Ejercicios de caligrafía. Para estudiantes y adultos

Los ejercicios de caligrafía son parte de la educación que se les imparte a los niños en la etapa durante la cual empiezan a aprender tanto a leer como a escribir. La práctica de la caligrafía ayuda a que se tenga una escritura hecha a mano que sea legible y además bonita a la vista. Con la realización de ejercicios, se puede tener como resultado un pulso firme y que además ayuda a que la persona gane confianza al momento de escribir a largo plazo.

Además, hay distintas maneras de realizar caligrafías, algunas más estilizadas que otras, que su práctica resulta ser un hobbie para algunas personas. Realmente este es un tema amplio y por ello en este artículo hablaremos de los distintos ejercicios y consejos que son más útiles para mejorar la caligrafía.

Ejercicios de caligrafía para adultos

La caligrafía es, en sí, el arte de escribir con gracia de manera que la letra se ve hermosa y elegante. La palabra en sí misma lo explica, etimológicamente es la unión de dos palabras de origen griego:”kallos” y “grafein”, éstas palabras se traducen como “belleza” y “escritura”. La importancia que tiene la práctica de la caligrafía radica en que ayuda a mejorar la concentración, la memoria, las capacidades cognitivas y en sí está directamente relacionado con el proceso de aprendizaje. Ello se debe a que nosotros aprendemos principalmente al leer y al escribir.

Además, tener una caligrafía con un estilo determinado expresa mucho de la persona quien la escribe. Esto se nota en la forma de las letras y en los trazos, sin dudas se puede hacer una lectura de la personalidad de la persona. No siempre se trata de tener una letra bonita, se trata más de ser legible y que se adapte principalmente a las reglas de estilo que ya se han establecido para la escritura. Es importante por ello empezar con los trazos básicos que ayudan a dar forma a las letras, paulatinamente se puede ir haciendo más complejo los ejercicios.

Las primeras lecciones incluyen como se debe de tomar el lápiz correctamente, este es un error común y que en ocasiones cuando no se corrige a tiempo se sigue haciendo incluso a la edad adulta. De esta forma; se hace más fácil no tener control sobre el lápiz y los trazos se observan bruscos. La posición ideal es sujetar con el dedo pulgar, dedo del medio y el índice.

Lo más recomendable es utilizar papel que ya tenga marcado o impreso los renglones los cuales sirven de guía durante las prácticas. Se ha estandarizado las medidas para estas líneas, sin embargo se puede decir que se recomienda el uso de aquellos que son de al menos 1,5 centímetros. Dependiendo del tipo de caligrafía que se vaya a realizar se puede buscar uno que se adapte mejor a ello.

Es importante recordar que la práctica de estos ejercicios debe hacerse de manera pausada sin querer apresurar la marcha. Lo importante es prestar atención a los trazos que se hacen, con suficiente tiempo de práctica quizás sea posible poder aumentar la velocidad de escritura. También es importante lograr tener control sobre la regulación de la presión que se hace con el lápiz. Al presionar demasiado por consecuencia los músculos de la mano estarán más tensos y se empieza a sentir sensación de cansancio en las manos.

Las letras minúsculas y las mayúsculas poseen sus propias complejidades al momento de escribirlas. Quizás lograr realizar una buena letra mayúscula que posee características elegantes y que se vea con un trazo limpio y firme puede llegar a tomar bastante tiempo. Sin embargo, también las letras minúsculas poseen su propia complejidad sobretodo porque deben mantener uniformidad tanto en tamaño como en estilo. Además, dependiendo del tipo de lápiz o pluma con tinta de diversos tipos esto hace que la letra al plasmarla en papel cambié un poco. Por ello algunos encontrarán más agradable usar un tipo u otro o tengan que adaptarse.

La caligrafía para adultos también busca poner en práctica la precisión en cuanto a la presión que se ejerce sobre las líneas que se dibujan sobre el papel. Se puede apreciar que existe una diferencia entre el trazo que se hace de modo descendente o ascendente. Al bajar se suele ejercer mayor presión y también se va engrosando el ancho del trazo. En cambio al subir se ejerce menor presión y también el trazo de observa como una línea ligeramente casi imperceptible por lo fino de la línea.

