Tirotropina alta o TSH: síntomas, cura y causas

La Tirotropina es una hormona estimulante de la tiroides que controla diversas funciones fisiológicas importantes. También se conoce con las siglas en inglés TSH, cuya función es la de aumentar la secreción de las hormonas propias de la glándula tiroidea. Ésta sustancia es  producida por la glándula pituitaria, éste órgano tiene la capacidad de detectar cuando los niveles de hormona tiroidea son vulnerados aumentando o disminuyendo. La glándula pituitaria segregará la TSH para estimular la glándula de la tiroides.

La glándula de la tiroides producirá varias hormonas diferentes como tiroxina ó T4 y triyodotironina ó T3 en la circulación. La función que cumplen estas hormonas es muy importante ya que ayudan a regular el metabolismo del cuerpo. Por ejemplo, intervienen en la conversión de oxígeno dentro del organismo así como también en el procesamiento de las calorías en energía entre otras funciones importantes.

Qué es tener la tirotropina alta

Los niveles altos de TSH pueden significar que la tiroides está poco activa y los niveles bajos de TSH pueden significar que está hiperactiva. La glándula de la tiroides debe funcionar correctamente para estar sano, la tiroides forma parte de un sistema de retroalimentación con la  glándula pituitaria que involucra varios procesos desde detectar los niveles de hormona tiroidea que llega hasta la sangre y también estimula la tiroides para que produzca mayor cantidad de hormona.

Cuando se tiene una tiroides hiperactiva produciendo hormona en exceso, la pituitaria disminuye o detiene la producción de TSH con la finalidad de volver a tener valores normales de la hormona circulando en el organismo. Un nivel alto de esta hormona en un paciente que no está recibiendo tratamiento para enfermedad tiroidea indica que posiblemente el diagnóstico sea hipotiroidismo periférico. Ésta condición se produce cuando la glándula de la tiroides empieza a producir una cantidad inadecuada de hormonas tiroideas. Es cuando la glándula pituitaria detecta los niveles bajos reaccionando con aumentar la producción de TSH.

Cuáles son los valores normales

La prueba de laboratorio para analizar el TSH consiste simplemente en extraer algo de sangre para procesar. Esta muestra pasa a ser analizada preferiblemente debe ser tomada en horas tempranas de la mañana, la explicación es que se debe a que los niveles de TSH pueden fluctuar a lo largo del día. No se necesita preparación previa para poder realizar este procedimiento, sin embargo en caso de estar tomando medicamentos especialmente la dopamina y el litio, es posible que deba esperar a que el organismo expulse cualquier residuo además de dejar de usarlos.

Usualmente los laboratorios trabajan con los mismos rangos o niveles ya establecidos para decir cuando un examen es normal o no. Se considera normal entre 0.5 y 5.0 mU / l. Tener un nivel alto de TSH se relaciona a tener una tiroides poco activa ó hipotiroidea lo cual quiere decir que no puede producir suficiente hormona tiroidea. Un nivel bajo de TSH  indica tener una tiroides hiperactiva ó con hipertiroidismo lo cual quiere decir que excede la producción de hormona tiroidea. Durante el embarazo los médicos recomiendan realizar un examen ya que no debe aumentar a más de 3.0 mU / l ya que la salud del bebé y de la madre pueden estar en peligro.

Si bien la mayoría de los laboratorios definen como normal los niveles anteriormente mencionados, algunos expertos indican que el límite normal debería ser menor a 2.5 mIU / l. La explicación es que la gran mayoría de las personas adultas sanas presentan un valor de TSH entre 0,4 y 2,5 mIU / l. En el caso de las personas de la tercera edad se promedia que tiene de 4.0 mU / l a 5.0 mU / l, si bien es alto se sabe que los niveles de TSH aumentan a medida que la persona envejece.

Hay que tomar en cuenta la presencia de anticuerpos dentro del organismo los cuales pueden afectar los resultados de laboratorio usualmente. Por ejemplo, los anticuerpos llamados heterófilos se presentan cuando una persona está consumiendo o siendo tratada con productos farmacéuticos que son derivados de animales. Su presencia es más común en personas que sido vacunadas o que recientemente recibieron transfusiones de sangre.

dibujo de la tirotropina alta o TSH

Tirotropina Síntomas

El hipertiroidismo produce niveles elevados de T4 y T3, la presencia de estas hormonas en la sangre producen que se acelere el metabolismo. Algunos de los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca con ritmo anormal o palpitaciones
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Aumento de la sudoración
  • Sentirse nervioso
  • Temblores en todo el cuerpo
  • Cansancio y debilidad
  • Aumento del apetito aunque haya pérdida de peso
  • Falta de sueño
  • Frecuentes evacuaciones intestinales, inclusive con diarrea
  • Hinchazón alrededor de los ojos, lagrimeo y sensibilidad a la luz
  • Osteoporosis
  • Ciclos menstruales irregulares

