¿Qué es la otredad? Significado RAE y origen del término

Como podemos saber desde un punto de vista literario, las palabras son sumamente importantes, no solo para el correcto entendimiento del lenguaje, sino que mediante estas podemos llevar a cabo grandes cosas. Como bien sabemos lo que decimos y cómo lo decimos puede tomar una gran importancia, y las palabras son una gran parte de lo que somos como sociedad y como raza; es por ello que el aprender nuevas definiciones y conceptos debe ser muy importante para el correcto estudio de la forma de vida humana.

En el caso de los antropólogos este estudio es de los más importante, porque en el lenguaje y en las palabras que se esconden en el dialecto de cada civilización pueden encontrarse datos relevantes sobre su forma de vida, su comportamiento y su forma de ver las cosas, puesto que, aunque no lo creas, la forma en la que las personas nos comunicamos es una parte sumamente importante de lo que, como sociedad, podemos llegar a ser. Una de las palabras menos conocidas del idioma español, o castellano, pero que se designa como una palabra digna de estudio es la palabra: Otredad. En este post conocerás más sobre esta palabra, su significado, origen y definición.

Significado de Otredad

Cuando hablamos de la definición de una persona que se encuentra ajena o separada del grupo, que puede ser una persona que se halle en un punto en el que no se siente ligada a una persona o sociedad, y que se define como un ser solitario, podemos tomar esta definición como algo negativo, ya que en el contexto de humanidad los seres que se les conoce como “lobos solitarios” son tomados como algo negativo, puesto que no quieren formar parte del grupo.

Sin embargo, en la definición de las palabras esto no tendría por qué tener un contexto o connotación negativa, puesto que cuando una persona se halla fuera del grupo, o entiéndase fuera de la manada, tendrá ideas o conceptos en su mente que están fuera de la caja, lo que permite que tenga una mayor perspectiva, o cuando menos una perspectiva diferente de lo que se cree que, en conjunto, es lo correcto.

Cuando hablamos de esta palabra  es precisamente en el contexto que le estamos dando, puesto que su significado es justamente el de una persona que se halla ajena a uno mismo o a una comunidad, sin que esto presente un aspecto negativo, ya que como se mencionaba esta persona podrá tener otras perspectivas diferentes del mundo a su alrededor.

En el caso de los pensadores más famosos eran calificados como este tipo de personas, porque si bien no eran solitarios o ermitaños en el sentido estricto de la palabra, sí estaban catalogados entre lo que conoceríamos como “diferentes”. Personas como Da Vinci, Galileo y Einstein podrían clasificarse dentro de este grupo tan cerrado de personalidades, así como otros personajes.

otredad

Otredad RAE

Según el diccionario de la real academia de la lengua española el significado que se le atribuye a la palabra otredad es el de:

Condición de ser otro

Esta es la definición más apropiada que podría dársele al término, pero en un sentido más amplio debe de saberse a lo que se requiere para aplicar este contexto, ya que en los estudios debe tenerse constancia total de lo que se está logrando al dar una definición lingüística a una palabra.

Este término se utiliza generalmente bajo el contexto de la antropología, la filosofía y la sociología. Todo esto lo que busca es enteramente el conocimiento del concepto del “otro” que se encuentra en nuestro entorno pero que no divisamos porque se nos hace diferente y, al no ser como nosotros se busca la manera de desensibilizarlos como si no existieran estos personajes.

Por otro lado cuando se habla de este término y lo que representa, según los estudios de antropología social y diversidad, procuran tomar el estudio de las diversas características sociales y de diversidad cultural por medio de las estructuras sociales y de las perspectivas individuales.

Es por ello que este concepto es una manera de buscar el entendimiento completo entre nosotros (el “yo”) y los demás (los “otros”) que bien pueden ser diferentes a nosotros y es por ello que se debe estudiar su perspectiva de manera que se genere un mayor abanico de ideas.

