Qué es un Mapa Conceptual – Cómo hacerlo y Ejemplos

mapa conceptual

Un mapa conceptual es, básicamente, un sencillo esquema donde se ordenan las ideas organizadas gráficamente a través de la utilización de enunciados. Se ha convertido en una de las herramientas de estudio más importantes, ya que permite organizar de una forma mucho más simplificada conceptos, así como también enunciados los cuales pueden ser reforzados. Estos mapas funcionan ayudando a relacionar conceptos, así como también ideas por medio de la utilización de conectores sean palabras o gráficos. Estos mapas, además, ayudan a complementar una idea pasando desde lo General a lo específico.

Un mapa conceptual implica hacer más que un esquema.  En realidad, sucede que este tipo de mapas son el resultado de la interpretación y el análisis a profundidad de un tema, con la finalidad de que sea más fácil comprenderlo. Tienen una estructura cognitiva, lo cual quiere decir que son desarrollados de manera que se pueden seguir incluyendo más ideas y conceptos vinculados al tema principal.

A continuación,  en este artículo especificaremos cuáles son las características de los mapas mentales, así como también indicaremos cuál es la forma correcta de realizarlos. Describiremos cuáles son los elementos que integran un mapa conceptual. Asimismo, estableceremos las diferencias entre éstos con los mapas mentales y daremos consejos acerca de cuáles son las herramientas web y programas que ayudan a crear los de forma más rápida este tipo de mapas. ¡Invitamos a nuestros lectores a repasar los párrafos que se presentan a continuación!

¿Qué es un Mapa Conceptual?

La concepción de los mapas mentales surgió a raíz de la conclusión a la que llegó un profesor de la universidad de Loyola, llamado Joseph D. Novak. La forma en la cual las personas descubren y aprenden nuevos conocimientos implica pasearse por medio de un proceso receptivo, lo cual quiere decir que se emplean habilidades como la memorización y la organización de ideas. El empleo de una técnica que ayudarse a hacer más eficiente el proceso de aprendizaje en las escuelas, a través a del ordenamiento de las definiciones y de los conceptos, sería la clave para una aprendizaje activo.  Este es el germen el uso de los mapas conceptuales como herramienta de trabajo y aprendizaje.

Un mapa conceptual se define como un diagrama, o un tipo de esquema. el cual se emplea para poder comprender un tema en específico gracias a que se puede visualizar las relaciones que existen entre las diversas ideas y los conceptos que están relacionados al tema principal. Es así como los mapas conceptuales ayudan a organizar cada uno de estos conceptos e ideas, siempre a través de una estructura jerárquica. Se utilizan palabras conectoras las cuales ayudan a crear enlaces y establecer relaciones.

También, sucede que a los mapas conceptuales se les suele llamar diagramas conceptuales, y en ocasiones son confundidos con los mapas mentales. Hay diversos tipos de diagramas, los cuales ayudan a simplificar y ordenar ideas o conceptos relacionados a un tema. Es por ello que entre este tipo de representaciones gráficas hay similitudes. Cada uno de estos tipos de mapas posee características específicas, las cuales los hacen diferentes de otras herramientas de estudio que también son de talante visual.

Características de los mapas conceptuales

Los mapas conceptuales se caracterizan por crear patrones entre cada uno de los conceptos que la integran. Cada uno de estos es designado de acuerdo a un valor jerárquico,  el cual a su vez está conectado entre sí por medio de palabras conectoras. A su vez, ocurre que se utilizan frases, o también palabras, que sirven de enlace para describir la relación entre dos conceptos, algunos ejemplos podrían ser las palabras: “incluye” o “causa”.

TE PUEDE INTERESAR...

Los mapas conceptuales, a su vez, pueden estar estructurados de dos formas distintas. Las mismas son las que mencionamos a continuación:

  • Una estructura proposicional es aquella cuyas proposiciones son significativas ya que en ellas se incluyen más de dos conceptos que están conectados entre sí. Cada una de estas declaraciones pueden llamarse unidades semánticas o de significado lo cual quiere decir que se expresa visualmente en conjunto cada proposición.
  • La estructura jerárquica se caracteriza en conceptos que van desde las ideas generales a las más específicas ubicándolos en posiciones de prioridad de acuerdo al valor que tenga cada uno de ellos. Por ello generalmente los mapas conceptuales están diseñados para ser leídos desde la parte superior hasta llegar a la inferior.

Algunos mapas y conceptuales integran el uso de una pregunta de enfoque, la cual ayuda a definir el tema principal o el problema que se va a abordar. Al formular una pregunta de este tipo, es posible realizar un diseño el cual ayude a guiar hacia la dirección correcta. Es por ello que se debe de ubicar en la parte superior para utilizarse como punto de referencia. También, ocurre que se utiliza una lista en donde se incluyen los conceptos clave ordenados por categorías, siempre empezando por el más general hasta llegar a los conceptos más específicos. Esta lista lleva por nombre “estacionamiento”, siendo de gran utilidad en esta herramienta gráfica.

