¿Qué es el ciclo operativo de una empresa?

El ciclo operativo es una medida de tiempo en la cual se refleja cuáles han sido las compras, ventas, cambios hechos al inventario y cobros que representan los ingresos de una empresa, además se incluyen las cuentas por cobrar.

En pocas palabras, el ciclo de operaciones es básicamente una especificación de los cambios más importantes que han ocurrido el negocio. Lo más importante es definir las cuentas por cobrar, ya que en términos contables es el dinero que los clientes aún deben a causa de compras realizadas por medio de crédito.

Se utiliza un análisis de este ciclo para determinar si la compañía tiene suficiente efectivo disponible. Por lo general se recomienda realizar análisis de ciclos operativos que describa cortos lapsos de tiempo porque de esta manera la compañía puede obtener efectivo de una manera más rápida. Es importante lograr pagar las cuentas a tiempo, y por otra parte es necesario contar con efectivo que ayude a invertir en acciones que ayuden al crecimiento del negocio.

Por ello, es relevante saber calcular el ciclo de operaciones utilizando la fórmula del ciclo de conversión. Para empezar, se divide el costo anual de los bienes vendidos por la cantidad de 365 (cantidad de días en el año). Después; se divide la cantidad resultante por la cantidad de los gastos generados al final del año. De esta forma, se calcula los inventarios de los días pendientes. Es así como se determina cuántos días son necesarios para poder convertir el inventario en ventas.

Lo siguiente es dividir los ingresos de las ventas anuales por 365 para poder saber cuáles son los ingresos de cada día. El siguiente paso es dividir el saldo de las cuentas por cobrar al final del año entre los ingresos de cada día, para poder calcular los días por pagar que aún están pendientes. Es así como se determina la cantidad de días que se necesitan para poder pagar a los proveedores por el inventario.

Finalmente, se toma el resultado de los inventarios de días pendientes y se suma a la cantidad resultante de los días de ventas pendientes. Luego; se resta el resultado de los días por pagar pendientes para poder determinar el ciclo operativo de la compañía.

ciclo operativo de una empresa

Qué es el ciclo operativo de una empresa

Es el tiempo requerido para que el efectivo de una empresa se ponga en sus operaciones, y luego se devuelva a la cuenta de efectivo de la empresa. Determinarlo ayuda a saber cuándo pagar las materias primas que son necesarias para la producción, así como cuando pagar la mano de obra y otros gastos que son necesarios para la fabricación. También; se incluyen los gastos que son utilizados para todos los productos que una vez terminados son almacenados en el área de inventario hasta que son vendidos.

TE PUEDE INTERESAR...

Por lo general; es necesario contar con un capital que ayude a financiar las actividades los precios durante un ciclo operativo. El período promedio de tiempo que necesita una empresa para poder realizar el flujo de monetario para poder pagar los bienes, después poder venderlos, y finalmente recibir el efectivo por parte de los clientes, es el ciclo que estudiamos en el presente texto.

La utilidad que posee la estimación del ciclo que abarca las operaciones de una empresa radica en que permite calcular el capital necesario que ayudará a mantener o hacer crecer a un negocio. Es así como los ciclos operativos de corto tiempo requieren menos efectivo que respalde el mantenimiento de las operaciones. En caso contrario; estos márgenes pueden ser más altos y requieren un financiamiento adicional.

Ciclo operativo definición

Básicamente, este ayuda a entender el tiempo promedio que transcurre entre la compra inicial de un inventario y el cobro de los ingresos en efectivo de ese inventario. Por ello, es esencial analizar la duración así como también analizar las posibles consecuencias que puede generarse.

De esta manera, una empresa puede saber si tiene disponible la cantidad suficiente de efectivo con la cual cumplir con sus obligaciones a corto plazo. Este tipo de información suele ser manejado por los gerentes y otros altos cargos de las empresas; ya que es así como pueden considerar posibles inversiones.

El ciclo de operación de una empresa es la sumatoria de los días y el promedio con el período de cobro. De esta forma, se puede realizar una clasificación de los activos corrientes y pasivos de una empresa.

Dependiendo del tipo de empresa, estos ciclos tienen menor o mayor cantidad de meses ya que las industrias de diferentes inmuebles requieren tiempos de procesamiento específicos. Por ello es posible encontrar casos en donde el ciclo de operación podría durar más de o un año.

