos posible, indicando la nuestros lectores la máxima cantidad de alternativas existentes en las figuras del enunciador y del enunciatario.

  • Cuando alguien envía un correo electrónico, quien lo escribe y lo manda con un destino es del enunciador. Por otra parte, es cierto que lo recibe un equipo de computación o un teléfono inteligente. No obstante, el verdadero enunciatario es la persona que lo lee lo interpreta.
  • Si un político de un discurso en público, entonces su enunciatario es colectivo. Las personas que lo escuchan captan el mensaje lo interpretan, tomando en base a ello ciertas decisiones. Con esto queremos decir que la figura no necesariamente es individual, sino también colectiva.
  • Si el presidente de un país lanzó un mensaje ante el congreso de dicha nación, entonces el enunciatario es colectivo e institucional. Se trata de otra versión de la figura que recibe el mensaje y lo interpreta.
  • En ocasiones el enunciador es colectivo. Por ejemplo, luego de unos resultados electorales se expresa un mensaje de la población transmitido a través del canal y formato del voto popular. Es decir, un enunciador colectivo manda el mensaje que indica como ganadora a una determinada persona de un proceso electoral.
  • El enunciatario también puede ser una máquina, una computadora o determinados artefactos que reciben un mensaje y lo interpretan utilizan. Por ejemplo, si a la distancia alguien envía unos comandos y unas claves a una computadora; y este aparato realizar determinadas acciones con el mensaje recibido, entonces se convierte en un ejemplo de enunciatario. Hay que recordar que este nunca es pasivo, siempre es activo, algo base con el mensaje recibido.
  • Un escritor es autor de una novela, siendo el contenido de este texto su mensaje y por lo tanto el escritor es el enunciador. Los enunciatarios son todas las personas que leen el libro y sienten que el mensaje los captar, los seduce, les parece interesante y es atractivo.
  • Cualquier valla publicitaria es ejemplo de un canal de comunicación, mas no es un enunciador. El verdadero enunciador es quien diseña y hace la valla para emitir un mensaje, siendo el enunciatario el público que captó el mensaje y aceptar comprar uno el producto difundido través de la propaganda.
  • Puede haber comunicación entre una persona y su mascota. Si un hombre le hace un silbido su perro y este obedecer la orden, entonces en este caso el hombre es un enunciador y el ánima la hacen las veces de enunciatario.
  • También puede suceder al revés. El perro empieza a ladrar porque tiene hambre, su sueño entiende mensaje le da de comer. En este caso, el animal es el enunciador y el hombre es el enunciatario.
  • Cuando se accionan las alarmas de emergencia en un edificio, la alarmas son el enunciador de la señal de peligro  y quienes corren a resguardarse son los enunciatarios.

Con los ejemplos antes indicados, se puede tener en claros los ejemplos respecto estado figuras que participan en toda labor de comunicación. Siempre son constantes. En toda comunicación, siempre hay un enunciador y un enunciatario. Si alguna de estas figuras no está presente, entonces la comunicación no se concreta y por eso no puede dar por válida.

Deja un comentario