Qué es un sensor

¿Qué es un sensor? Se trata de un dispositivo bastante común en nuestra época. Frecuente en celulares y aparatos electrónicos. Te detallamos en qué consiste esta tecnología. ¡Entra!

tener añadidos sensores. Estos dispositivos, ó módulos, funcionan de forma automática haciendo que sea mucho más fácil interactuar con los equipos a los que están integrados. Los ejemplos más comunes son los que se encuentran en los teléfonos móviles; los cuales integran sensores de proximidad en la pantalla táctil, o aceleradores en los micrófonos. Los sensores funcionam como si fuesen ojos u oídos en cualquier equipo eléctrico. ¿Cuál es su misión? Pues , se encargan de detectar parámetros en externos proporcionando lecturas al instante.

Definición de Sensor

Un sensor, básicamente, es un dispositivo que tiene la facultad de detectar movimientos, ruidos, presión, luces y cualquier otro tipo de elemento externo para convertirlo en señal eléctrica. En algunos casos; un sensor no es suficiente para analizar la cantidad de estímulos. Es posible que un mismo equipo tenga diferentes tipos de sensores para cada unidad de funcionamiento.

Cualquier estímulo que se ha detectado el sensor puede planificarlo, filtrarlo o modifícalo. Podemos poner de ejemplo los micrófonos, cuya función es detectar señales de audio para convertirlos por medio de la sección de salida y luego conducirlos entre los circuitos. Estos sensores suelen ir acompañados de amplificadores cuya función es aumentar la intensidad de las señales recibidas. Esto demuestra que la mayoría de los sensores funciona de manera independiente. No obstante, para su correcto funcionamiento deben detentar suficiente voltaje de entrada.  Según el tipo de sensor, cada uno tendrá un rango diferente de operación.

Tipos de sensores

Actualmente; con la constante búsqueda de nuevas tecnologías, ha habido una evolución considerable en los tipos de sensores que se han inventado. Algunos; no están disponibles en el mercado dado que las patentes obligan a que sean utilizados específicamente en algunos productos por algunas marcas.

En general, todos los sensores poseen rangos de función amplios y, por lo tanto, sus aplicaciones son muy variadas. Necesitamos seleccionar el sensor deseado basado en nuestro proyecto o aplicación. Como se dijo anteriormente, con el fin de hacer que los sensores funcionen correctamente, el voltaje debe aplicarse de acuerdo con sus especificaciones.

Sensores de luz

Estos tipos de sensores también son conocidos en el mercado como transmisores de luces  infrarrojas. Su función es la de emitir rayos infrarrojos en un rango de frecuencia mayor a la de un microondas es decir 300 ghz.

Por otra parte; los dispositivos integrados ―por ejemplo las cámaras fotográficas ―tienen la capacidad de detectar rayos de luz. Su construcción es similar al diodo de unión PN normal, pero el principio de funcionamiento difiere un tanto. Como sabemos, una unión PN permite pequeñas corrientes de fuga cuando tiene polarización inversa, por lo que esta propiedad se utiliza para detectar los rayos de luz. Un fotodiodo está construido de tal manera que los rayos de luz deben caer en la unión PN, lo que hace que la corriente de fuga aumente en función de la intensidad de la luz que hemos aplicado.

TE PUEDE INTERESAR...

Los sensores de resistencia luminosa dependen de la luz, como su nombre lo indica dependen de la luz. Funcionan según el principio de la fotoconductividad, y se componen de sulfuro de cadmio. La manera en que funciona es la siguiente: la luz es detectada por este tipo sensores, después la resistencia disminuye ya que al actuar como un circuito abierto, su resistencia está casi en el rango de MΩ. Estos sensores sólo responden si los rayos de luz no están enfocados exactamente sobre la superficie de mismo.

sensor de proximidad

Sensores de temperatura

Este tipo de sensores tienen la capacidad de detectar cualquier variación en la temperatura ambiental. El termistor tiene un coeficiente negativo lo cual significa que la temperatura al aumentar la resistencia va a disminuir. Por lo tanto; este tipo de transmisión es más propenso a variar el aumento el flujo de corriente de temperatura a través de él. Es una aplicación muy común para este tipo descenso si cuando se desea controlar la corriente de fuga dentro de un circuito de transmisores con el fin de mantener la estabilidad.

Un termopar detecta la variación de la temperatura por medio de dos metales diferentes al unirse entre sí dentro de su sistema. Cuando ambos se calientan, o son expuestos a altas  temperaturas, el potencial a través de sus terminales varía. Es así como el potencial variable se puede usar para medir la cantidad de cambios en la temperatura.

