Diferencias entre Liderazgo formal y natural. Definiciones y ejemplos

Dentro del mundo de los negocios tiene vital importancia el liderazgo ya que es la función de la dirección de la gestión de una empresa. Cualquier entorno laboral requiere de la colaboración mutua de un grupo de personas que estarán usualmente a las órdenes de un jefe de grupo liderando la operación. Esta persona que está a cargo debe reunir una serie de habilidades y características que serán necesarias para llevar con éxito los planes a realizar.

El líder deberá ser capaz de fomentar la confianza y usar a favor las habilidades con las que cuenta cada uno de los integrantes de un grupo de trabajadores. Es verdad que se requiere de iniciativa, motivación, perspectiva y de cordialidad como base para ser un líder exitoso, sin embargo existen diferentes formas de llevar a cabo el liderazgo y una de ellas es el liderazgo formal.

El liderazgo formal es aquel que cuenta con el respaldo de las personas que estarán bajo el mando de quien esté al mando. Es elegido para el cargo formalmente al ser seleccionado por una gran cantidad de votos a favor y además estará al mando de una estructura organizativa ordenada. Se espera de esta persona que pueda cumplir metas que beneficien a todo el grupo.

Liderazgo formal definición

Un líder formal es aquel que es seleccionado para ocupar ese cargo de manera formal con la aprobación de las otras personas que también formarán parte del equipo de trabajo. Esta persona tiene los permisos necesarios para poder tomar decisiones así como para controlar todas las actividades de quienes están a su cargo. Además, trabajará gozando de autoridad organizativa así como deberá poder garantizar lograr cumplir los objetivos y metas que se le han confiado.

Un líder formal es elegido tomando en consideración que posee la capacidad de crear una comunicación fluida entre la gerencia y los trabajadores. Estará encargado de vigilar y cumplir con los programas establecidos por la gerencia así como hacer valederas las políticas de trabajo que son necesarios para mantener las operaciones en orden. También deberá garantizar que los intereses de los trabajadores sean tomados en consideración.

Formalmente; podrá establecer políticas que ayuden a inducir un ritmo de trabajo fluido mediante la táctica de crear en los subordinados un sentimiento de confianza y de entusiasmo. Este líder deberá tener la habilidad de analizar y de creer estrategias de trabajo basándose en poder sacarle máximo provecho de las cualidades individuales de cada integrante. La capacidad de organizar el trabajo tanto grupal como individual es una de sus funciones más básicas.

El liderazgo es el ejercicio de la influencia, autoridad y decisión con la finalidad de cumplir los objetivos propuestos por un grupo de personas. Se busca estimular a los seguidores para que estos se esfuercen y encaminen sus ideas, energía y habilidades para cumplir con las tareas necesarias. El énfasis está en la capacidad de un individuo para lograr tomar este puesto de control tomando decisiones asertivas.

diferencia entre liderazgo formal y natural

TE PUEDE INTERESAR...

Ejemplos de liderazgo formal

Dependiendo de la calidad de liderazgo que pueda proporcionar un líder podrá seguir ejerciendo sus funciones. En general cualquier tipo de líder debe poseer una serie de cualidades que son básicas como las siguientes:

  • Competencia profesional
  • Capacidad para mantener una buena comunicación
  • Personalidad
  • Estabilidad emocional
  • Iniciativa en la toma de decisiones
  • Creatividad
  • Responsabilidad
  • Habilidad para brindar apoyo y confianza
  • Capacidad para enseñar y brindar conocimiento
  • Sociable
  • Objetividad
  • Honestidad
  • Diligencia

Para algunas empresas así como para algunas personas que ya han dejado huella en el mundo de la industria y de los negocios el liderazgo se relaciona también con la gestión. Lawrence A. Appley lo veía de esta forma, aunque también es importante aclarar que no debe ser confundido con las funciones de la administración.

En los últimos años este tipo de cargo se ha vuelto más complejo dado a que se requiere un mayor grado de especialización debido a los cambios ocurridos en los métodos de producción así como en las organizaciones sociales modernas. Los intereses y propósitos de las gerencias y de los trabajadores han evolucionado. El éxito de una empresa depende de un liderazgo efectivo y son muchas las empresas que lo han logrado así como también gobiernos.

