Significado de Isogamia. Tipos y características

El término isogamia es bastante frecuente en el universo de la botánica. Hay varias razones por las cuales amerita estudios profundos. Básicamente, debido a que implica ciertas maneras de reproducción bastante peculiar. En buena medida, demuestra la manera como organismos simples se pueden reproducir. Vale decirse que este tipo de reproducción suele acontecer a nivel celular.

En el presente post queremos dejar en claro el concepto de reproducción del tipo antes descrita. Por ello, queremos decir que se suelen presentar básicamente dos tipos de procesos:

  • Cariogamia: con este nombre se hace referencia a la fusión de núcleos celulares.
  • Plasmogamia: en este caso, se hace referencia a la fusión a nivel del citoplasma.

Hay que dejar muy en claro que este tipo de reproducción sucede gracias al denominado proceso de conjugación. ¿Qué significa esto? Pues, que el contenido de una célula se desplaza hacia otra célula, ocurriendo de esa manera la fusión que da lugar a un nuevo ser viviente.

El resultado de la isogamia es la aparición de gametos, los cuales tienen como misión buscar luego a otras células para reproducirse.  Esto puede suceder de muchas maneras, siendo muy importante para ello la interacción entre individuos de la misma especie para lograr la necesaria procreación.

Vale decirse que se trata del sistema reproductivo más antiguo en el mundo vegetal. Aún es frecuente hallarlo en organismos como algas, hongos y ciertos protozoarios. Si bien es una manera de reproducción bastante simple, su estudio es por lo demás interesante. Hay que agregar que los gametos pueden ser de tipo móviles, o no tener esta característica. El intercambio de material genético sucede de manera directa, entre las células.

A lo antes dicho hay que agregar que la isogamia puede ser homotálica o heterotálica. ¿Cuáles son las diferencias entre estos tipos? Pues, sucede que la de tipo homotálica sucede cuando ambos gametos contienen un mismo tipo de genoma. En cambio, sucede que en la variante heterotálica los gametos involucrados cuentan con un genoma distinto entre sí.

isogamia ejemplos

Definición

Si tuviésemos que dar una definición específica, hay que decir que es un  sistema reproductivo cuyo rasgo esencial es que los gametos son muy similares desde el punto de vista vegetal. Esta analogía tiene tanto que ver con el tamaño, como con la forma de la célula reproductiva. Por ende, es muy diferente al sistema usado por los mamíferos y otros animales, donde sucede que el espermatozoide y el óvulo son muy diferentes tanto en tamaño como en apariencia.  Por ende, no se puede hacer diferencia entre células sexuales masculinas y femeninas.

TE PUEDE INTERESAR...

Como ya dijimos antes, se dice que hay dos tipos de isogamia. Es importante detallar ambas con mayor claridad, ya que solo de esa manera se puede comprender sus rasgos esenciales.

La isogamia homotálica

Ocurre cuando un gameto se une a otro que integra a otro con el mismo tipo de material genético. Se suele hablar de una reproducción de tipo clonal, ya que sucede una autofertilización. Los núcleos de las células involucradas tienen un mismo genoma. El resultado es la creación de un nuevo ser vivo, pero que no se diferencia en nada a las células antecesoras.

La isogamia heterotálica

Es todo lo contrario a lo antes descrito. Sucede que en este caso hay gametos de individuos muy diferentes que participan en la reproducción. Por  lo tanto, las células que se fusionan tienen un contenido genético muy diferente. No obstante, entre ambos gametos debe existir un mínimo de compatibilidad genética.  ¿Cómo se logra esto? Para ello, hay ciertas compatibilidades químicas entre ambos. Tales compatibilidades suelen ser llamadas “plus” en el argot biológico.

Sucede que la heterotálica tiene mayores ventajas desde el punto de vista evolutivo que la de tipo homotálica. Esto sucede debido a que permite cambios y recombinaciones en el material genético. Es decir, se crean individuos nuevos. La especie no permanece igual y por lo tanto poder cambiando lo largo del tiempo, logrando así combinaciones genéticas que permiten crear individuos mucho mejor adaptados a ciertas condiciones.

Hay que tener en cuenta que el éxito en evolución depende del cambio. Las especies que permanecen idénticas, que no varían su material genético, que no ponen nuevas propuestas biológicas sobre el escenario terminan quedándose estancadas en un periodo evolutivo.

Hay que agregar que las especies vegetales en ocasiones combinan ambos tipos de isogamia. Es posible que solamente se reproduzcan con material genético propio, generando clonación. Igualmente, que opten por la combinación de genoma entre individuos distintos. Muchas veces, la combinación de los dos tipos de forma reproductiva (heterotálica y homotálica) presenta ventajas. Sobre todo cuando una determinada especie vegetal se encuentra aislada y no consigue individuos con genoma diferente para poder reproducirse.

