Desarrollo embrionario: Qué es y sus procesos

Se conoce con el nombre de desarrollo embrionario las etapas por las cuales pasa el embrión, una vez ocurrido el proceso de fecundación. Es una fase bastante particular, ya que todo el material genético empieza a transformarse. Es entonces cuando empiezan a darse y tapas de morfogénesis, así como ciertos estados incipientes que apuntan a la diferenciación y especialización celular. Pero, ¿quieres saber más acerca del Desarrollo embrionario: Qué es y sus procesos? Te lo contamos.

El desarrollo embrionario en los seres humanos

En el caso específico de este texto, queremos dedicarnos explicar el desarrollo embrionario de los seres humanos. Se trata de una etapa que tarda aproximadamente entre 264 y  268 días. Acontece en el espacio de la trompa uterina en el útero. Los especialistas médicos distinguen distintas etapas, siendo la primera de ellas del llamado blastema. Posteriormente, aparece la etapa embrionaria y por último ya se puede hablar de una etapa fetal.

Un dato que llama la atención es que los seres humanos este proceso es considerado como prematuro. Esto se debe a que el desarrollo del encéfalo no se termina con el nacimiento del niño, sino que en realidad continúa después del nacimiento. Esta es una gran diferencia entre los seres humanos y el resto de los mamíferos.

desarrollo-embrionario-etapa-temprana-istock

Aprende sobre células madre:

Las etapas del desarrollo embrionario

Son varias las fases que comprende el desarrollo embrionario.  Para detallarlas mejor, en el presente texto las hemos ordenado en base a semanas y meses. En primera instancia, queremos hablar de la fecundación, segmentación celular e implantación. Acto seguido, vamos a describir brevemente las dos primeras semanas. Luego, hay lapso entre la semana tres la semana ocho. A partir de este momento, hacemos una descripción en base a  meses.

1. Fecundación

Se trata de la unión del óvulo con el espermatozoide. Como reacción inicial, ocurre algo llamado acrosoma, tener otra cosa que la producción de enzimas tipo hidrolíticas que ayudan a la entrada del espermatozoide dentro del óvulo. Cuando esto sucede, se forman llamado cigoto. Éste sea voto tiene un total de 46 cromosomas y se ubican las trompas de Falopio.

Hay que tener en cuenta que la fase de fecundación es un tanto compleja. Implica una serie de pasos, donde debe haber una muy buena coordinación molecular. Es entonces cuando el óvulo se activa y aparecen los núcleos haploides de los gametos.

2. Segmentación e implantación

Tres días después de ocurrido la fecundación, sucede que el cigoto entra en un proceso de segmentación. Vale decirse que cuando esto acontece, el cigoto un se encuentran las trompas de Falopio. No obstante, a medida que aumenta la división celular aparece un conjunto conformado por un total de 16 células, el cual recibe el nombre de mórula.

Es al cabo de estos tres días, cuando la mórula recorre el camino desde las trompas de Falopio hasta la cavidad el útero. Al llegar a este lugar, se acumula bastante líquido en su interior. Este cambio hace que pasa a llamarse de otra manera: se le bautizó ahora con el nombre de blastocito.

Posteriormente, entre el cuarto y el quinto día el blastocito crece y tener un total de 58  células. Luego, al cabo de siete días desde la fecundación se adquiere al endometrio; llegando oro tener un total que oscila entre 100 y 250 células.

3. Dos primeras semanas

Al ganar complejidad celular, el blastocito pasa a llamarse ahora trofoblasto. Se trata de una estructura con muchos núcleos, misma que está constituida por un sincitiotrofoblasto externo y un citotrofoblasto interno. Por otra parte, y aparecen unas vellosidades externos que tienen la misión de transportar nutrientes exigimos hacia la parte más interna del cigoto.