Se ha visto que algunas presidencias de países del primer mundo así como en empresas importantes que están relacionadas con el mundo de la tecnología tienen a su cargo líderes formales que pueden guiar a su equipo de la manera que se espera. Estos líderes suelen enmarcar las políticas y líneas de acción para iniciar cualquier cambio radical en ellas. Estos deben acumular confianza y entusiasmo en sus seguidores mediante la táctica de escuchar, entender y apreciar a quienes están a su cargo.

Por ejemplo, el presidente de una organización hace esfuerzos para mantener la armonía entre los vicepresidentes. Por otra parte los árbitros sirven como mediadores para mantener la armonía entre los miembros de los equipos que participan en un juego de deporte de cualquier tipo. La comunicación efectiva es la base para que cualquier liderazgo sea llevado con éxito.

Diferencia entre liderazgo formal y natural

Un líder formal en una organización, ocupa el puesto fijado por la administración o la gerencia, esta persona posee la autoridad para dirigir y controlar las actividades de sus subordinados. Un líder informal es elegido por los propios trabajadores pero no cuenta con el respaldo de la administración y por ello no posee autoridad para controlar las actividades de los trabajadores.

A diferencia de los líderes naturales, los formales no siempre poseen el reconocimiento ni la autoridad para lograr que sus subordinados sigan sus pautas de manera voluntaria. Usualmente estos líderes naturales sirven para ayudar a los líderes formales en caso de que sea necesario suplirles en alguna de sus funciones. Están a la disposición de ayudar a proteger y guiar cuando se les necesita. Dependiendo del tipo de organización que se tenga en un grupo de trabajo, se puede explicar la presencia de un líder informal como aquel que está a la disposición de fortalecer el liderazgo formal.

Otra diferencia que poseen ambos tipos de liderazgo es que el líder informal depende del líder formal para poder tomar decisiones así como también para tomar cualquier tipo de iniciativa. Libremente puede emitir opiniones y aportar ideas pero si estas se llevarán a cabo depende del líder formal. El liderazgo natural utiliza la creación de relaciones informales para lograr los objetivos tanto de la empresa como de las personas que laboran para ella promoviendo una colaboración más fluida.

Dentro del organigrama de una empresa no se contempla incluir a un líder informal, sí bien ni existen dentro de esta organización ni quiere decir que no poseen influencia. Puede haber varios líderes informales que funcionan para diferentes grupos dado que ganan mayor aceptación entre la población general de trabajadores. En algunos casos las empresas se benefician de la buena comunicación que puede existir entre los líderes formales e informales.

Como los líderes informales tienen mucha influencia sobre los trabajadores, pueden hacer que una acción de líderes formales sea inefectiva. Es necesario reconocer el valor y necesidad que se tiene de tener este tipo de liderazgos en combinación sobre todo para que los procesos de implementación de las decisiones ocurran sin contratiempos.

que es liderazgo formal e informal

Liderazgo natural y formal

Para muchos el liderazgo es una cualidad que no se aprenden sino que se posee de manera natural. Ello se debe a que no todas las personas tienen la capacidad de influir sobre otras para lograr cambios en sus creencias, actitudes o comportamientos. Las personas que quieren lograr un puesto de mando deberán estar dispuestas a tomar todas las responsabilidades que ello conlleva en cualquier situación. Se debe tomar en cuenta que la manera de liderar estará supeditada a las circunstancias.

Por lo regular se cree que el líder natural posee la capacidad innata de lograr la cooperación voluntaria de los subordinados con la parte directiva. De esta forma se puede logar en poco tiempo y con menor necesidad de utilizar técnicas de negociación un acuerdo mutuo de trabajo donde los objetivos comunes tienen prioridad. Este tipo de líder puede crear un vínculo más cercano entre los trabajadores y la gerencia, por ello su presencia dentro de un grupo de trabajo es muy útil.

Sin embargo, la diferencia entre los líderes naturales y los formales, es que los primeros no siempre tienen un respaldo formal y legal para el ejercicio de sus operaciones. Los líderes formales cuentan con mayor respaldo de ambas partes para tomar decisiones importantes así como para realizar cambios de cualquier tipo. Los segundos si bien tienen la habilidad de poder negociar y crear un ambiente de trabajo más proactivo no tienen la potestad de tomar decisiones sin antes realizar consultas.

Es posible que un líder natural tenga mayor capacidad de brindar motivación y moral a un equipo de trabajo dado a que posee las herramientas necesarias para influir en el comportamiento de otros. El liderazgo sirve como fuerza motriz para los esfuerzos grupales, por ello en ausencia de un liderazgo eficaz, ninguna dirección puede lograr los resultados deseados.

Deja un comentario