¿Qué son Meristemos? Tipos de meristemas

El estudio de la estructura molecular y procesos bioquímicos de las plantas es de vital importancia para el mantenimiento de la vida en nuestro planeta. En casi la totalidad de los ecosistemas existentes en nuestro planeta, vemos la presencia de estos silenciosos pero especiales seres vivos, que lamentablemente, también pasan sus calamidades, gracias a las acciones irresponsables y egoístas de los seres humanos, tales como, la contaminación, la tala y quema, el vertiginoso crecimiento demográfico y demás fenómenos ambientales.

Antes de revisar con profundidad el tema que nos reúne, debemos explicar brevemente que, en la estructura de las plantas se encuentran los tejidos vegetales, los cuales podemos dividir en dos grupos: los meristemos o embrionales y, los adultos o definitivos-permanentes.

Los tejidos vegetales son el conjunto de células conglomeradas con la misma condición, unidas unas a las otras de manera sólida y perdurable, cuyo objetivo es la formación de una lámina o cuerpo macizo, que cumplirán una única misión. Se trata de células agrupadas por su semejanza en forma y función, que se unen con el mismo propósito.

Las células vegetales que constituyen la estructura de la planta, pueden ser células vivas o células muertas. Las primeras, están dirigidas al desarrollo propio de la planta, el proceso de fotosíntesis, su crecimiento y autoreparación, provisión de nutrientes y la respiración; las segundas, le dan al cuerpo de la plata resistencia, fortaleza, soporte y resistencia, debido a que forman paredes gruesas en las cuales fluye la savia bruta por conductores.

De manera que, los tejidos de la planta pueden ser diferenciados según sea la función que cumplen en el organismo, los cuales nos detendremos un instante a enumerar:

  • Tejidos protectores: son aquellos que forman una capa externa que brinda protección a la planta, a fin de resguardarla de amenazas ambientales
  • Tejidos conductores: son los de mayor complejidad debido a que están formados por distintos tipos de células, ya que provienen de las células merismáticas y, constituyen el sistema vascular de los vegetales.
  • Tejidos parenquimáticos: encargados de la nutrición de la planta, los hay de varios tipos, uno de los cuales cumple la función de llevar a cabo la fotosíntesis.
  • Tejidos de Sostén:  formados por células de gruesas paredes celulares, diferenciadas en la estructura y textura, que comparten la misma función de garantizar una gran resistencia mecánica.
  • Tejidos secretores: encargados de almacenar y segregar los fluidos o sustancias en las partes externa o internas de la planta.
  • Tejidos meristemos: los cuales representan nuestro objeto de estudio y, se diferencian de los demás porque tienen la función de impulsar el crecimiento longitudinal y diametral del cuerpo vegetal.

Ahora sí, entremos en materia.

meristemo fundamental Qué son los meristemos

Siguiendo el presente esquema, tenemos que repasar, que todas las células que tiene una planta en estado de embrión están sujetas a cumplir un proceso de división o diferenciación según sean la función que estén destinadas a cumplir cada una.

Durante este proceso de desarrollo que sufre una planta, algunos grupos de células quedan diferenciadas en cualquier localización de su cuerpo y adquieren la capacidad de proliferar y posteriormente  expandirse.

TE PUEDE INTERESAR...

De manera que, los meristemos son células no diferenciadas, en constante mitosis, es decir, que tienen la capacidad de dividirse rápidamente y que son las responsables del crecimiento de las plantas; este tipo de células también se conocen como totipotentes, dado que su condición permite la creación de todos tejidos vegetales.

Las células meristemáticas se caracterizan por ser de pequeño tamaño en comparación al resto de los tipos de células, de forma poliédrica  y relativamente equidimensionales; del total del tamaño de este tipo de célula, el citoplasma es el que ocupa el mayor volumen y las vacuolas sin muy reducidas; no contiene cloroplasto ni ninguna otra sustancia diferenciada; sus paredes son delgadas y no tienen paredes secundarias.

Las características de estos grupos de células indiferenciadas, posibilitan el debido crecimiento permanente de las plantas, dada su capacidad de dividirse rápidamente y su subsiguiente diferenciación.