Finalmente, no hay que olvidar que los mapas conceptuales utilizan enlaces cruzados. Este tipo de enlaces ayudan a establecer relaciones entre cada uno de los conceptos que la integran. Cada uno de ellos puede pertenecer a diferentes dominios, lo cual a rasgos generales permite tiene en una visualización más completa del tema en general y de cada una de las ideas. Estos enlaces permiten crear de una forma más ordenada la estructura jerárquica, siendo sin duda de enorme utilidad.

mapa conceptual

Elementos de un mapa conceptual

Nos referimos a elementos a aquellas partes que son fundamentales para la creación de la estructura de un mapa conceptual. El primero de ellos, a considerar, son los conceptos. Estos conceptos ayudan a identificar nombres, objetos y eventos; además de otras ideas. Básicamente, sucede que un concepto se refiere a una serie de palabras utilizadas para poder describir y designar una imagen general, aunque siempre en relación a aquello que trata de describir. 

Otro de los elementos fundamentales son las palabras utilizadas de enlace, las cuales ayudan a establecer categorías. Estas palabras pueden ser preposiciones, conjunciones, verbos y adverbios; como es el caso de los siguientes ejemplos: dónde, por y cómo.

Sin dudas, sucede que los elementos clave que hacen que sea fácilmente reconocible a un mapa conceptual de otros tipos de esquemas similares, son el uso de líneas y deflectores. Estos elementos gráficos se usan para poder establecer relaciones entre cada uno de los conceptos y le acompañan a las palabras enlace. Usualmente, se emplean con la finalidad de representar una relación cruzada entre dos conceptos o más.  Permiten hacer la red de conexiones que son tan típicas de estos mapas.

Páginas web y programas para crearlos

Hay una amplia variedad de programas que se pueden emplear para crear los mapas conceptuales de una forma más simple y rápida. Una de las herramientas web más recomendadas es Lucidchart. Este editor permite crear mapas conceptuales con mucho estilo, con rapidez e incluso facilita compartirlo con otros usuarios. Se puede utilizar de forma gratuita y permite exportar cada archivo en distintos formatos entre los que se incluyen el PDF y también las imágenes en JPG, ya que son los formatos más empleados. 

Por otra parte, no se puede negar que el programa más popular ―y que más se emplea para crear estos mapas― es Microsoft Visio. ¿La razón? Pues, debido a que incluye múltiples herramientas de edición que resultan ser muy útiles para quienes desean realizar trabajos formales con fines académicos. Igualmente, sucede que Power Point es otra opción sobre todo para quienes necesitan realizan una presentación. Ambos incluyen plantillas previamente diseñadas, las cuales sin dudas facilitan aún más el proceso de elaboración de un mapa conceptual.  Por eso, son programas muy recomendados para esta actividad.

Utilidad y beneficios

Se recomienda ampliamente la utilización de los mapas conceptuales sobre todo durante el momento de estudiar temas que resultan complejos para el estudiante. Es importante recalcar que el cerebro humano puede procesar información visual aproximadamente 60 mil veces más rápido de lo que podría procesar otro tipo de información, como el texto o en audio. Por ello, siempre los mapas conceptuales resultan ser una herramienta eficaz tanto para organizar, así como también para representar conceptos y temas. Estos temas siempre funcionan ayudando a visualizar cada uno de los elementos relacionados, permitiendo comprender mejor.

Cuando un estudiante que emplea el uso de un mapa conceptual, puede representar visualmente cada idea y estableciendo conexiones que permiten tener una mayor retención de conocimiento. Estos diagramas se han vuelto muy populares en escuelas y en institutos de educación superior. No obstante, ocurre que también se emplean en ambientes laborales ya que simplifican mucho el análisis y el estudio de un problema específico.

Los mapas conceptuales aportan múltiples beneficios sobre todo durante el proceso de aprendizaje inicial ya que facilitan la comprensión de un tema desde un punto de vista visual. Y además, resultan ser una excelente forma de resumir información ya que se puede, gracias a su formato, seguir integrando nuevos conceptos a la estructura inicial; así como también retirar antiguos conceptos. También, no hay que olvidar que los mapas conceptuales ayudan a promover la investigación de nuevos conceptos, e incluso al momento de comunicar la información incluida en un mapa conceptual se accede una forma más explícita y concisa.

Tomando en consideración los beneficios anteriormente explicado, se puede afirmar que los mapas conceptuales resultan ser la herramienta de estudio ideal no sólo para los estudiantes sino también para los profesores. Los mapas conceptuales sirven para consolidar el conocimiento que se tiene acerca de un tema; pero también son una forma de enseñar a que se desarrollen nuevas habilidades de aprendizaje por cuenta propia. En conclusión, podemos aseverar que los mapas conceptuales sirven para presentar, evaluar y consolidar información.

Diferencias entre mapa conceptual y mental

En ocasiones, se confunde a los mapas conceptuales con los mapas mentales porque poseen similitudes. Los mapas conceptuales se usan con la finalidad de representar conceptos y teorías que ya existen, de esa manera lo que se busca es ordenar conceptos e ideas. La utilización de los mapas conceptuales es más formal y por ello se utiliza en entornos académicos; ya que permiten ordenar información de forma jerárquica.

Por otra parte, ocurre que los mapas mentales son más empleados de manera informal ya que más que ordenar información se utilizan con la finalidad de desarrollar ideas. A estos mapas, se integran una gran cantidad de diversos tipos de información. Se añade que suelen solamente incluir una palabra enlace, o una frase, e incluso una imagen ubicada en el centro desde la cual parte el surge el resto de ideas relacionadas.

Deja un comentario