Origen del término

Según los más estudiosos, se afirma que el término fue acuñado, o comenzó a utilizarse a mediados del siglo XX, y fue en este siglo que antropológicamente fue necesaria la implementación de palabras que pudieran definir una manera de conocer a un grupo o un individuo que, a pesar de tener parecidos con otros, son totalmente “diferentes” en espíritu y visión.

Sin embargo también debe de tenerse en cuenta que hay muchos otros estudios sobre dicho tema que datan de otras corrientes y de otros personajes que han utilizado la esencia de lo que el término significa, como se pudo ver en el evolucionismo del siglo XIX y también en el funcionalismo propio del siglo XX. Todos estos antecedentes demuestran que si bien se dice que el término comenzó a utilizarse en el siglo XX al menos el concepto es de un tiempo más lejano.

En aras de elaborar una definición que fuera consecuente y definitiva, se llevaron a cabo diferentes tipos de estudios en varias corrientes distintas, así como el análisis cuantitativo y minucioso de varios procesos tanto sociales como culturales de la humanidad, como puede ser el caso de la revolución industrial y de la revolución francesa. Así también como la conquista de américa, puesto que estos sucesos pusieron en relieve la existencia de varios tipos de individuos que resultaban muy diferentes entre sí.

Es por ello que esta palabra estudia el sistema de vida desde varios ángulos, pero volviendo siempre a un punto en el que se encuentra en principio la manera de ver juntos a dos individuos que son patentemente diferentes.

otredad

Alteridad y otredad

Existen términos que se encuentran relativamente relacionados entre sí, puesto que son palabras que ejemplifican la utilización de la otra. Por ejemplo los significados de sinónimos y antónimos se encuentran íntimamente relacionados precisamente por ser diametralmente opuestos pero que sin ellos no existe el otro; es el mismo caso de la oscuridad y la luz.

Sin embargo también hay términos que están relacionados por el hecho de estar implicados por maneras en las cuales se utiliza el uno para llegar al otro. Es por ello que se hallan relacionados la alteridad y la otredad, puesto que son términos o conceptos que se mezclan para dar con una idea similar.

En el caso de la palabra alteridad esta se utiliza conjuntamente con el significado o concepto de otredad, por lo que pueden usarse de manera conjunta. La palabra alteridad lo que busca es mostrar una manera de ponerse en la perspectiva del “otro” con el fin de conocer sus inquietudes y sus visiones.

Esta palabra o concepto parte del principio de empatía que lo que indica es que uno debe de ponerse en los zapatos del otro; sin embargo este término toma una mayor relación con el concepto del estudio antropológico y social, en el que una sociedad debe ponerse en los zapatos de otra para determinar cómo trabajan y cómo funcionan como individuos y como conjuntos.

En un ambiente en que se promueva el concepto de alteridad reinará la integración y se podrán tomar nuevos saberes y conocimientos basados en el conocimiento de las visiones y modos de vista de las demás personas.

Ejemplos de Otredad

Algunos ejemplos que pueden ser fáciles de usar para explicar el concepto son los de la llegada de los españoles a América, puesto que los colonos eran conocidos por ser los “otros” por los aborígenes, mientras que estos últimos eran los “otros” para los colonos, y entre ellos mediaban grandes diferencias culturales y sociales.

Sin embargo este concepto en este caso tomó la forma de la negación de la existencia de los aborígenes en sus propias tierras, por lo que no se dio la calidad de otredad a estos a pesar de que se encontraban en sus tierras.

Un punto que puede ser más sencillo y más fácil de identificación personal puede ser también el de un viaje a otro lugar, ya sea otra ciudad u otro país, de vacaciones o con el fin de instalarse en este lugar. Es en estos puntos en que la persona se siente como parte de los “otros”, puesto que se halla como extraño en un lugar que ya cuenta con sus costumbres y sus grupos formados, y es por esto que un recién llegado puede ser considerado como “diferente” tanto por él mismo como por los otros pobladores.

El término de otredad y de alteridad son dos conceptos que deben de seguirse en estos tiempos, pues es poniéndose en los zapatos de los otros que podremos finalmente avanzar como sociedad en busca de un mundo más inclusivo.

Deja un comentario