En el caso antes descrito, no queda otro camino que una reproducción clonal. No obstante, es una alternativa para que la especie siga subsistiendo. Quizás, con la esperanza de que a futuro aparezca un material genético novedoso que permita renovar las características genéticas en general.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los procesos suelen ser distintos en cada caso. Por ejemplo, sucede que es importante estudiar el caso de este tipo de reproducción en algas, levaduras o la manera en que ocurre en los hongos. Sobre este asunto en particular, damos algunas consideraciones en los párrafos siguientes.

diferencia entre isogamia y anisogamia

Significado

El significado de este proceso reproductivo suele tener mucha importancia para los estudiosos de la biología. Se sabe que es un método de reproducción ancestral, por lo tanto se estima que los primeros seres vivos que aparecen sobre la tierra se reproducen de esta manera. Por ello, se suele estudiar a los organismos que aun en nuestra época se suelen reproducir mediante procesos de este tipo.

Isogamia en Algas

Las algas son el típico organismo vegetal que se apuntala en la presencia de células sexuales donde predomina la isogamia. A esto se añade que son células que dependen en gran medida de la incidencia de la luz. Por ello, se habla de un tipo de reproducción que tienen mecanismos de fototaxis. A esto se añade que necesitan de la presencia de cloroplastos para poder activarse la función reproductiva.

Esto sucede debido a que los gametos que se forman necesitan de luz en abundancia para desarrollarse correctamente. Si esta luz no está presente, entonces los gametos tienen pocas posibilidades de sobrevivir. Por ello, el estímulo luminoso ambiental desencadena la reacción que conlleva a la reproducción en las algas. Vamos a mencionar algunos ejemplos al respecto.

Las chlamydomonas

Este del nombre científico de ciertas algas verdes de tipo unicelulares. Combinan tanto los procesos del tipo heterotálica como los procesos de tipo homotálica. En este caso, las células sexuales se activan gracias a la presencia de nitrógeno en el medio en que se encuentran.

Cuando la reproducción es de tipo heterotálica, los gametos van a tener condiciones genéticas distintas. No obstante, sucede que en grupos de algas que se encuentran en lugares más apartados, no se aprecia mucha combinación genética nueva. Por lo tanto, muchas veces la reproducción se queda nivel clonal.

Uno de los rasgos de estas salidas que sus gametos tienen unas moléculas de adhesión. Tales moléculas son las que permiten la unión y fusión necesaria para la fase reproductiva.

Las algas closterium

Son algas  de tipo unicelulares. También se caracterizan porque comparten los procesos de lo homotálica o hilo heterotálico. No tienen gametos móviles. Tampoco ocurre la adhesión, si no que el citoplasma se liberan debido a que la pared celular se rompe y permite que material genético se combine en una zona externa.

Isogamia en Hongos

En los hongos también es frecuente encontrar este tipo de reproducción. No obstante, son organizamos un poco más avanzados. Por ello, en muchos casos los indicios de una reproducción sexual se ocasionan gracias a la liberación de feromonas. Veamos algunos ejemplos a continuación.

Los Saccharomyce

La reproducción ocurre gracias a un cambio de composición en el medio ambiente. Igualmente, nos encontramos en un caso donde la composición del entorno de marca la estancia en la cual debe ocurrir la reproducción.

Estamos ante un caso de reproducción heterotálica. El material genético siempre es distinto. Por lo tanto, se generan individuos distintos de una continua evolución.

Los hongos filamentosos

Se trata de organismos multicelulares y su reproducción es de tipo heterotálica. Cuenta con estructuras masculinas y estructura femeninas. Las primeras son la donadoras de material genético; mientras que las segundas cumplen una función eminentemente receptora. Vale decirse que la aparición del nuevo indebido más inmediata. En primera instancia, se crea una curiosa estructura dicariótica. No obstante, los núcleos o estructura luego se fusionan por el llamado proceso de meiosis.

Isogamia en Protozoarios

Aparecen el caso de organismos que presentan una estructura un y celular y flagelada. Cuentan con zonas específicas donde ocurre la conexión de citoplasma. Es decir, la membrana plasmática más uniforme. Cuenta con punto de conexión para intercambio de material genético. Esto ocurre mediante la existencia de algo llamado puente citoplasmático.

Entre las especies que se reproducen de esta manera podemos mencionar los euplotes, los dileptus y los paramecium.

Categorías Biología

Deja un comentario