Algunos meristemos permanecen en la estructura de la planta durante toda su existencia, mientras que otros pueden no hacerlo por ser pasajeros o su constitución se realiza después de la germinación. De igual manera, son proveedoras de un ambiente apropiado tanto para la diferenciación o definición de funciones, como para que se mantengan en buen estado las condiciones de las células troncales indiferenciadas.

Esto quiere decir, que una planta tiene regiones embrionarias llamadas meristemos que pueden ser perennes y que se especializan en producir cada cierto período nuevos tejidos y órganos

Cuál es la definición de meristemas

Meristema, es la región en donde se produce la mitosis, que consiste en el tipo de división celular en el cual se forman dos células hijas, a partir de una célula inicial, con iguales características y contenido cromosómico que la original o madre y están ubicados en los extremos de los tallos y las raíces.

Cuando nos preguntamos por qué crecen las plantas, encontramos la respuesta en la actividad que se realiza en los meristemas, la cual no es otra que por la producción periódica de células nuevas y, a la vez, el crecimiento del tamaño de cada una de estas células nuevas gracias a que dentro de sus vacuolas aumenta la cantidad de agua que hacen que se expandan.

Por lo tanto, son los tejidos iniciales que forman la estructura de la planta

Tipos de maristemas

Podemos clasificar los meristemos de dos maneras: De acuerdo a su origen y de acuerdo a la localización en la planta, los tejidos y las partes de la planta que producen.

De acuerdo a su origen se dividen en:

  • Primarios: son aquellos que producen los órganos y tejidos que forman la totalidad de la estructura o cuerpo de la planta. Su actividad se inicia una vez que se germina la semilla.
  • Secundarios: son los que se forman durante el desarrollo postembrionario de la planta, pudiendo presentar una forma o estructura similar a los primarios o por el contrario ser muy diferentes las unas de las otras.

De acuerdo a su ubicación en la planta, a los tejidos y partes de la planta que forman, los meristemos pueden clasificarse en:

meristemos primarios y secundarios

Meristema Apical

Es el que origina todos los tejidos primarios de la planta y están ubicados en las raíces o en las puntas de los tallos, es decir, ocasiona el crecimiento longitudinal de las plantas de forma bidireccional, hacia arriba (zona aérea) y hacia abajo (subsuelo).

En la zona de la raíz, generalmente lo cubre una estructura o grupo de células diferenciadas que les proporciona protección, a la cual se le llama cofia.

En la zona del tallo, o bien, no está cubierto por ninguna superficie o puede estar cubierto por hojas, las cuales pueden llamarse primordios foliares, lo que ocasiona el proceso de crear o convertir una nueva rama, una vez que se desarrollen la hojas y se transformen en tallo o yema.

Este meristemo se mantiene en flujo permanente de células nuevas, debido a la presencia de las células iniciales o primarias, ya que como resultado de la división de cada una de estas, se produce una célula derivada que tiene la propiedad de volver a dividirse cuantiosas veces, mientras que la otra célula resultante de esta división es improductiva y se desecha.

En este tipo de región o zona de la planta, se encuentran tres tipos de capas de células llamadas L1, L2 y L3, que formarán nuevos tejidos y órganos diferentes. Las capas L1 y L2, se dividen de forma anticlinal, es decir, perpendicularmente a la superficie del meristemo, por lo cual las células nacientes se mantendrán en la misma capa. Mientras que la L3, tiene más movimiento en distintas direcciones por lo cual ocupan más espacio en el interior de esta zona o meristemo.

A partir de la actividad realizada en los meristemos apicales, ubicados en el tallo y las raíces, se originarán otros tejidos. Estos meristemos no solo se organizan por capas, también pueden seguir patrones en algunas áreas con organización radial lo cual se denomina zonación citohistológica.

En función a esto, cada zona cuenta con células que se distinguen en función a su tamaño, el tipo de división    y su grado de vacuolización

Meristema Axilar

Es una forma de meristema apical, que se ubica en los ápices de las plantas, más específicamente, en las axilas de las hojas y es el  encargado del crecimiento de las ramas y las hojas

Meristema Radical

También es un meristema apical, pero este se ubica en las raíces y son los que promueven su crecimiento, dándole mayor estabilidad y apoyo a todo a todo el cuerpo de la planta, dado que pueden expandirse.

Categorías Biología

Deja un comentario