¿Qué es la indefensión aprendida? Síntomas y experiencias

En psicología se le llama indefensión aprendida a una condición mental caracterizada por la sumisión y falta de autoprotección por parte del paciente causado porque su estado mental le indica que no puede defenderse o que simplemente, se rinda ante cualquier situación de peligro.

Esta condición se manifiesta tanto en seres humanos como en animales que han estado sujetos a situaciones de maltrato, así como también de abandono provocando en estos individuos una conducta de indefensa total.

Para que esto ocurra la persona afectada ha estado viviendo de manera continua una situación de estrés causada por un estímulo adverso que pueden ser golpes o que la encierren por ejemplo. La causa del maltrato obliga a que la víctima no pueda escapar o evitarlo ocasionando que su mente aprenda que no debe actuar en defensa propia.

Por ello, después estas personas tienen un comportamiento pasivo independientemente de lo grave que pueda ser la situación. Esta inacción puede llegar al extremo de desaprovechar cualquier oportunidad de escape o de cambio.

Hay otros trastornos psicológicos que también están relacionados como fobias, depresión, timidez, soledad y ansiedad además de cualquier condición que haga que se exacerben. Es común observar este trastorno en niños y mujeres dado a que usualmente son con mayor continuidad victimas de maltratos de diferentes tipos.

Sin embargo, es importante aclarar que no todas las personas ni todas las mismas situaciones pueden causar este tipo de trastorno, depende en gran medida del carácter de la persona.

Si una persona posee un carácter o forma de pensar pesimista así como de forma natural poseer una actitud más apegada a la obediencia puede haber mayor probabilidad de padecer indefensión aprendida.

Es así como las personas que son más propensas a la subordinación determinan que ante cualquier situación de peligro o evento negativo lo interpretarán como una realidad ineludible y que no es posible de evitar.

TE PUEDE INTERESAR...

indefension aprendida tratamiento

Indefensión aprendida Seligman

La indefensión aprendida es causada por una experiencia previa traumática por la cual se desarrolla una expectativa cognitiva caracterizada por mantener una conducta pasiva, la persona afectada no tratará de evitar o enfrentar una situación o peligro similar posterior. Este tipo de comportamiento es observado no sólo en los seres humanos sino que también en los animales de diferentes especies

La primera vez que se habló acerca de ésta condición médica fue como resultado de los estudios que estaban realizando en conjunto Martin Seligman  y Steven F. Maier. Ambos psicólogos estaban realizando prácticas con perros a los cuales sometían a distintas pruebas con la finalidad de entender como reaccionaban a una serie de estímulos. Básicamente querían entender cómo la mente entiende el  peligro y cómo crea acciones para escapar o defenderse.

El experimento consistía en hacer que los perros estuviesen dentro de cajas de transporte los cuales emitían descargas eléctricas desde el suelo. La mitad del área interna estaba sin electrificar y además se colocaron cámaras para vigilar lo que sucedía adentro.

Se dieron cuenta que a pesar de poder evitar la descarga eléctrica con sólo cruzar una barrera a mitad entre un área y otra, los perros no hacían nada. Tampoco hicieron esfuerzo en tratar de escapar de la caja. Lo que lograron observar es que hay un comportamiento de indefención condicionado al hecho de esperar un estímulo externo específico al cual ya se había aprendido que hay que tolerar.

Ambos médicos decidieron realizar otros experimentos similares con perros también. Se dividieron a los animales en tres grupos, al primero se les colocaron arneses para que estuviesen con ellos por un tiempo determinada, después se les dejaba libres.

Al segundo grupo también se les colocaron los mismos arneses pero se sumó otro elemento, se les aplicaron descargas eléctricas las cuales podían evitarse al presionar un panel de fácil acceso para ellos con sólo tocarlo con la nariz.

Finalmente al tercer grupo se le sometió a las mismas condiciones a las que fueron sujetos los del tercer grupo, pero en este caso ellos no podían evitar las descargas. Después todos los perros fueron colocados en las cajas que inicialmente se empezaron a utilizar observando que de los tres grupos solamente los dos primeros intentaron y pudieron escapar del maltrato saltando la barrera. Los del tercer grupo no trataron de hacer nada debido a la experiencia previa de la cual ya habían aprendido a estar condicionados.

Indefensión aprendida en mujeres maltratadas

Las mujeres de sufren de maltrato por parte de sus parejas así como también por parte de familiares cercanos suelen padecer este tipo de trastorno. Lamentablemente hoy en día aún es común ejercer cualquier tipo de violencia o vejación hacia las mujeres solamente por su género. Usualmente, las mujeres que padecen de indefensión aprendida presentan también trastorno de ansiedad generalizada así como también depresión.

