Biografía de Leopoldo de Bélgica

En Bélgica hubo una dinastía que estuvo al mando de la nación la cual comenzó con el primer rey llamado Leopoldo I, a quien le sucedió su hijo Leopoldo II. Esta dinastía cambió su nombre cuando el sobrino de éste le sucedió, llamándose Alberto I. Luego, al hijo de este último siguió Leopoldo III. En total, esta dinastía tuvo tres miembros;  quienes compartieron el mismo nombre y ocuparon el puesto de rey de Bélgica.

Cada uno de ellos estuvo involucrado en momentos históricos importantes, no solo para la historia del país sino también del mundo. Para muchos; son muy impopulares debido a la forma en que manejaron sus mandatos. En el caso de Leopoldo II,  aún en la actualidad está sujeto a la controversia por sus acciones militares en el Congo. A continuación, veremos algunos datos biográficos que son relevantes para entender la trayectoria política de esta dinastía familiar: Leopoldo de Bélgica

Leopoldo II de Bélgica

El hijo del primer rey de Bélgica nació el día 9 de abril de 1835 en Bruselas. Su nombre completo fue Léopold-Louis-Philippe-Marie-Victor. Fue el sucesor de su padre y estuvo a cargo entre los años 1865 hasta 1909, cuando fue sucedido por su sobrino Alberto I.

En la historia es reconocido por sus acciones sobre la República Democrática del Congo. Se trató de un rey interesado en establecer a su nación como una potencia imperial. Es por ello que decidió tomar acciones sobre el río Congo en el año de 1885. Este territorio fue anexado como territorio belga en el año de 1908.

Para muchos, fue uno de los grandes villanos de la historia. Ello se debe a que cometió terribles atrocidades contra sus súbditos coloniales; siendo considerado un genocida. Sin embargo, para su nación también representó la imagen de un monarca que ayudó a desarrollar una Bélgica más moderna

Su madre fue Louise-Marie de Orleans, la segunda esposa de Leopoldo I. Su padre muere en diciembre del año 1865, y él se convirtió en un rey que para muchos solo se interesó en dominar tierras extranjeras y adquirir valiosos bienes materiales; utilizando a su favor el prestigio que la monarquía poseía con tal de financiar sus proyectos.

No solo poseía el estatus de rey de Bélgica, sino también por conexiones familiares poseía el título de Duque de Brabante. Ello se debe a que la mayoría de las dinastías familiares europeas estaban conectadas entre sí. Por ejemplo, podemos mencionar que se casó con Marie-Henriette la hija del archiduque austriaco José palatino de Hungría. Este matrimonio se llevó a cabo en el año de 1853. Ocurre que Leopoldo II de Bélgica también tenía conexión con la reina Victoria de Gran Bretaña, por ser su primo hermano.

Los intereses de Leopoldo II lo llevaron a aventurarse a tierras extranjeras. Esto en parte se debió a que su poder político había sido reforzado en el parlamento y en el gabinete de la nación. Durante este período, los asuntos internos estaban influenciados el conflicto entre los partidos: tanto el católico y como el liberal. Esto requería hacer cambios considerables en las leyes que regían sobre la educación y el sufragio. Su aporte para la nación fue mejorar las defensas como,  por ejemplo desarrollar el plan de fortificación de Lieja y Namur

Leopoldo II de Bélgica falleció el 17 de diciembre de 1909, en la ciudad de Laeken.

biografía de leopoldo ii de belgica

Leopoldo III de Bélgica

Fue el sobrino nieto de Leopoldo II, e hijo de Alberto I. Nació el día 3 de noviembre de 1901 en Bruselas y su nombre completo era Léopold-Philippe-Charles-Albert-Meinrad-Hubertus-Marie-Miguel.

Su madre fue Elisabeth de Baviera y su esposa fue la princesa Astrid de Suecia, con la cual tendría a sus hijos Joséphine-Charlotte, Baudouin y Albert. En el año de 1941 se casa con Mary-Lilian Baels con la cual tiene a sus hijos Alexandre, Marie-Christine y Maria Esmeralda..

Es recordado como el rey que tuvo que abdicar en el año de 1951, debido a la reacción que suscitó sus acciones durante la Segunda Guerra Mundial. Durante este período, ejerció como Comandante en Jefe del Ejército cuando ocurre la conquista alemana en Bélgica del año 1940. En un principio, incluso actuó como soldado durante la primera guerra mundial.

Durante su gobierno se caracterizó por ser un monarca que deseaba mantener una política exterior independiente. Esto se puede manifestar en su decisión de retirar a la nación de la alianza defensiva con Francia; así como también del pacto de paz entre las naciones de Francia, Italia, Gran Bretaña y Alemania el cual se llamó “Pacto de Locarno”.

La mayor controversia durante su mandato es la forma en que reaccionó ante el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Leopoldo III decide rendirse el día 28 de mayo de 1940, ante las tropas alemanas cuando estás avanzaban en el río Leie. Semejante decisión le valdría un conflicto con su gobierno. En el año de 1944, es capturado por los alemanes cuando éste se encontraba en el castillo real. Durante esta estancia escribe una misiva a Adolf Hitler. con el fin de evitar la deportación de ciudadanos belgas para que fabricaran municiones en territorio alemán.