Hay que considerar que la enfermedad de Graves presenta los mismos síntomas del hipertiroidismo. Se presenta también una protuberancia en el cuello (bocio) cerca de la glándula tiroides, hinchazón alrededor de los ojos, visión doble. Si el hipertiroidismo no se trata a tiempo puede ocurrir una complicación potencialmente mortal llamada hiperactividad extrema de la glándula tiroides. Esta enfermedad puede generar una condición por traumatismo, infección, diabetes no controlada, problemas con el embarazo o trabajo de parto y otras complicaciones médicas. Los síntomas son los siguientes:

  • Mareos
  • Fiebre
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Latidos irregulares
  • Ictericia asociada con agrandamiento del hígado
  • Pérdida de fuerza muscular
  • Inquietud
  • Cansancio

Causas de la Tirotropina

Las causas para que exista un cambio importante en la tiroides pueden ser desde el estrés, obstrucción, enfermedad o hasta la realización de una cirugía. También es posible observar cambios cuando se consume una dosis demasiado alta de medicamentos que se recetan para  reemplazar hormona tiroidea. También la presencia de anticuerpos en cantidades excesivas se relaciona. Estos factores dan como resultado que no se produzca suficiente cantidad de hormona tiroidea, la glándula pituitaria detecta los niveles de hormona y en base a ello producirá o no más para activar la tiroides.

Los pacientes que reciben tratamiento por hipotiroidismo o hipertiroidismo presentan un aumento considerable de los niveles de TSH en ambos casos por igual. En el caso del hipotiroidismo significa que la dosis de la hormona debe aumentar o que el medicamento no está siendo absorbido correctamente. La interacción de algunos tipos de alimentos así como también otros medicamentos puede interferir. En cuanto al hipotiroidismo tratado por medio de cirugía y medicamentos indica que se pudo detener la sobreproducción de la hormona tiroidea.

Existen diferentes causas del hipertiroidismo, por ejemplo la enfermedad de Graves es la causa más común para esta condición que ocurre cuando el sistema inmunológico produce un anticuerpo que estimula la glándula tiroides. Ésta situación conduce a que se genere una actividad excesiva y niveles más altos de hormonas tiroideas. Existe otra forma de hipertiroidismo llamada bocio nodular tóxico o también conocida como adenoma de tiroides tóxico. Los adenomas, nódulos anormales en la tiroides ocasionan que se produzca constantemente hormonas tiroideas en todo momento.

causas más comunes de la tirotropina alta o TSH

El hipertiroidismo secundario ocurre cuando la glándula pituitaria produce demasiada TSH y por consecuencia empieza a haber una estimulación constante de la glándula tiroides. Cuando un paciente presenta un tumor hipofisario también aumentan los niveles de TSH. En algunos casos poco comunes la glándula pituitaria empieza a perder sensibilidad a las hormonas tiroideas. Otra posible causa se relaciona a la tiroiditis la cual ocurre cuando la glándula tiroides se inflama. Cuando se presenta este cuadro médico, primero se presenta  hipertiroidismo temporal para luego presentar hipotiroidismo.

En caso contrario de que los niveles de TSH bajen también puede ser indicativo de que el paciente tiene hipertiroidismo central. Esta condición es desencadenada por diversas causas como puede ser tiroiditis relacionada con el embarazo, se incluye también como posible causa dado a que se produce cuando existe una disfunción en la glándula pituitaria. Por regla general se piensa que esta condición solo ocurre cuando los niveles son altos, pero también ocurre en caso contrario y es poco común pero una posibilidad cuando hay deficiencia de otras hormonas hipofisarias.

Tratamiento de la tirotropina

Antes de aplicar algún tipo de tratamiento, se procede a realizar una prueba de estimulación de la hormona tiroidea mediante la administración de un medicamento con el fin de inducir la secreción de TSH o de hormonas tiroideas. Lo que sí se puede saber con certeza es que el tratamiento hormonal es de por vida ya que es necesario normalizar los niveles hormonales.

En el caso del tratamiento para una tiroides poco activa usualmente se toma una hormona tiroidea sintética por medio de una píldora que se administra diariamente. Ayudará a que los  niveles hormonales se normalicen así como también se disminuirán los síntomas más molestos para los pacientes como el cansancio y la pérdida de peso constante.

El hipertiroidismo se puede tratar con yodo, incluyendo el yodo radiactivo, medicamentos antitiroideos o cirugía. El yodo radioactivo es el más común ya que tiene la capacidad de destruir partes de la glándula tiroides suficiente para controlar esta condición. E ha comprobado que casi el cien por ciento de los casos la aplicación de una dosis de yodo radiactivo a largo plazo podrá curar al paciente de hipertiroidismo.

Sin embargo, hay que considerar la posibilidad de que si se destruye gran parte de la tiroides, el paciente pasará a tener hipotiroidismo. El yodo radioactivo es de uso delicado, por ello se administran niveles bajos para que no cause daño en otras funciones o partes del organismo. No se recomienda su uso en mujeres embarazadas porque puede ocasionar daño permanente en la glándula tiroides del feto que se está desarrollando.

Como último recurso se procede a la extirpación quirúrgica de la glándula tiroides. Este procedimiento se llama tiroidectomía y es útil cuando hay nódulos que no son cancerosos o que están causando problemas para respirar o tragar. Se usa cuando el paciente no puede tomar yodo radiactivo o medicamentos antitiroideos.

Categorías Medicina

Deja un comentario