De lo antes dicho, podemos inferir que las dos primeras semanas del sigo tuyo es capaz de alimentarse por su cuenta. Por otra parte, en esta fase posterior a los siete u ocho días posteriores a la fecundación; ocurre la diferenciación entre el ectodermo y el endodermo. Igualmente, empieza a surgir el llamado cordón umbilical, mismo que va servir para la alimentación del feto en etapas posteriores.

desarrollo embrionario por semanas

4. La tercera semana

Es una semana importante, ya que está marcada por el proceso de gastrulación. Es entonces cuando se conforman las llamadas te escapa germinal es el embrión. Vale decirse que estas cartas son las que da lugar a órganos específicos, dependiendo de la ubicación de las mismas. Las capas son las que mencionamos a continuación:

―Ectodermo: se trata de la capa más externa, donde se van conformando tanto la piel como el sistema nervioso.

―Mesodermo: se trata de la capa intermedia. Es aquí donde surge el corazón, el sistema sanguíneo, huesos, riñones, etc.

―Endodermo: se trata de la capa más profunda e interna. Es la que da lugar al sistema digestivo y a los pulmones.

Como es de suponerse, esta semana es de gran importancia. Muchos los problemas que a veces padece un feto, derivan en problemas que ocurren durante esta fase. Es por ello que suele ameritar bastante cuidado. No obstante, las mujeres en tapa de preñez suelen percatarse de su embarazo en forma posterior a la tercera semana.

5. Entre la semana 4 y la semana 8

Se suele denominar este período con el nombre de fase embrionaria. Ya se inicia el proceso de aparición de órganos específicos del feto. Además, se gesta un crecimiento vellositario. Igualmente, aparecen una cero las llamadas Hofbauer; mismas que cumplen con funciones macrofágicas.

Es importante indicar que durante la cuarta semana parece la llamada notocorda, siendo este un conjunto de células que tienen su origen en la capa del mesodermo. Son células indicadas para que las otras capas no pasen a formar parte de la epidermis. En cambio, ayudan a que otras células se integren y del lugar al sistema neural.

Igualmente, empiezan a cumplir una función sumamente relevante los llamados genes Hox.  Estos hacen que surja una colinealidad espacial y temporal en el desarrollo del cigoto.

6. El tercer mes

A partir del tercer mes, se establece el denominado periodo fetal. Es una fase un tanto compleja, ya que engloba procesos de maduración de diversos órganos y de tejidos.  Se caracteriza por la repentina rapidez, en poco tiempo se desarrollan estructuras y partes del cuerpo en general.

Hay que tener en cuenta que empieza a destacar el tamaño de la cabeza del feto. El crecimiento del resto del cuerpo es mucho más lento, llegando a suceder que la cabeza incluso representa casi la mitad del tamaño del feto.  Este tamaño de la cabeza se mantiene grande, pues posteriormente llega a medir hasta la tercera parte del feto. Es en el momento del nacimiento cuando esta llega a tener una proporción de la cuarta parte del feto.

Aparecen los primeros rasgos. Los ojos toman posición definitiva en la cara. Dejan de estar de manera lateral y se colocan en la zona frontal.  En la semana 12 los genitales se han conformado. Es a partir de ese momento que los ginecólogos pueden discernir el sexo del bebé a través de una ecografía.

7. El cuarto y el quinto mes

En este par de meses, se nota  un incremento en la longitud. El feto crece de manera importante, ya que llega a superar los 15 cm de largo. Además, ya se puede apreciar el surgimiento de cabello en el cráneo. Asimismo, en las cejas. Durante estos meses, el feto está cubierto por un feto llamado lanugo.  Las manos y pies empiezan a ser notables. Por otra parte, ya tiene un tamaño tal que el vientre de la madre se nota inevitablemente abultado.

8. Sexto y séptimo mes

Ya es una de las etapas casi definitivas. Llama la atención que la piel gana un aspecto rojizo y bastante arrugado. Esto se debe lucense de tejido conectivo. Si bien la mayoría de los sistemas del feto ya están desarrollados, ocurre que aún falta desarrollo a nivel del sistema respiratorio del sistema nervioso. Esto lo que causó el color de piel antes descrito.

