Glúcidos: qué son, monosacáridos y ósidos

En Glúcidos: qué son, monosacáridos y ósidos, pretendemos dar a conocer de una forma sencilla, qué son, qué importancia tienen, cuántos tipos de glúcidos conocemos o cómo se clasifican. Posiblemente el término glúcido os sonará muy técnico, se trata de un término derivado del francés que a su vez proviene del griego «glykú» y su traducción sería «dulce». Otros sinónimos más conocidos por los que se conocen a los glúcidos son Azúcares, Carbohidratos o Hidratos de Carbono.

Los glúcidos son biomoléculas esenciales para los seres vivos ya que nos aportan la energía necesaria tanto para desarrollar la actividad neuronal como la muscular. Esta energía puede ser utilizada de forma inmediata o bien ser almacenada para cuando se requiera.

Los deportistas deben consumir alimentos ricos en glúcidos como por ejemplo la pasta, éstos ayudarán al deportista a la hora de realzar esfuerzos físico intensos como correr, jugar al futbol, etc.

Qué son los glúcidos

Como hemos comentado en las líneas anteriores, los glúcidos, también llamados Azúcares, Carbohidratos o Hidratos de Carbono, son biomoléculas orgánicas. Éstas están formadas principalmente por 3 componentes que son el Carbono, Hidrógeno y Oxígeno, aunque algunos compuestos también contienen otros bioelementos como el Nitrógeno, Azufre y Fósforo.

Su importancia para los seres vivos radica principalmente, en que actúan como reserva de energía aunque también otorgar estructura, tanto a nivel molecular, por ejemplo formando nucleótidos, a nivel celular, por ejemplo la pared vegetal o bien tisular, por ejemplo los tejidos vegetales de sostenimiento con la celulosa.

Podemos decir que los glúcidos, en función de la molécula de la que se trate, pueden servir como:

  • Combustible: Con la oxidación de los monosacáridos
  • Reserva energética: Como son los Polisacáridos llamados almidón y glucógeno, capaces de acumular gran cantidad de energía en su propia estructura. Esta energía excedente quedará guardada y podrá ser utilizada cuando se necesite.
  • Estableciendo estructuras: Como los polisacáridos, capaces de formar estructuras resistentes como son la quitina o la celulosa.

Osas o Monosacáridos

Dentro de los Glúcidos podemos distinguir principalmente, dos clases:

  • Los Monosacáridos u Osas
  • Los Ósidos

Los Monosacáridos también denomidados Osas, son azúcares simple ya que no pueden descomponerse por acción del agua o hidrólisis, para formar otros azúcares más sencillos. Éstos se pueden encontrar tanto en estado libre como formando parte de otros azúcares de composición más compleja, como son los Ósidos. En el caso de los Ósidos, los Monosacáridos u Osas son los sillares estructurales.

La estructura básica de los Osas o Monosacáridos es una cadena formada por átomos de carbono sin ramificaciones, donde todos los átomos de carbono se unen por medio de enlaces simples.

Uno de éstos átomos permanece unido a un átomo de oxígeno mediante un enlace doble formando un grupo llamado carbonilo, mientras que todos los demás átomos de carbono estarán unidos a grupos hidroxilo (los hidróxilos son grupos formados por un átomo de oxígeno y otro de hidrógeno).

Si como vemos en la imagen superior, el grupo carbonilo se encuentra en un extremos de la cadena carbonada, el monosacárido será un aldehído, recibiendo el nombre aldosa.

Si por el contrario, el grupo carbonilo se encuentra en cualquier otra posición, distinta de los extremos, el monosacárido será una cetona y por lo tanto recibirá el nombre de cetosa, como podemos ver en la imagen superior.

Los monosacáridos naturales, estarán formados por entre 3 y 8 átomos de carbono, siendo los de 7 y 8 átomos formas poco comunes. Dependiendo del número de átomos de carbono, los monosacáridos recibirán diferentes nombres como por ejemplo 3 átomos, triosas, 4 átomos,tetrosa, Pentosas los de 5, hexosas los de 6,..

Finalmente debemos decir que los monosacáridos son compuestos de color blanco, son sólidos, cristalinos, como hemos comentado solubles en agua y de sabor dulce.

