¿Que es una Exéresis? Tipos y procedimientos

El término exéresis  se usa mucho en la medicina. Se aplica de manera recurrente ante diversos procedimientos quirúrgicos. Muchas veces, tiende a confusión. Lo más común es confundir este término con el vocablo extirpación o amputación. En cierta medida se parecen; pero tienen ciertas diferencias que es necesario aclarar. Por ese motivo, hemos decidido escribir el presente texto; a manera de indicar a nuestros lectores los aspectos sobre este asunto.

Qué es exéresis

Vamos ahora a definir esta peculiar palabra.  Es algo bastante frecuente en quienes deben someterse a ciertos procedimientos médicos y encuentran este léxico entre los informes de los doctores que los tratan. Igualmente, es un método recurrente entre los estudiantes de medicina.

Hay que dejar en claro que esta implica eliminar por completo del cuerpo un determinado órgano o estructura. Algunos médicos también llaman a este proceso como una disección. Se trata de algo que suele realizarse por motivos de salud, tal y como vamos indicar en las párrafos a continuación

Significado de exéresis

Vamos ahora a indicar el significado concreto de la palabra. Se hace referencia a la separación natural, quirúrgica o por accidente de alguna parte del cuerpo. En tiempos recientes, es un procedimiento de cirugía que se torna habitual ante determinadas situaciones.

Por ejemplo, tenemos el caso de la extirpación de ciertas glándulas cuando éstas afectan la salud. Algo que era bastante común en otras épocas era que a la persona se le quitase las amígdalas; ya que estas suelen infectarse de manera bastante recurrente. Muchos niños a inicios del siglo XX se sometieron a este tipo de procedimientos médicos.

En general, se usa el término cuando se hace referencia a la extirpación de alguna parte del organismo. Vale decirse, que esto incluye la eliminación de un tumor y del tejido que suele circundarlo. Por ende, estamos hablando de un procedimiento que suele ser bastante común en pacientes afectados por algún tipo de cáncer.

Otro sinónimo para esta palabra, en el orbe de la medicina, es el vocablo “ablación”. En ciertos círculos de medicina, también se usa el término cuando se saca del cuerpo algún objeto extraño. Por ejemplo, las personas que sufren accidentes de tráfico suelen terminar con diversos fragmentos de vidrio incrustados dentro del cuerpo. Por lo tanto, es necesario hacer una exéresis de estos fragmentos de vidrio.

Se concluye que el término se ha tornado bastante amplio. En dado caso, en el presente texto vamos a explicar algunos casos particulares en los que se suele hablar de este término.

Nos referimos a los momentos en los cuales es necesario extirpar quistes o tumores. Sobre estos temas, presentamos varios aspectos a continuación para información de todos nuestros lectores.

exéresis de quiste sebaceo

Exéresis de quiste

Un quiste es una bolsa rodeada por una membrana, misma que se desarrolla en alguna parte del cuerpo de manera anormal. ¿Cuál es el origen de los quistes? Pues, estos se producen debido un error del desarrollo embrionario. Igualmente, es posible que aparezcan de manera espontánea y sin una razón aparente.

El problema de los quistes es que pueden llegar a ser dañinos para la salud. Su gran inconveniente es que causan efectos negativos en tejido cercanos a ellos. Además, se agrega que su contenido puede ser maligno. Tal es el caso de los quistes que pueden contener materiales semisólido, diversos fluidos o simplemente aire. En dado caso, se trata de estructuras anómalas que es preferible eliminar y no dejar que sigan dentro del organismo.

Hay que decir que los quistes pueden aparecer en diversas zonas del cuerpo. Algunos bastante comunes aparecen en los ganglios, tendones, pies y manos. La población femenina es particularmente afectada por la aparición de quistes de los ovarios, mismos que dejan en entredicho la funcionalidad de estos órganos, a la vez que afectar la capacidad de procrear de las mujeres.

Curiosamente, también pueden aparecen quistes de las cuerdas vocales. Asimismo, un problema respiratorio común es que aparezcan quistes de los bronquios. Además, un órgano susceptible a la aparición de tales estructuras es el páncreas. Vale decirse que los quistes en el páncreas son delicados, sobre todo porque pueden dar lugar a tumores.

En general, un quiste debe ser sacado del cuerpo. Este procedimiento varía de acuerdo al tipo de quiste. No es lo mismo un quiste cutáneo, que se encuentra en la piel, a uno situado en un órgano muy interno del cuerpo. Sobre estos últimos casos, ciertos médicos prefieren optar por el uso de medicinas y otros procedimientos que hagan que el quiste se receda de manera natural.