Por ejemplo, si un negocio necesita noventa (90) días para invertir su desembolso inicial de efectivo para la compra de bienes, los cuales va a revender, entonces este proceso de 90 días excede los 30 días requeridos para el gasto operativo. Si este es el caso, entonces la empresa necesitará aproximadamente 60 días de capital de trabajo para pagar a sus acreedores.

Son varios los factores que intervienen en un ciclo de operaciones y de los cuales hay que estar al tanto. El primero de estos factores a considerar son las condiciones de pago que la empresa ha acordado con sus proveedores, teniendo en cuenta si tales condiciones son estables para que los pagos sean más largos pueden a afectar el ciclo generando que se retrase el pago en efectivo.

Otro factor a considerar son las solicitudes los pedidos. Si la tasa de pedidos es mayor entonces se exigirá aumentar la cantidad de inventario, lo cual puede hacer que la empresa necesite invertir mayor cantidad de capital para aumentar su producción. En cambio, también puede pasar que el inventario no se agote ya que el producto no tiene mucha demanda. En este último caso, el ciclo de operaciones se alarga y tarda en llegar la ganancia.

También hay que considerar las políticas de crédito;  así como también las condiciones de pago que puedan estar relacionadas. Y ello se debe a que un crédito más flexible equivale a un intervalo de tiempo más largo antes de que un cliente pague su deuda y por lo tanto se extenderá que si lo operativo.

Cualquier decisión dentro de la gestión de una empresa puede afectar el ciclo operativo, por ello es importante que cada decisión sea tomada considerando como ésta puede afectarlo. Es posible predecir la cantidad de capital que se necesita o la cantidad de dinero disponible que ayude a financiar las actividades durante un tiempo determinado. Si un ciclo operativo es demasiado largo, puede beneficiarse de capital de trabajo adicional para cumplir con sus obligaciones actuales.

como se calcula el ciclo operativo

Ciclo operativo y ciclo de efectivo

Suele haber confusión entre lo que representa un ciclo operativo y un ciclo de efectivo. Si bien ambos tienen propósitos similares de la empresa, el primero lo único que aporta es información relacionada con las eficiencias operativas. En cambio, el segundo solamente ofrece información relacionada con la manera en que administra el flujo de caja.

En términos prácticos, los cambios ocurridos en pro de cada ciclo pueden derivar la manera en que uno afecta al otro. Sí el ciclo de operaciones tiene una corta duración de tiempo, puede ocasionar que el ciclo de efectivo también la tenga. Igualmente, sucede en caso contrario. Por eso, es importante que las empresas estén al tanto de lo que sucede en estos ciclos tanto de forma individual como de manera conjunta.

Un ciclo de efectivo también puede ser denominado un ciclo de conversión de efectivo. Básicamente, representa la cantidad de tiempo que necesita una empresa para poder convertir sus recursos en efectivo. Estos ciclos dependen del tiempo que se necesita para los procesos de producción y de venta que luego se convertirán en efectivo. mediante las cuentas por cobrar y las facturas ya pagadas. El inicio del ciclo de efectivo sucede cuando la empresa decide comprar y pagar por un inventario; que finalmente acaba cuando el dinero se recupera al recibir el pago de los clientes

El análisis de estos ciclos― así como el manejo oportuno de la información que dan ― es de enorme relevancia. Si una empresa se compromete con los procesos de producción y de ventas, el efectivo no puede ser utilizado para otros fines y por ello se excluye la posibilidad de realizar inversiones que ayuden en el crecimiento del negocio. Por lo tanto, un ciclo de efectivo más corto indica que una compañía tiene un acceso más confiable al efectivo disponible, así como más oportunidades de usar ese efectivo para impulsar el negocio.

Tanto los ciclos operativos, como los ciclos de efectivo, son importantes herramientas que dotan información certera acerca de cuán efectiva es una empresa en la gestión de su efectivo. Por ejemplo, si una empresa está invirtiendo en la compra de inventario como resultado el efectivo; estará limitada hasta que los artículos que se compraron sean vendidos. Por ello, se recomienda que en las empresas ambos ciclos tengan una duración de tiempo que sea lo más corta posible para garantizar liquidez.

Deja un comentario