Ósidos

Los glúcidos formados por varios monosacáridos reciben el nombre de Ósidos. Estos pueden ser holósidos, cuando están formados por monosacáridos exclusivamente o heterósidos, cuando además monosacáridos contienen otros componentes no azucarados.

Dentro de los holósidos existen dos tipos Oligosacáridos y Polisacários, éstos diferirán en función del número de unidades que los forma.

Oligosacáridos

Los oligosacáridos son holósidos (formados por monosacáridos únicamente) compuestos por un número reducido de monosacáridos, entre 2 y 10 y a su vez, unidos por enlaces glucosídicos, su denominación variará en función del número de monosacáridos que forman el oligosacáridos, así si son dos se denominarán disacáridos, tres se denominarán trisacáridos, cuando exceden de tres monosacáridos no se les suele dar ninguna denominación especial, simplemente se les llama Oligosacáridos, aunque tampoco sería un error llamar a los de cuatro monosacáridos, tetrasacáridos,etc.

La propiedades físicas de los oligosacáridos son muy parecidas a las de los monosacáridos, son de color blanco, sabor dulce, solubles en agua y sólidos.

La mayoría de los oligosacáridos conservan el poder reductor característicos de los monosacáridos. Este poder reductor residen en los átomos de carbono carbonílico y los pierde cuando éstos forman parte en un enlace glucosídico. Cuando dos monosacáridos se unen a través de un enlace glucosídico monocarbonílico, el disacárido que resulta de la unión tendrá poder reductor, esto es debido a que conservan un carbono carbonílico libre.

Si el enlace es dicarbonílico , el discárido resultante, tendrá sus dos carbonos carbonílicos implicados en el enlace y por lo tanto habrá perdido su poder reductor. En definitiva, los oligosacáridos, sin tener en cuenta su longitud, tendrán siempre poder reductor mientras conserven algún carbono carbonílico libre en alguno de sus extremos, éstos extremo se denomina extremo reductor. Los oligosacáridos más abundantes e importantes son los disacáridos.

Polisacáridos

Los Polisacáridos son glúcidos formados por un número más elevado (superior a 10) de monosacáridos, éstos se encuentran unidos entre sí mediante enlaces glucosídico. Cuando los monosacáridos que forman la molécula son iguales, el polisacárido resultante se llama Homopolisacárido. Sin embargo, cuando los monosacáridos que forman la molécula son distintos entre sí, es decir, tiene más de un tipo, el polisacárido resultante se llamará heteropolisacárido.

Los polisacáridos al contrario de los oligosacáridos, no tienen sabor dulce, además no cristalizan y tampoco tienen poder reductor. Su importancia radica en que puede servir como reserva de energía o puede aportar estructura al ser vivo que lo posee. La función que cumplan se determinará según el tipo de enlace que se haya establecido entre los monosacáridos que lo han formado.

Dentro de los polisacáridos, el almidón, el glucógeno, la celulosa y la quitina, son las más abundantes.

Heterósidos

Como hemos mencionado anteriormente al hablar de los Ósidos, los ósidos formados exclusivamente por monosacários, reciben el nombre de holósidos. Cuando los ósidos están formados po monosacáridos y por otros componentes no azucarados, reciben el nombre de heterósidos.

Dentro de los heterósidos, debemos nombrar a los glucolípidos y las glucoproteínas. Ambos son asociaciones covalentes de cadenas oligosacarídicas con lípidos, los glucolípidos y proteínas, las glucoproteínas.

Los glucolípidos y las glucoproteínas están presentes  principalmente, en la cara externa de la membrana plasmática. El peptidoglucano es otro heteósido un tanto especial ya que es el componente esencial de las paredes celulares bacteriana. El Peptidoglucano está formado por cadenas paralelas de un heteropolisacáridos en el que podemos encontrar alternas, unidades de N-acetil-glucosamina y de ácido N-acetil-murámico (ambos derivados dela glucosa), unidas de forma transversal por cadenas de aminoácidos mediante enlaces peptídicos.

También te puede interesar:

Categorías Biología

Deja un comentario