¿Qué es un presupuesto financiero y cómo se elabora?

Con el nombre de presupuesto financiero se conoce la predicción de ganancias y de egresos de un determinado negocio. Es de gran utilidad hacer proyecciones del flujo monetario, ya que solo de esta manera se puede administrar eficientemente los recursos de una empresa.

Vale decirse que los presupuestos de este tipo se suelen hacer siempre a corto plazo, pero se van concatenando en el largo plazo. Por eso, son una herramienta sumamente eficaz para lograr la administración correcta de los recursos y capital.

Una de las bases de estos presupuestos son las llamadas proyecciones. ¿En qué consisten? Se trata de hacer estimaciones de ingresos y de gastos al futuro. Esta manera de hacer predicciones del flujo monetario hace que se pueda hacer planes para el funcionamiento de una compañía. Por ello, siempre se suelen hacer para estimar el desenvolvimiento de una empresa a mediano o extendido plazo.

En qué consiste el presupuesto financiero

Acabamos de dar algunas pautas, indicios, sobre lo que es este tipo de presupuesto. Corresponde ahora detallar y definirlo con mayor cuidado. Como ya hemos dicho previamente, sucede que un presupuesto de este tipo prevé los gastos e ingresos a futuro. Hay que tener en claro que el tiempo máximo para estos presupuestos es de un año. No obstante, su evaluación se concreta de manera semanal o mensual, o incluso con un corte semestral.

El tema de la precisión del presupuesto de finanzas es relevante. ¿Por qué? Por el hecho de que tiende a perder efectividad a más largo plazo. Por ejemplo, es fácil prever los ingresos y egresos en un mes, pero es más complicado pronosticarlos a largo plazo. Esta es una de las razones por las cuales se usa el lapso anual para el presupuesto de finanzas.

caracteristicas del presupuesto financiero

Objetivos de un presupuesto financiero

Son varios los objetivos de un presupuesto de este tipo. Por ello, queremos mostrar a nuestros lectores algunos de los objetivos medulares en estos casos:

  • Lo primero es asegurar el crecimiento de la empresa, todo presupuesto tiene este objetivo. Debe pronosticar los ingresos y en caso contrario, dar a entender las causas y soluciones a los problemas que impiden el crecimiento empresarial.
  • Este tipo de presupuesto es una suerte de mapa para que los ejecutivos tomen decisiones que ayuden al éxito de una determinada compañía.
  • Permite saber cómo se desenvuelve el flujo de efectivo, de manera que las personas sepan cómo mover e invertir el dinero de una empresa. Por ejemplo, es una magnífica manera de prever el instante cuando resulta necesario solicitar un préstamo, o si la compañía puede cubrir sus compromisos con su propio capital.
  • Permite tomar decisiones tales como: contratar nueva mano de obra, comprar activos, pedir préstamos, aumentar los niveles de producción, etc.
  • Evitar posible pérdidas en el flujo del efectivo, siendo precavidos y saber cuando los ingresos de una empresa posiblemente estén bajos.

Como se puede apreciar, un presupuesto es de enorme versatilidad. Sirve para gran cantidad de cosas. Por ende, es necesario tenerlo a mano para lograr los objetivos planteados. A esto se añade que hay distintos tipos de presupuestos financieros. Los tres principales los describimos de manera sucinta a continuación:

El presupuesto del efectivo

Es un presupuesto donde se hace énfasis en el efectivo y en la liquidez. Es un tema importante, sobre todo en el caso de empresas pequeñas. Las llamadas PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas) no tienen capacidad para comprar a crédito, empero para ganar clientela deben vender dando plazos de pago a sus compradores.

Lo antes dicho es un típico problema que debe ser planteado en un presupuesto de efectivo. Es un presupuesto muy dinámico, pero que solo refleja el dinero real: no las cuentas por pagar. Por ello, apunta siempre a la liquidez o capacidad de mover capital que tiene una compañía.

Balance presupuestado

Es una suma de presupuestos muy específicos. Como no es posible tener un monto exacto de varios presupuestos, entonces se dice que se tiene un balance. ¿Qué tipo de presupuestos incluye? Pues, tenemos el de producción, el de nómina, así como muchos otros que debe manejar una empresa de manera constante. Para ello, se suele pedir un presupuesto a cada departamento distinto.

Los gastos de capital

Son los gastos operativos, necesarios para el funcionamiento de una empresa. Muchas veces, están imbricados con la compra de activos fijos, teniendo en cuenta que son gastos que implican una larga duración. Es decir, la maquinaria o inmuebles que se compren deben durar varios años, pues de lo contrario son gastos que no resultan beneficiosos.

