Obsolescencia programada. Qué es y ejemplos

Desde hace un poco más de una década; se ha empezado a notar que algunos fabricantes de productos tecnológicos como lo son los ordenadores y los móviles que son muy demandados por el público a nivel mundial, éstos han presentado una serie de fallas que coincidencialmente suceden después de un tiempo de uso.

Muchos usuarios han reportado la falla de sus equipos y precisamente otros más requirieron los mismos productos coinciden en presentar los mismos problemas. A estos casos se les ha llamado como evidencias de la obsolescencia planificada

La obsolescencia planificada es un nuevo término que se ha venido utilizando para hacer referencia a aquellos productos a los que se les integra algún tipo de manipulación durante su proceso de fabricación que los hace vulnerables a presentar fallas después de un cierto tiempo de uso lo cual los hace inservibles. Sigue siendo un tema controversial dado que algunos defienden que no es posible que esto suceda sobre todo en el mercado comercial a nivel internacional, a causa de que no es conveniente que los clientes pierdan hacia los fabricantes o hacia ciertos productos.

En este artículo hablaremos detalladamente acerca de este tema, explicaremos que lo caracteriza así como cuáles han sido los productos que han sido acusados de presentar estas fallas. De igual forma daremos algunos consejos en relación a cómo detectar estos y que puedes hacer para evitarlo o para alargar la vida útil de tus equipos electrónicos.

Qué es la obsolescencia programada

La obsolescencia planificada se ha vuelto un factor común en productos a los que se le integra algún tipo de sistema desde el momento de su concepción o fabricación que los vuelve inútiles después de cierto tiempo de uso. Por ello los consumidores tienen la necesidad de comprar productos nuevos para sustituir a los anteriores. Esto también incluso aplica a servicios que debe dejarse de ser empleados con el fin de adquirir nuevos que se ajusten a las nuevas demandas del mercado.

La aplicación deliberada de este tipo de estrategia se realiza con la finalidad de garantizar que un producto nuevo reemplace aún no anterior. Cualquier versión anterior es completamente inútil y por eso solo puede ser utilizado por un cierto periodo de tiempo. Las empresas deben buscar la manera de siempre obtener ganancias y la obsolescencia programada es una manera de respaldar la demanda por parte del consumidor.

Algunos equipos poseen dentro de sus sistemas algún tipo de programa que hace que sea necesario repararlos o a los que hay que reemplazar alguna pieza. Otros están sujetos a la obsolescencia programada dado a que nuevos productos llegan al mercado con la finalidad de reemplazarlos, aunque también la sociedad decide está cuando se debe de seguir utilizando un mismo producto o servicio.

Este tema se ha vuelto en uno muy serio; ya que los consumidores sienten miedo o  desconfianza al momento de realizar sus compras haciendo que eviten adquirir productos de ciertos fabricantes. Algunos clientes ya han reportado masivamente que después de comprar ciertas marcas han experimentado esta experiencia haciendo que otros también sientan la misma desconfianza.

TE PUEDE INTERESAR...

Sin embargo, otros analistas del mundo de la tecnología y del consumo en masas, defienden que la percepción que se tiene de la obsolescencia programada es errónea. Defienden que es normal que las empresas se encuentran en una sociedad libre dos de los bienes los servicios siempre y constantemente están actualizándose y evolucionando para mejor. Por ello, es normal que algunos equipos tecnológicos tengan que ser reemplazados por unos con mejores capacidades o mayor durabilidad.

Obsolescencia programada definición

La obsolescencia planificada se define como un tipo de estrategia comercial que aplican algunos fabricantes con el fin de volver obsoleto algunos de sus productos. También define a aquellos equipos que al no ser compatibles con otros o simplemente por ya no estar de moda se vuelven inutilizables. Este último caso se ha convertido en objeto de controversia dado a que a nivel mundial se ha masificado la cultura del consumismo y del desecho solo por hacerlo

Como se puede observar hay dos formas válidas que se usan para definir a la obsolescencia planificada. Son muchos los que defiende que la influencia de la sociedad donde se indica que está de moda y que no, en gran parte influye en la forma en la cual las personas compran, usan y desechan sus productos y otros bienes de su hogar. Pocas personas piensan en la reutilización con el fin de ayudar al medio ambiente.

Obsolescencia programada ejemplos

Hay muchos ejemplos de productos y servicios que han sido acusados de ser diseñados con la integración de la obsolescencia programada. Un ejemplo muy común es que la media de nailon que muchas mujeres durante décadas han incluido en su vestir, siguen siendo parte de la cultura de la moda. Los fabricantes alegan que estos productos son tan frágiles que son propensos a las rasgaduras y por ello los clientes se ven obligados a comprar nuevos en cortos lapsos de tiempo.

