Cuáles son las partes de una hoja

Todos los organismos vivos que habitan sobre la faz de la tierra, en general, poseen una determinada cantidad de características; las cuales los hacen únicos entre sí. Las plantas, tal y como las conocemos hoy en día, no son otra cosa que el resultado de un prolongado desarrollo durante los miles de años de existencia del planeta tierra. Esta constante evolución ha ocasionado que las plantas hayan cambiado drásticamente sus características físicas y químicas, de una forma tal que no pueden compararse a como fueron originalmente.

Para la botánica, que es la ciencia que estudia las plantas, es importante comprender de qué partes se compone una hoja, así como sus funciones. De esta forma, se ha podido realizar una amplia clasificación de cada una de las variedades de las que se tienen conocimiento hasta ahora. Por ello, en este artículo trataremos brevemente de explicar cuáles son las características que generalmente poseen la mayoría de las especies botánicas existentes en el mundo. Estableceremos algunos ejemplos esenciales, e igualmente describiremos cuáles son sus estructuras y funciones.

Estructura de la hoja

Todas Las plantas están constituidas a partir de una estructura principal, a estas se les une una parte primordial que son las hojas. Estas también poseen su propia estructura, el diseño de la misma es lo que permite que realicen diversas funciones que son esenciales para la supervivencia de este organismo vivo. Normalmente, la mayoría de las hojas en las especies vegetales más comunes están constituidas por una estructura dividida entre las partes.

La primera de ellas se le llama lámina o limbo, ésta se reconoce por su forma plana, además es ensanchada y delgada. Posee dos caras, una superior y otra inferior las cuales a su vez se denominan haz y envés. Otra característica física es su superficie surcada en forma de líneas o de cordones, las cuales usualmente son llamadas nervaduras. Estas cumplen la función de lograr aportar sabía así como retirar la que ya ha sido elaborada.

La segunda parte se le llama pecíolo, está se reconoce por ser delgada y por tener un color verde brillante. Ésta se encuentra unida al tallo por medio del limbo; así como también por la vaina cuya forma es ensanchada. El haz de esta parte puede ser cóncavo o también plano, y es convexo en el envés. Esta segunda parte realiza una función muy importante, la cual es permitir conducir la savia a través de los vasos conductores que recurren a la hoja; así como también acomodar al limbo de acuerdo a la dirección en la que se encuentre la luz solar. En ocasiones, ambas partes pueden no ser parte de una hoja dependiendo de la especie.

La tercera parte es conocida con el nombre estipula, estas se reconocen por su ubicación hacia ambos lados. Son apéndices, similar a lo que son las hojas, y se encuentran a partir de la base de la misma. Estas partes de la hoja pueden tener formas diversas, es decir estos son órganos que pueden ser espinas, foliáceos, pelos, glándulas e incluso escamas.

Hay una gran diversidad de especies de plantas, así como de hojas. Por ello, no en todos los casos se está hablando de una estructura del tipo laminar, las otras pueden ser circulares; así como escuamiformes. Estas últimas son típicas en las plantas llamadas coníferas. Las formas de las hojas son muy variadas, y cada una de ellas hace que sea fácil de identificar las diferentes especies. Cuando son descritas hay que prestar atención a la forma de la fronda la cual puede ser elíptica, aovada, lanceolada, reniforme y muchas otras más.

El diseño de la estructura de una planta está determinado en relación a la capacidad de adaptabilidad al medio ambiente donde se encuentran. Es decir, es una consecuencia a la función típica del organismo vivo el cual debe sobrevivir. Por ello, las estructuras de las hojas reservantes típicas de los catafilos, así como también las hojas que cumplen la función de sostener o de fijar en el caso de los zarcillos, no pueden ser comparadas entre sí. Por otra parte, también hay que considerar que existen hojas cuya función es la de la defensa, como aquellas que son espinas foliares.

TE PUEDE INTERESAR...

partes de una hoja

Función de la hoja

Las hojas se definen como órganos importantes para la sobrevivencia de las plantas en general. Estás cumplen la función de realizar diversos procesos como la respiración, transpiración y primordialmente la fotosíntesis. Esta última función consiste en procesar cloroplastos, los cuales son unos órganos de pequeño tamaño que forman parte de las células que forman a las hojas. Este proceso permite utilizar materia inorgánica, la cual puede ser agua, dióxido de carbono y sales minerales, los cuales posteriormente son transformados en materia orgánica útil para la planta es decir proteínas, glúcidos o lípidos. Para que esto pueda realizarse, se necesita la participación de la energía lumínica del sol.