Sensores de tensión

Este tipo de sensor es muy útil para detectar cualquier tipo de presión o de carga. Funciona según el principio de resistencia. Sabemos que la resistencia es directamente proporcional a la longitud del alambre y es inversamente proporcional a su área de sección transversal. Algunos de los modelos más comunes pueden ser encontrados en las pantallas táctiles; así como también en equipos cuya función es detectar el nivel de presión que se ejerce; como por ejemplos algunas pesas electrónicas, que son comercializadas para uso doméstico.

Las celdas de carga son similares a los medidores de tensión que miden la cantidad física, como la fuerza y ​​dan la salida en forma de señales eléctricas. Cuando se aplica algo de tensión en la celda de carga, su estructura varía y causa un cambio en la resistencia. Finalmente, su valor se puede calibrar utilizando un puente de Wheatstone.

Sensor de posición

Los más comunes son los llamados potenciómetros que sirven para detectar la posición del equipo al que están integrados. Hay de dos tipos: lineales o rotativos. Ocurre que los rotativos suelen encontrase en los parabrisas de los últimos modelos de automóviles. Cuando el eje ha girado, la posición del limpiaparabrisas se altera de tal manera que la resistencia resultante varía y provoca el cambio en el voltaje de salida. Por lo tanto, la salida se puede calibrar para detectar el cambio de su posición.

Los codificadores son similares. Estos aparatos poseen un disco giratorio con aberturas específicas intermedias, de modo que cuando los rayos IR ―o rayos de luz ―pasan a través de ella, solo se detectan unos pocos rayos de tipo luminoso. Además, estos rayos se codifican en datos digitales (en términos de binarios) que representan la posición específica.

Sensores de movimiento

Este tipo de sensor se ha vuelto muy común dado a los mucho usos a los que se le puede aplicar. El mejor ejemplo son aquellos que funcionan cuando hay variables en el campo magnético. Se desarrolla una diferencia de potencial a través del conductor, es así como se utiliza un sensor de este tipo para detectar el campo magnético en términos de voltaje. Este dispositivo se suele integrar a los teléfonos inteligentes, cuando la tapa de los forros protectores tienen contacto con la misma la pantalla se apaga.

Otro caso es el correspondiente a un sensor FLEX. Se trata de un transductor que cambia su resistencia cuando se cambia su forma o cuando se dobla. Un sensor FLEX mide 2.2 pulgadas de largo o tiene la longitud de un dedo. La resistencia del terminal del sensor aumenta cuando se dobla. Este cambio en la resistencia no puede hacer nada a menos que podamos leerlos. El controlador a mano solo puede leer los cambios en el voltaje y nada menos, para esto, vamos a utilizar  un circuito divisor de voltaje , con el que podemos derivar el cambio de resistencia como un cambio de voltaje.

sensor de movimiento

Sensores de sonido

Un micrófono se puede encontrar en cualquier tipo de móvil o teléfono inteligente. Las señales de sonido que detectan se convierten en señales eléctricas en mv. Hay de muchos tipos, desde los condensadores pasando por los de carbono o de cristal. Poseen capacidades como el efecto piezoeléctrico y capacitancia. Los primeros utilizan cristal bimorfo; el cual es sensible a vibraciones, un diafragma está conectado a través de un pasador de impulsión el cual recibe la señal de sonido moviéndose de un lado a otro. Por consiguiente; se mueve de posición el pin de accionamiento generando una tensión alterna que se relaciona al amplificador.

Los sensores ultrasónicos son aquellos que detectan rangos de frecuencia mayores a los 20 khz. Solo los parlantes y receptores específicos pueden sentir esas ondas ultrasónicas. Este sensor ultrasónico se usa para calcular la distancia entre el transmisor ultrasónico y el objetivo y también se usa para medir la velocidad del objetivo. Hay variantes de este mismo dispositivo, tienen diversas aplicaciones. Por ejemplo, sirven para evitar obstáculos para los autos automáticos; o para los robots que se diseñan para que estén en constante movimiento.

Sensores táctiles

Son en su mayoría utilizados en la fabricación de teléfonos inteligentes de última generación. Básicamente ayudan a que el equipo al que se conectan “sientan” nuestro tacto al tocar una pantalla. Hay de dos tipos, unos son de resistividad y otros son de capacidad.

Las pantallas táctiles se componen de una base y de una hoja conductora que se encuentra debajo de la pantalla. Estas están separadas por un espacio de aire con un pequeño voltaje aplicado a las hojas. Por eso, al ejercer cualquier tipo de presión la hoja conductora tiene contacto con la otra hoja causando que el flujo de corriente sea quien se comunique con el software que hace la lectura de la ubicación para poder realizar una acción que se relacione a ese evento en específico.

Deja un comentario