No obstante, cuando lo antes dicho no sucede es menester optar por un procedimiento quirúrgico. Es entonces cuando se practica una exéresis más profunda. Se necesita hacer una abertura mayor en el cuerpo para llegar al órgano afectado por el chiste. Además, se debe ser cuidadoso al momento de retirarlo, ya que el quiste puede arrastrar consigo tejido periférico.

Teniendo en cuenta lo antes dicho, vamos ahora explicar ciertas situaciones que ameritan este procedimiento en la zona de la piel. Es decir, la manera más sencilla de retirar un quiste.

De quiste sebáceo

Recibe el nombre de quiste sebáceo toda bolsa formada bajo la piel. Se trata de una estructura que contiene una sustancia viscosa, sobre todo con gran cantidad de grasa. Vale decirse que entre sus componentes está la queratina, siendo esta una sustancia que forma parte de las capas más externas de la piel; así como de los pelos y de las uñas.

Los quistes sebáceos suelen encontrarse en el cuero cabelludo. Igualmente, suelen aparecer en diversas zonas del rostro, detrás de las orejas, en la espalda o piernas. Su aparición suele obedecer a una inflamación de un folículo piloso. Hay que decir que su tamaño es heterogéneo, aunque el problema es que pueden infectarse. Tienen un aspecto elástico, aunque bastante firme.

Si el quiste sebáceo se infecta, genera bastante dolor e incomodidad. En casos extremos, el quiste sebáceo desencadena un absceso. Es entonces cuando la punta del mismo adquiere un color blanquecino, de la cual inevitablemente empieza suturar una buena cantidad de pus.

Para evitar lo antes dicho, siempre se recomienda hacer el procedimiento del quiste sebáceo. Este es un procedimiento de rutina. No amerita hacerse en un quirófano. Para ello, el médico practica una abertura sobre la piel y así puede hacer la extracción del quiste. Estamos ante el caso de un proceso bastante fácil de realizar. Esto se debe a que se trata de un tipo de quiste sencillo y que se encuentra de manera superficial en el cuerpo.

De ganglión

Estamos ante un tipo de quiste bastante particular. Los quistes de ganglio son no cancerosos. Aparecen en la zona de los tendones y de las articulaciones. La gente los nota cuando aparece un bulto en la zona de las muñecas. No obstante, en raras ocasiones también pueden ser detectados en los tobillos; e incluso en ciertos lugares de los pies.

Estos quistes pueden tener un tamaño medio, aunque son bastante incómodos y visibles a simple vista. Su forma es redondeada y están llenos de un líquido gelatinoso, aunque se sienten bastante duros al tacto. El problema es que son bastante densos, y suelen estar llenos de ese líquido en gran cantidad.

Su tamaño oscila desde unos 2 cm, hasta algunos mucho más pequeños. Son molestos, llegando a ser dolorosos cuando comprimen algún nervio que se encuentra cerca de ellos. En general, es necesario eliminarlos; sobre todo cuando molestan el movimiento articular. Algunas personas tienen dificultad para escribir o cargar el peso cuando tienen un quiste ganglionar.

Cuando aparece un ganglión, los médicos tienen un par de alternativas. Si el paciente no tiene síntomas muy severos, en ocasiones los doctores prefieren no hacer ningún tratamiento. Es frecuente que estos quiste desaparezcan por su propia cuenta. En ocasiones, también se opta por pincharlos con una aguja especial y de esa manera drenarlos.

No obstante, en ciertas ocasiones no queda otro camino que extirpar dicho quiste ganglionar por medio de una cirugía. Se trata de un procedimiento más invasivo. En ocasiones, puede dejar una cicatriz. No obstante, es preferible llevarlo cabo antes de que este quiste cause daños en la articulación.

Exéresis tumoral

Esto se hace cuando un tumor es considerado maligno, es decir, que sus células pueden expandirse y crear consecuencias negativas para el organismo. Es entonces cuando se dice que es necesario extirpar el tumor.

Como es de suponerse, este procedimiento tumoral debe ser antecedida de una debida biopsia. Gracias a este análisis se puede obtener una pequeña parte del tumor y estudiarlo con cuidado. De los resultados de este análisis, se llega a la conclusión sobre si dicho tumor es benigno o maligno.

Los médicos están de acuerdo en que todo tumor maligno debe ser eliminado del organismo. Se corre el riesgo de que las células malignas se propaguen a otras partes del organismo, generando un crecimiento excesivo del cáncer.

Para realizar la extirpación de un tumor, se debe primero detectar muy bien la zona en la cual está ubicado. Además, tener en cuenta que junto al tumor es posible que sea necesario sacar parte de los tejidos adyacentes al mismo. Esto hay que hacerlo con cuidado.

Categorías Medicina

Deja un comentario