También, es conocida esta función con el nombre de función clorofiliana, cuya particularidad es la de absorber el anhídrido carbónico del aire a través del uso de la luz. Posteriormente, una vez que se descomponen estos elementos se liberan oxígeno. Esta función es de vital importancia para las plantas, ya que es así como fabrican su propio alimento. Igualmente, para la supervivencia de otros seres vivos en el planeta tierra, las plantas ayudan a purificar el aire gracias a esta actividad.

La respiración puede hacerse por medio de unos orificios de pequeño tamaño ubicados en los estomas, al envés de la hoja. A través de estos, entra la suficiente cantidad de oxígeno, necesaria para la respiración celular; así como también dióxido de carbono esencial para la fotosíntesis. Estos dos gases también son expulsados a través de los estomas. La transpiración también sucede en estas mismas partes, ya que es allí donde se expulsa el agua como un vapor.

Clasificación de las hojas

Las hojas pueden ser clasificadas de diversas maneras. Usualmente, se toman en cuenta dos categorías: las hojas simples y las hojas compuestas. Esto se determina en relación así el limbo estará dividido en porciones individuales o no. Si es el primer caso, entonces se está hablando de una hoja simple, si en cambio estas porciones son individuales pero en cada una se inserta un nervio medio de la hoja llamada raquis, entonces se está hablando de una hoja compuesta. Estas porciones se les llama folíolo.

Las hojas compuestas son aquellas que se reconocen por reproducir la forma de una hoja sencilla, ya que se dividen en cada una de sus partes. Pueden ser también trifoliadas. Es decir, están constituidas a partir de tres folíolos y palmadas o pinnadas cuando son más de tres. Si se presenta un folio terminal, se conocen como imparipinnada. Si no lo tienen, se les llama paripinnada. Sea cada foliolo integra a la hoja pinnada, entonces son hojas compuestas llamadas bipinnada.

Dado a que hay un sinnúmero de formas o diseños de hojas, las cuales forman parte de diversos organismos vivientes sean plantas o árboles. Por ello, la clasificación de una hoja resulta ser una tarea bastante amplia así como compleja. Ello se debe a la innumerable variedad de tamaños, colores, formas y diseños. Por ello; las hojas pueden clasificarse de acuerdo A las siguientes Consideraciones:

  • Según el Limbo.
  • Según su base
  • Según su ápice
  • Según el borde
  • Según la disposición del tallo

Es decir, hay diversas categorías. Cada una de ellas se usa de acuerdo a los intereses del botánico que estudia las plantas.

foliolo terminal

Tipos de hojas según su borde

Al hacer referencia al borde de una hoja, es aquélla línea la cual delimita el contorno de toda la lámina o limbo. Si se considera clasificar las hojas de acuerdo a su forma y o diseño la clasificación seguiría la siguiente:

  • Lobulada si tienen los lados salientes en forma de curvas.
  • Lanceolada si tienen una forma similar a la de una lanza
  • Oval, Como su nombre lo indica la forma es ovalada
  • Obovada, en caso de que la hoja tenga la forma similar a la de un huevo
  • Acorazonada, son las hojas que parecen ser corazones
  • Sagiteada si tienen forma de corazón aflechada.
  • Lineales, es decir la hoja es recta y prolongada, similar a una cinta.
  • Asimétricas, son las hojas que no poseen una forma determinada, es decir es desproporcionada en relación a su nervadura central.
  • Elípticas, si la hoja tiene forma de elipse.

Es importante recalcar que rara vez el borde de una hoja es por completo o lisa. En la mayoría de las especies de plantas, se presentan hojas cuyos bordes pueden ser dentados, aserrados, lobulados o festoneados. En caso de que las incisiones que le dan forma a la línea del contorno, llegan a penetrar el libro de una forma más profunda entonces se están hablando de hojas:

  • Hojas enteras con el margen liso.
  • Hojas onduladas que tienen pequeños entrantes con forma de olas.
  • Hojas dentadas con pequeños dientes.
  • Hojas aserradas los bordes son como los dientes de una sierra de cortar
  • Hojas lobuladas si tienen entrantes y salientes de forma redondeadas.

Si estás incisiones no llegan hasta la Nervadura media o la base de la hoja Son aquellas hojas que son más sencillas, ya que el limbo es indiviso.

Categorías Biología

Deja un comentario