Esto especialmente sucedía con las primeras versiones de estas medidas que se vendían durante la primera mitad del siglo XX. Posteriormente, en la segunda mitad del mismo siglo algunos fabricantes se dedicaron a crear medidas que fuesen más resistentes pero los altos costos por la fabricación hacían que igualmente aumentarán los costos por venta. Por ello los clientes siguieron comprando las otras versiones aunque sabía que su durabilidad era mucho menor. Actualmente, se pueden conseguir medidas similares elaboradas con otros materiales que incluso son más amigables con el medio ambiente como las conchas de algunos frutos por ejemplo.

Los ejemplos más comunes de obsolescencia programada se encuentran en la industria de la informática. Constantemente, se puede encontrar nuevas actualizaciones de software los cuales notablemente mejoran sus capacidades haciendo que los consumidores desechen las versiones anteriores para adquirir uno nuevo. Esto sucede prácticamente anualmente, aunque también algunas aplicaciones móviles incluso son retrasadas después de sólo unos meses por ejemplo. La manera de lograr que los consumidores los se reemplazan es haciendo que las versiones anteriores dejen de ser compatibles.

Los equipos como ordenadores o las impresoras suelen emplear procesos de producción donde se intercambian por unas nuevas haciendo que nada más sean compatibles con otros productos que igualmente fueron fabricados con los mismos estándares. Por ello un ordenador que fue adquirido hace algunos años puede que no sea posible ser conectado con un equipo de una nueva generación.

Sin embargo aplicar esta estrategia puede resultar contraproducente en algunos casos. Si constantemente los fabricantes producen nuevos productos que deben reemplazar los viejos puede ocasionar que la resistencia del consumidor. Se han presentado casos en donde dejan de tener ventas masivas dado a que los consumidores no desean adquirir nuevos equipos aun cuando tenga incluidos nuevas características. Cuando esto sucede, las empresas presentan grandes pérdidas económicas por qué espera vender una gran cantidad de productos que finalmente no salieron a la venta como se esperaba.

Otros ejemplos son los diversos modelos de automóviles que siempre están siendo sustituidos por unos nuevos prácticamente cada mes del año. Esto ha aumentado dado a que las empresas buscan cómo aumentar la excelencia técnica. Sin embargo, las empresas han decidido planificar la obsolescencia de esos productos con más precaución. Ahora que los fabricantes han mejorado la durabilidad de estos productos y han integrado sistemas modernos ha hecho que sea difícil convencer a los clientes de cambiar sus modelos por unos nuevos. Por ello se ha observado que de nuevo se ha decidido por no añadir tantas mejoras técnicas con el fin de acortar la vida útil de los automóviles.

Obsolescencia programada, que es

Productos sin obsolescencia programada

Si bien la mayoría de los productos que salen al mercado se ha comprobado que tienen una obsolescencia programada, sea por sus sistemas internos o porque simplemente por cuestiones culturales dejarán de estar de moda. Sin embargo, algunos fabricantes han recibido que prefieren ganarse la confianza de sus consumidores y tener siempre la disponibilidad de ofrecer productos de excelente calidad y que a su vez garantizar la larga durabilidad de los mismos.

El fabricante de automóviles de lujo Rolls-Royce es un buen ejemplo de una empresa que aplica una estrategia de mercado donde la calidad es prioridad y no se habla de obsolescencia planificar. Su estrategia es bastante simple, dado a que estos automóviles siempre han estado dentro de los estándares más altos del lujo sus clientes entienden que al adquirir uno de ellos con el pasar del tiempo aumentarán su valor en precio. Incluso se trata de estatus social, tiempo sea uno está demostrando que tiene un alto poder adquisitivo y que tienen buen gusto.

Igual sucede con fabricantes de productos que ya poseen una larga trayectoria y fama a nivel mundial. La adquisición de cualquier pieza de reloj, zapatos, mobiliario o cualquier otro tipo de bien que al ser adquirido el propietario lo conservará con la finalidad de dejárselo a una próxima generación.

Móviles sin obsolescencia programada

En los últimos años algunos fabricantes de equipos móviles han decidido buscar nuevas maneras de hacer que estos tengan una larga durabilidad y siguen siendo compatibles con las nuevas actualizaciones de los diversos tipos de sistemas. Estos equipos móviles utilizan software y de código abierto. Es usual ver que algunos desarrolladores dejan de trabajar en conjunto para apoyar algún tipo de software. Cuando esto sucede es equipos pueden empezar a presentar errores que son difíciles de solucionar una vez que hay una nueva versión. Cuando el código de funcionamiento de un móvil se encuentra propia dos solamente el desarrollador puede hacer modificaciones para que sea compatible o ejecutable con nuevos dispositivos.