Por ello; las indicaciones para cada ejercicio incluso incluyen como se debe iniciar el trazo y hacia qué dirección debe ir. Concéntrate en ir cambiando la presión que ejerces, por ello posiblemente debas tomar el lápiz de una manera más firme o más suave. Es importante no cansar y tensar los músculos de las manos para que el ejercicio obtenga los resultados esperados. Práctica las curvas y los cambios de dirección incluso con tu caligrafía habitual para que observes la importancia que poseen.

Ejercicios de caligrafía para imprimir

Es posible adquirir cuadernos o publicaciones en las cuales entre sus páginas se encuentran una gran variedad de ejercicios. Estos ya disponen de suficiente espacio para llenar cada hoja siguiendo los pasos indicados para cada una de las lecciones propuestas. Sin embargo, también es posible encontrar en Internet versiones tanto gratuitas como de paga de versiones descargables que están listas para imprimir. La facilidad que poseen estas versiones es que al cometer algún error o si por accidente la tinta del bolígrafo que se esté usando se corre, simplemente se procede a comenzar de nuevo en otra hoja impresa.

Sea versiones de compra o impresas, por igual suelen contener algunos ejercicios que ya se han convertido en clásicos para la práctica de la caligrafía. Por ejemplo, esta lección del óvalo la cual consiste en repetir la forma de un óvalo seguidamente, se aprecia a la vista como una línea continua e infinita. La importancia que posee esta lección radica en que la escritura manual prácticamente depende de la realización de líneas sinuosas con gracia.

Realmente es muy sencillo, el óvalo se inclina un poco hacia la derecha. El trazo debe iniciarse desde arriba para luego bajar en dirección hacia la izquierda. De nuevo se sube hacia la derecha para luego continuar repitiendo estos pasos. Es importante mantener la concentración para evitar que el tamaño y la medida con que continua la forma se mantienen constantes sin variables. El éxito de lograr una buena página con ejercicios de caligrafía es lograr la mayor perfección posible.

La caligrafía para adultos es básicamente la práctica de formas y trazos que ayuden a embellecer la letra, a diferencia de la caligrafía para los niños que busca que ellos aprendan a escribir correctamente cada letra del abecedario con sus características particulares. Es importante lograr realizar trazos básicos que construyen las letras y por ello la práctica constante ayudará incluso a ganar rapidez al momento de escribir.

ejercicios de caligrafía para adultosaligrafá

Ejercicios de caligrafía secundaria

Es más común observar que se emplea mayor atención a los ejercicios de caligrafía durante la primaria. Durante la secundaria se hace necesario no dejar de promover la práctica de ejercicios de caligrafía. Si bien algunas instituciones educativas no prestan demasiada atención a ello, la verdad es que los estudiantes fácilmente pueden empezar a desmejorar mucho la calidad de su escritura. Al no corregir a tiempo este problema, después será mucho más difícil resolverlo.

Desde edad temprana a los niños se les debe inculcar que deben practicar la caligrafía si es posible a diario. Usualmente; a los niños se les empieza a enseñar a escribir desde los cuatro años a la vez que aprenden a hablar y a mejorar su pronunciación. Un error que se suele tener es pensar que los ejercicios de caligrafía solamente aplican al estilo de letra llamado cursiva, las prácticas incluyen letra de imprenta y es con la cual se suele empezar debido a la complejidad que puede representar la letra cursiva.

Los niños con el paso del tiempo medida que va avanzando las prácticas y aumentando el nivel de complejidad que poseen los ejercicios se puede observar la mejoría. Los niños empiezan a demostrar que mejoran notablemente en cuanto a su motricidad fina. Además, aprenden a controlar su pulso, suavizan el trazo del lápiz y aprenden a ubicar sus escritos dentro del espacio del papel y a mantener un orden.

Los estudiantes pueden encontrar esta actividad un poco aburrida, o muy repetitiva, por ello la implementación de juegos o combinarlo con otras actividades lo hacen más fácil para ellos. Algunos juegos pueden partir de la creación de algunas formas, dibujos o palabras. Hay una gran variedad de actividades. Un buen ejemplo puede ser completar una serie de líneas que tengan combinados tanto letras como números y formas que deben completarse con la utilización de lápices de colores.

Durante la toma de notas en clase o cuando se participe escribiendo en la pizarra se puede hacer que el alumno practique. Así mismo, se puede pedir a los alumnos que realicen listas de cosas que deben realizar para la siguiente clase o realizar ensayos hechos a mano, esto no sólo promueve que ellos acostumbren a escribir a mano sino también a que hagan reflexiones o asociaciones mentales mientras escriben.

Deja un comentario