Se ve obligado a salir del país con destino a Suiza, mientras que su hermano Charles queda a cargo. En el año de 1950, se lleva a cabo un plebiscito en el cual más del 58% de los votantes decide que es necesario el regreso del rey. Sin embargo; el poder que ejercía la oposición― de carácter socialista y liberal ― obliga al mandatario a renunciar a su cargo el día 11 de agosto de 1950. Con ello, se nombra a su hijo Baudouin como el siguiente rey de la nación.

En los siguientes años perdería popularidad ha ante su pueblo y se le acusó de ejercer demasiada influencia sobre el nuevo rey, su hijo. Falleció el día 25 de septiembre de 1983 en Bruselas

Leopoldo II de Bélgica. Genocida

Este monarca estaba convencido de que la mejor manera de adquirir riquezas para su nación era el establecimiento de colonias. Por ello, participa en el llamado «Scramble for Africa«, donde naciones europeas se sentían atraídas por las riquezas este continente.

La forma como Leopoldo II de Bélgica logró apoderarse de varios territorios del Congo fue tuvo como excusa la idea de educar y llevar beneficios comerciales a esta nación africana. En el año de 1876, organiza una conferencia internacional de exploradores y de geógrafos. Este evento se lleva a cabo dentro de las instalaciones del palacio real. Para llevar a cabo este plan, se relaciona con el famoso explorador Henry Morton Stanley a quien contrata oficialmente para que recorra el continente africano en su nombre.

Sus planes rindieron fruto al poco tiempo, ya que al contar con grandes cantidades de impuestos comerciales establece acuerdos con jefes locales del Congo, haciéndolos firmar tratados. No obstante, en estos acuerdos el rey Leopoldo II de Bélgica se aprovecha de que la mayoría de los congoleños eran personas analfabetas. Es así como obtiene tierras y carreteras que son usadas como propiedad personal del mismo Leopoldo II, quien sin ningún disimulo se  nombra a sí mismo como propietario de estas zonas.

leopoldo de belgica Genocida

Congo belga

El gobierno belga consideró como una extravagancia las ideas y acciones que estaba llevando a cabo el monarca. Sin embargo, el rey Leopoldo II  logra siempre mantener bajo su mando a la marina de guerra mercante. También, persuadió a naciones europeas y a los Estados Unidos para que reconocieran que sus tratados eran legales. Tales acuerdos reciben el nombre de État Indépendant du Congo, lo cual  se traduce el “Estado Libre del Congo”. Los territorios que fueron admitidos como propiedad de la corona belga es lo que se conoce hoy en día como la República Democrática del Congo.

La siguiente parte de la historia es la que más controversia ha generado. Los intereses comerciales del monarca estuvieron especialmente enfocados en la comercialización del marfil. En este período histórico este preciado material era utilizado en muchas formas en diferentes industrias: desde crear joyas, fabricar teclas de piano, como material médico para crear dientes postizos, así como también para fabricar objetos ornamentales.

El marfil fue una de las principales formas con las cuales se enriqueció Leopoldo II de Bélgica. Empero, los métodos utilizados para adquirir este material son muy crueles, tanto para los animales como para las personas que trabajaban buscándolo.

También se enriqueció con la comercialización del caucho. Este material empieza a ser popular,  ya que empezó a ser necesitado para la fabricación de ruedas para automóviles; e inclusive como material para la fabricación de cinturones, así como en otros usos industriales, tales como el revestimiento de cables para teléfono. Lo cierto es que para esta época; había pocas fuentes de este material. De esta forma, nuevamente Leopoldo II gana grandes sumas de dinero al aprovechar la selva tropical africana.

Una anécdota relacionada con este hecho es cuando el ejército belga mantuvo como rehenes a una aldea que se encontraba cerca de una gran extensión forestal. Por medio de amenazas, los belgas obligaron a los combatientes a reunir una cuota mensual de caucho a cambio de la liberación de sus familias.

A medida que aumentaba la necesidad de tener mayor cantidad de caucho, también aumentarían las amenazas hacia los nativos congoleños. Esto llegó hasta el punto de que algunas reservas de caucho se agotaron; obligando a las personas a recorrer grandes distancias, buscando nuevas fuentes de caucho con tal de liberar a sus familias.

De muchas formas, este rey obligó al trabajo forzado. Esto desencadenó efectos devastadores, rehenes y muertos por miles. También, decenas de personas murieron de hambre y quienes no se dejaban someter ante sus reglas eran asesinados. Igualmente, Leopoldo II de Bélgica generó una gran oleada de personas que buscaron refugio en poblados y países vecinos. Una parte del pueblo congoleño decide revelarse, pero sus acciones fueron de poco impacto; ya que los ejércitos belgas tenían mayor fuerza y estaban fuertemente armados.

Deja un comentario