Por lo antes dicho, sucede que la mayoría de los fetos que nacen antes del mes número seis tienen pocas posibilidades de poder sobrevivir. Por lo general, en esta fase efectúa supera el peso de un kilogramo y además tiene una longitud de 25 centímetros.

9. Octavo y noveno mes

Se empieza redondear el contorno de la silueta del bebé. Se eliminan las arrugas de la piel. Aparecen depósitos de lípidos en la zona subcutánea. Además, ocurre que las glándulas sebáceas genera una sustancia llamada vérnix, la cual ayuda de manera importante a la protección del feto. Hay que recordar que este último debe prepararse para el alumbramiento, es decir la salida del vientre de su madre.

Ya en este momento, el feto llega a pesar entre 2 y 4 kilos. Además, su tamaño superan los 50 centímetros. Curiosamente, al acercarse el noveno mes la cabeza si agranda en cuanto a su circunferencia al cada año. Esto se hace para que la misma pueda pasar con comodidad a través del canal del parto.

Faltando una semana para el nacimiento, el feto consume líquido amniótico por su propia cuenta. Incluso, es posible que aparezcan sus primeras evacuaciones con aspecto negruzco y bastante pegajoso. Posteriormente, se aprecia que el feto empieza a girar quedando de cabeza para poder salir durante el alumbramiento.

desarrollo-embrionario-embrion-formandose-istock

Esto es interesante:

Algunos datos curiosos sobre el embrión que seguro no conoces

Hemos aprendido mucho a lo largo de este post acerca de los embriones pero, ¿sabes que hay embriones considerados de «buena calidad» y otros que no lo son? La calidad, según los expertos, suele medirse siguiendo una serie de factores como son el ritmo de división que lleva el embrión en sus primeros días de existencia; y también el aspecto de sus células, el cual tiene que ser homogéneo. Las células tienen que dividirse en partes iguales y con buen aspecto para entender que ese embrión es de calidad. Y además, no es un análisis que se haga solamente al inicio, sino que ha de seguirse y vigilarse a lo largo de toda esta etapa inicial.

desarrollo-embrionario-cientifica-pipeta-istock

Cuando nos sometemos a un proceso de fecundación in vitro y buscamos un bebé gestado en el exterior, la vigilancia del embrión es extrema. Lo que quizás no conoces es que existen tecnologías muy avanzadas que se encargan de ayudar en esta tarea. Podemos citar la incubadora denominada time lapse. Este sistema va realizando fotos de manera continua cada cierto intervalo de minutos (entre unos 15 a 25 minutos), y genera videos con estas imágenes que permiten al médico comprobar la evolución del proceso de maduración del embrión. Esto permite encontrar y quedarse con el embrión más idóneo para tener éxito en la gestación.

Escoger un buen embrión es parte del éxito de la creación de vida, porque a veces el embarazo se dificulta y se producen fallos en la implantación, debido sobre todo a que hay una deficiencia en la comunicación entre embrión y útero, ya que ambos deben compatibilizar. Pueden darse fallos en el embrión, o en el útero, o simplemente una falta de coordinación entre ambos.

Otra curiosidad y ésta, sin duda, bastante graciosa, es que hay teorías, como la de Ernst Haeckel, científico alemán, de mediados del siglo XIX, que dicen que el embrión humano, en sus primeras etapas, es similar en sus estructuras a un pez o a un pájaro en su fase embrionaria. Esto indicaría que todos los seres somos iguales en nuestra etapa inicial de vida y, es a posteriori que van apareciendo las diferencias evolutivas que dan lugar a las distintas especies. Es decir, que todos somos peces, aves y animales comunes en general, hasta que llega un momento en que nuestra célula varía hacia las características la especie humana.

Te puede interesar:

Galería de imágenes Desarrollo embrionario: Qué es y sus procesos

Categorías Medicina

Deja un comentario