Un factor de suma importancia en este aspecto es la depreciación. Tener en cuenta cuánto tarda en perder valor un determinado bien es un factor medular en los gastos de capital.

Los tres casos antes indicados (presupuesto del efectivo, balance presupuestado y gastos de capital) representan las tres variables esenciales de un presupuesto financiero. A continuación, vamos a indicar cómo elaborarlo, los elementos que lo componen y ejemplos al respecto.

como hacer un presupuesto financiero

Cómo hacer un presupuesto financiero

Hay que tener siempre algo en cuenta: antes de elaborar los presupuestos financieros, es menester calcular el presupuesto operativo. Este último es el que refleja las actividades que generan los ingresos de una determinada compañía. Solo con el presupuesto operativo, se logra predecir

En buena medida, los elementos de este tipo de presupuesto tienen mucho que ver con la manera de elaborarlo. Por ello, ponemos un listado con estos elementos a continuación.

Elementos del presupuesto financiero

¡Listo! Ya sabes lo que es un presupuesto financiero. Necesitas ahora saber sus elementos para poder calcularlo de manera correcta. Tales elementos te los indicamos en la siguiente lista:

  • El plan estratégico de la empresa: todo presupuesto de finanzas debe saber cuál es el plan de la empresa en general. Por ello, el presupuesto se calcula en base a los pasos de este plan.
  • Un pronóstico de ingresos: se necesita hacer un estimado de los ingresos. Para ello, se puede hacer una revisión del histórico de ganancias de una empresa, así como ver las expectativas de ganancia en las últimas acciones de la compañía.
  • Un pronóstico de gastos: no solo es necesario saber cuánto se va a ganar, pues también es de gran utilidad conocer la cantidad de gastos necesarios para el funcionamiento de una empresa. Solo de esa manera se puede hacer un balance, el cual debe ser positivo. ¿Qué significa esto último? Pues, que se necesita tener más ingresos que egresos. Lo que falta saber es: ¿qué tan amplia debe ser la ganancia para mantener los gastos operativos de la empresa?
  • Pronóstico del flujo de efectivo: la empresa necesita saber cuánto efectivo va a poseer. El efectivo implica liquidez, por ende no siempre es de gran utilidad contar con cuentas por pagar, pues lo que resulta necesario para invertir es el dinero. Este capital es el que se usa para hacer inversiones o pagar deudas.
  • Presupuesto de las áreas de la empresa: cada área de la empresa (infraestructura, producción, marketing, etc) debe dar su presupuesto anual. La unión de tales presupuestos conforma el llamado balance presupuestado, el cual describimos previamente en este mismo post.
  • Plazos para las revisiones: sucede que el presupuesto financiero debe ser revisado cada cierto tiempo. Por ello, al elaborarlo hay que colocar si la revisión del mismo se efectúa mensual, trimestral o semestral.

Con los tópicos antes indicados, se tienen los principales elementos que han de conformar un verdadero presupuesto de finanzas. Para ser más educativos al respecto, mostramos a continuación un ejemplo sobre este asunto.

Ejemplo de presupuesto financiero

Un buen presupuesto de este tipo debe abarcar la más amplia gama de aspectos. Entre los tópicos que deben mostrarse en las partidas de tal presupuesto tenemos los siguientes:

  • Ingresos, los cuales a su vez se categorizan en ventas, negocios y servicios. Es presudecir, los diversos elementos a partir de los cuales se generan entradas de capital a la empresa.
  • Costos de producción, es decir, todo lo que es necesario invertir para tener el producto final elaborado y a la venta.
  • Los gastos de funcionamiento, los cuales pueden incluir tópicos como alquileres, nómina, marketing, etc.

Un buen presupuesto de finanzas debe abarcar plazos de revisión. Cada cierto tiempo debe ser estimado y evaluado, cotejando si el plan trazado en el presupuesto es en realidad útil o si hay que variarlo. Por ello, estos presupuestos van hermanados al plan financiero de la empresa. En tal sentido, han de tener opciones en caso de alguna contingencia: Plan A, Plan B, Plan C… etc.

La elaboración de un presupuesto de finanzas requiere de personas experimentadas y que sepan llevar a cabo sus funciones de manera correcta. No es una simple actividad de contabilidad elemental, sino que amerita cierto nivel de planificación.  Igualmente, capacidad de pronosticar de manera correcta los ingresos y gastos en los que incurre toda empresa.

Con todo lo que hemos indicado, se puede tener en cuenta la manera de elaborar un buen presupuesto y tener en cuenta las variables a lo largo de un año.

Deja un comentario