En el caso de los softwares libres y con código abierto, pueden ser ejecutados en cualquier momento y pendiente mentes el desarrollador abandonado el proyecto. Estos casos las aplicaciones móviles extienden su margen de uso. Igualmente los sistemas operativos son utilizables cualquier momento que se quiera.

Productos con obsolescencia programada

Sigue habiendo una gran cantidad de productos que han sido acusados de ser parte de la obsolescencia programada. Buen ejemplo es la bombilla, desde su invención en 1879 por Thomas Edison ha habido una gran revolución en su diseño. Sin embargo, las primeras versiones fabricadas de este objeto siguen funcionando e incluso son parte de algunas colecciones de museos

Diseñadores industriales han hecho diversos cambios en el funcionamiento interno de las bombillas actuales. No siempre estos cambios resulta ser los más positivos. Algunos fabricantes adrede hacen estos cambios como una manera de garantizar el aumento de los márgenes de ganancia.

Los cartuchos de impresora son otros buenos ejemplos, así como las impresoras. Diversos usuarios han denunciado que después de una cierta cantidad de impresiones algunos modelos de impresoras dejan de funcionar y por ello se han visto en la necesidad de comprar otros nuevos. Para ello algunos drivers que se pueden encontrar en Internet garantizan lograr eliminar este problema al eliminar el código de sistema diseñado para ello. Igualmente sucede con los cartuchos que una vez agotadas no pueden ser recargadas dado a que los chips que integran no permiten que las impresoras los acepten. Algunos usuarios prefieren recargarlos antes de que se agoten para evitarlo, pero es un truco que no siempre funciona.

La moda y la tecnología van de la mano. Forma parte del estatus social ser visto con algún tipo de células de alguna marca reconocida. Igualmente pasa con el vestir, algunas marcas se han establecido como las que rigen lo que debe de usarse y que no. Por ello la obsolescencia programada también explica en términos de tendencias sociales, no necesariamente los mismos fabricantes están aplicando algún tipo de estratégica que obligue a los clientes adquirir nuevos productos. En ocasiones, la misma sociedad obliga a que una parte de ella busque reemplazar algo por otro nuevo

Obsolescencia programada Apple

De este la década de los años 80 Steve Jobs demostró ser uno de los informáticos que haría que en definitiva el mundo cambiará gracias a los productos que diseñó y puso en el mercado internacional. Apple Inc. Desde entonces siempre ha estado a la vanguardia tecnológica ofreciendo otras palabras de productos que se destacan por su originalidad, diseño y funcionamiento, pero sobre todo porque estos equipos siempre aportan alguna novedad.

Pero Apple Inc. También ha estado relacionado con la controversia, dado que algunos consumidores ya ha los han acusado de ofrecer productos que están condenados a la obsolescencia programada en cortos plazos de tiempo. La compañía prácticamente anualmente siempre está ofreciendo una nueva gama de productos que evidentemente es un modo de hacer que se estimule la demanda a expensas del consumidor.

La compañía defiende sus decisiones al afirmar que sus detractores siempre han dudado de que sea una compañía capaz de aplicar mejoras significativas en la funcionalidad de sus productos en poco tiempo. Comparativamente otras empresas, emplean dos o hasta trece años en lograr aplicar esas mismas mejoras pero los ciclos son mayores. Así que defienden sus decisiones al afirmar que simplemente se trata de una estrategia de competitividad con otras empresas similares.

Otros afirman que se trata de una razón muy diferente. Esta empresa es una de las que más ventas y mayor ganancia, registra anualmente así que la aplicación de la obsolescencia programada está justificada en las altas cifras de sus ventas. Algunas actualizaciones de su sistema IOS han dado como resultado que la velocidad de los procesadores de los modelos de  iPhone más antiguos se reduzca notablemente. El propósito explícito era lograr que se aumenten las ventas del nuevo modelo de teléfono.

No nunca antes se había visto que una demanda colectiva hacia una empresa hiciese que a una empresa indemnizará a sus clientes. A finales del año 2017, Apple Inc recibió por parte de sus clientes una certera y directa consigna que básicamente es la de dejar de  inutilizar algunos productos para hacer que los consumidores gastan en su dinero en la adquisición de unos nuevos.

Deja un comentario