Es difícil administrar medicamentos y terapias a los pacientes que han sido diagnosticados dado a que no reconocen que tengan un problema de salud mental. Se puede afirmar que se acostumbran y creen que es normal vivir con los síntomas que presentan desde angustia hasta temblores o problemas para concentrarse. A medida de que el problema no es tratado a tiempo los síntomas estarán presentes como en un círculo vicioso.

Cuando una experiencia negativa sucede de forma repetida esto hace que se refuercen los sentimientos negativos que se relacionan a este hecho en particular. Eventualmente inclusive pueden empeorar facilitando la aparición de síntomas tanto mentales como físicos que harán que el individuo se sienta peor.

Es importante retirar a la persona del lugar donde está siendo forzada a experimentar maltrato así como también separarla de la persona o grupo de personas que están ejerciendo el ultraje.

Las personas con indefensa aprendida no suelen buscar ayuda por cuenta propia ni aceptan de forma voluntaria que les ayuden dado a que no piensan que sea posible. Por ello es importante el apoyo y ayuda que pueden brindar familiares y amigos que se han dado cuenta del problema. Es recomendable comenzar a buscar ayuda médica profesional de forma inmediata.

Indefensión aprendida niños

Durante la infancia ocurren hechos que están fuera del control de los niños y que no siempre resultan ser buenas experiencias o recuerdos una vez alcanzada la madurez o la etapa adulta. Durante este periodo es común que los niños experimenten situaciones de las cuales aprenden y que quedan guardadas en sus memorias como cuando aprenden a caminar, hablar, escribir y muchas otras habilidades que serán muy útiles para el resto de sus vidas. También aprenderán de situaciones inesperadas como caer de una bicicleta o por accidentalmente cortarse con una hoja de papel por ejemplo.

La indefensión aprendida puede comenzar muy temprano en la vida dependiendo del tipo de situaciones a las que son sujetos los pequeños. Si un niño es criado por un padre maltratador o una madre exigente, es posible que más adelante este individuo muestra síntomas de impotencia ante cualquier figura de autoridad. Si ya desde este momento entiende que nadie podrá ayudarles o rescatarles en la mente se asume como un hecho que no podrá ser cambiando en ningún momento.

Los niños, adolescentes y jóvenes que han sido diagnosticados con este trastorno poseen en común las siguientes características: pasividad, autoestima baja, timidez, falta de motivación, sumisión, frustración y no demuestran poseer intenciones de defenderse o protegerse a sí mismos. Los niños afectados cuando estén con su familia pueden comportarse de forma nerviosa y es fácil notar que están pasando por un periodo de depresión y de ansiedad.

Padecer de este trastorno a tan corta edad puede ser muy grave dado que las perspectivas a futuro son negativas al no ser atendido a tiempo y de manera adecuada. Si no es tratado, este individuo solo aceptará que no posee control sobre su vida y que no debe poseer expectativas positivas.

Una persona que cree no tener el poder de decisión o el poder de cambio en cuanto a su desempeño o disposiciones tiene pocas probabilidades de tener una vida normal. Esta rendición se debe a que parece que nada de lo que hace parece hacer ninguna diferencia y por ello dejará de intentar, inclusive perdiendo la motivación para intentarlo también en otras áreas de su vida.

como luchar contra la indefension aprendida

Como superar la indefensión aprendida

La indefensión aprendida es una condición compleja dado a los síntomas que se presentan así como también a las posibles repercusiones que tiene en la vida del paciente. Para comenzar a realizar un tratamiento adecuado se necesita de una intervención rápida desde el inicio temprano y también de la colaboración del paciente.

Es posible que la persona afectada no se reconozca a sí misma como alguien que padece una condición psicológica que requiera tratamiento. No todos responden a las experiencias de la misma manera. Algunas personas tienen más probabilidades sí enfrentan eventos incontrolable sea por factores biológicos y psicológicos que habrán que analizar con detalle.

La utilización de terapia cognitivo conductual es básica para lograr disminuir los síntomas. Eventualmente se comienzan a observar cambios favorables en el paciente mostrando una actitud más positiva, siendo más participativos y revelando interés en seguir sin darse por vencidos ante cualquier situación que se les presente.

La psicoterapia ayuda a superar comportamientos negativos relacionados con este trastorno, los mismos pacientes podrán identificas cuáles son sus pensamientos que están alimentando su comportamiento para sustituirlos por otros que les brinden mayor confianza y sensación de superación.

Deja un comentario