¿Por qué estudiar Administración Tributaria?

¿Por qué estudiar Administración Tributaria? La Administración Tributaria es una de las profesiones dentro de la Agencia Tributaria y también en muchas empresas. Es una profesión que tiene que ver con la rama de la economía, y puede ser una salida laboral bastante segura, de modo que te ofrecemos más detalles de qué se estudia en esta formación o carrera y qué salidas laborales tienen exactamente.

Qué se estudia en Administración tributaria

El objetivo de alguien que trabaja en el perfil de la administración tributaria es el de poder asesorar en materia fiscal a una empresa, de modo que dicha administración suele estudiarse o bien en la carrera de económicas o también en la de administración de empresas.

En muchas universidades, se imparte como un máster dentro de la carrera en derecho y ciencia política, o también lo suelen hacer personas que ya son profesionales en el campo del Derecho y/o de la Economía que además ya tengan cierta práctica financiera y/o tributaria.

Los temas o asignaturas que se suelen estudiar en la Administración Tributaria son los que ahora os enumeramos:

  • Contabilidad Financiera Avanzada
  • Derecho Financiero Tributario. Finanzas
  • Derecho Mercantil
  • Impuesto sobre la Renta de Persona Físicas. Impuesto sobre el Patrimonio
  • Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones
  • Tributación de las Haciendas Territoriales Forales. Impuesto Especiales y Aduanas

Salidas laborales de Administración tributaria

Como hemos podido comprobar a través de la lista de asignaturas que os hemos ofrecido con respecto a la Administración Tributaria, tenemos que decir que la mayoría de personas que hacen ester máster o llevan su carrera hacia estos estudios acaban trabajando en la Agencia Tributaria.

TE PUEDE INTERESAR...

De este modo, se pueden convertir en auditores por ejemplo, o contables, de la Agencia Tributaria para llevar a cabo auditorías, pero también pueden dedicarse a asesorar a los clientes sobre asuntos financieros y se aseguran de que los informes fiscales sean equilibrados y precisos. Los contables fiscales pueden prestar sus servicios a la administración públic, pero también a las empresas.

Por otro lado, so te conviertes en auditor privado (que es otra de las opciones laborales para la administración tributaria) debes asegurarte de que los impuestos y otros registros financieros de una agencia, empresa o individuo estén completos y no contengan fraudes o errores. Además, estos profesionales pueden evaluar las operaciones de las empresas para aumentar la eficiencia y garantizar el cumplimiento de las regulaciones estatales y federales.

Otra de las salidas que tienen también el estudiar administración tributaria es la de ser abogado fiscal. Los abogados fiscales son abogados que se especializan en derecho fiscal. Brindan a los clientes asesoramiento legal en materia tributaria y representan a los clientes en materia tributaria. Estos abogados interpretan las leyes fiscales, describen las ventajas potenciales de ciertos cursos de acción y asesoran a los clientes sobre los impactos de la nueva legislación fiscal. Los abogados fiscales pueden ser empleados por bufetes de abogados, departamentos legales de empresas o sucursales gubernamentales. Muchos también poseen sus propias firmas especializadas o son propietarios parciales en sociedades. Pero eso sí si deseas poder ser este tipo de profesional, tendrás que haber cursado primero la carrera de derecho.

Categorías General

Deja un comentario