Cómo se interpretan los dibujos en psicología

Estimado lector, hoy hablaremos de cómo los psicólogos interpretan los dibujos que hacen niños y adultos. En primer lugar, conviene aclarar que para interpretar el dibujo primero es necesario conocer a la persona, sus antecedentes, gustos, preferencias, etc. Porque lo que analizaremos interpretando los dibujos serán sus rasgos de personalidad, las situaciones emocionales por las que atraviesa o las experiencias vitales que ha vivido. Es por ello que la interpretación de los dibujos no debe hacerse de forma aislada, sino como parte del proceso de evaluación psicológica y siempre en base a otras pruebas.

¿Para quién se utilizan los dibujos en psicología?

Cuando pensamos en acudir a un psicólogo, muchas veces entendemos que la psicoterapia se basa en el diálogo. E incluso si esto es cierto, no es la única herramienta que usan los psicólogos. Dibujos, ejercicios de respiración, visualización, ejercicios corporales y otras dinámicas son algunos de los recursos que utilizan los psicólogos en terapia. Estas son técnicas que van más allá de las palabras.
Cada terapeuta tiene una dirección y un método para realizar el tratamiento. No todos usan papel, lápiz o colores. En mi práctica terapéutica los incluyo. Complementa el discurso, lo enriquece y lo reduce muchas veces.

¿Cómo se interpretan los dibujos en psicología?

Debemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tamaño: el papel es representativo del mundo exterior y el tamaño de la forma indica cómo la gente ve el mundo. Obtendremos datos sobre la autoestima, la autocomplacencia y las ganas de vivir. Los dibujos demasiado pequeños hablarán de sentimientos de inferioridad, inferioridad y retraimiento que pueden compararse con dibujos demasiado grandes para ocupar toda la página y representan una actitud de superioridad, autoestima y omnipotencia.

  • Ubicación en el papel: en los estudios de diseño, la parte izquierda representa el pasado, la parte central representa el presente y la parte derecha representa el futuro. La parte superior de la hoja es el plano mental y la parte inferior es el área del cuerpo y los impulsos. La gran mayoría de los niños con actitudes regresivas tienden a dibujar en el margen medio izquierdo y en el cuadrante superior izquierdo.
  • Color: Aporta información sobre el estado de ánimo y el mundo emocional. Cada color tiene un significado común y se analizan muchas combinaciones de colores significativas. Por lo general, los colores oscuros (negro, gris, morado…) se asocian a sentimientos de tristeza, vacío, soledad y ansiedad, y los colores cálidos (amarillo, naranja, verde, turquesa) se asocian a estados emocionales de alegría, encierro y estabilidad. . Siempre y cuando no parezca excesivo. El rojo suele representar ira y agresividad en la mayoría de los casos.
  • Trazo: La presión del golpe es un indicador de la tensión energética. Un acierto seguro significa control, seguridad, confianza y firmeza. Una caricia demasiado suave y casi imperceptible indica inseguridad, falta de confianza y baja autoestima. Los golpes fuertes mostrarán agresividad, descargando en el medio ambiente. Los círculos y las curvas representan emociones y adicciones. Las líneas rectas y angulares representan agresión.

TE PUEDE INTERESAR...
  • Forma: una forma clara y definida indica un control e identificación razonables sobre otras personas y el mundo. Un dibujo que transmite confusión representa una falta de control razonable y una dificultad en la identificación.
  • Contenido: cuantos más iconos originales aparezcan en el diseño, mejor será la capacidad de creación de conceptos. Los cuentos se expresarán a través de metáforas que todos los niños repiten (por ejemplo, a través de metáforas del clima y fenómenos naturales, los niños pueden expresar que lo están pasando mal y sentirse tristes al expresar un paisaje con un cielo lleno de nubes oscuras y tormentas de lluvia, mientras que otros están jubilosos Las personas sonrientes pintan un paisaje soleado y con nubes bajas. El niño debe ser capaz de expresar su angustia y dolor ante la separación de los padres utilizando la metáfora de la casa, por ejemplo dibujando una casa inclinada que parece que se va a caer.

Deja un comentario