¿Qué son los recursos naturales?

recursos naturales

Un recurso natural, como en el mismo nombre lo indica, son elementos que se encuentran en la naturaleza y que pueden ser utilizados. El ser humano, a lo largo de su historia, siempre ha dependido de la utilización de estos recursos.

Los recursos naturales son esenciales para que las diferentes especies que habitan en el planeta puedan vivir. El desarrollo del ser humano, como civilización, ha explotado estos recursos con el fin de poder alimentarse y producir energía para las diversas actividades que lleva a cabo. En su afán de sobre explotarlos, la civilización humana ha dejado sin recursos a otras especies animales para que puedan subsistir a nivel general. Este un tema de reflexión, ya que ha impacto en el medio ambiente actual.

Un buen ejemplo de recurso natural es la producción agrícola, la cual consiste en cultivar la tierra con el fin de lograr obtener algún tipo de cultivo como el trigo o el maíz. Sin embargo, también hay otros tipos de recursos que no pueden ser producidos y se encuentran en cantidades limitadas como el petróleo.  Respecto a este tema, hemos desarrollado varios tópicos en el presente post. Invitamos a nuestros lectores a leer la información que presentamos a continuación.

Cómo se clasifican

Hay una gran diversidad de recursos naturales disponibles en todo el mundo, esto son clasificados de diversas maneras, pero se dividen principalmente en dos grandes grupos: renovables y no renovables. Esta división se hace en base a que no todos los recursos naturales requieren el mismo tiempo para poder regenerarse, ya que sucede que los ciclos en cada caso son diferentes.

También, hay otras formas de categorizar los recursos. Por ejemplo, están los recursos naturales omnipresentes y los recursos naturales localizados.

Los recursos naturales omnipresentes hacen referencia a elementos que se encuentran disponibles libremente en todo el planeta sin que haya restricciones de espacio o territoriales para poder acceder a ellos, el mejor ejemplo es el aire así como la radiación solar.

Por su parte, sucede que los recursos naturales omnipresentes hacen referencia a elementos que solo pueden ser localizados en áreas específicas del planeta, estos pueden ser ciertos tipos de variedad de árboles o de plantas autóctonas.  Ésta última categoría a su vez se subdivide en recursos del tipo energético, biológico, mineral, hidrológico y geológico.

Qué son los recursos naturales renovables

Los recursos naturales renovables se caracterizan por poseer un ciclo de renovación o regeneración. Esto hace que siempre pueda haber en existencia recursos de este tipo, aunque haya un uso excesivo o sobreexplotación. Sin embargo, se ha observado que algunas especies de plantas, así como la producción de madera, ha dado por consecuencia la casi extinción de estos elementos. Por ello, se debe tener cierta mesura a la hora de usarlos. ¡Hay que garantizar su existencia en el tiempo!

También, se incluyen en esta categoría elementos como la radiación solar y el viento. Por ello, se considera sostenible la idea de producir energía eólica, es una manera efectiva de no ocasionar contaminación ambiental a la vez que se están utilizando un recurso inagotable.

Un recurso natural renovable que se encuentra en peligro de escasear es el agua. Ello se debe a que el uso del mismo en la mayoría de los casos no es el indicado. El ahorro del agua dulce es esencial para la sobrevivencia de los seres vivos, pero se ha demostrado que la mayoría de la población mundial utiliza el agua indiscriminadamente. Además, la contaminación ocasiona que no sea posible para el consumo humano.

El planeta está constituido por más del 50 % de agua, pero de este mismo porcentaje solamente un aproximado del 20 % es de agua dulce el resto es agua salada que se encuentra en los mares. El agua dulce se encuentra principalmente en ríos y en algunos lagos. Algunos de estos lugares de almacenamiento de agua se encuentran contaminados con químicos lo que ocasiona graves consecuencias a largo plazo.

recursos naturales

El aire es otro recurso natural que se encuentra en peligro, ya que la contaminación ha aumentado considerablemente en los últimos años. Algunas técnicas de producción repercuten directamente en el medio ambiente, ocasionando que algunas zonas del planeta no tengan aire puro.

Algunas ciudades y países tienen un alto grado de contaminación ocasionado por el aumento del campo automotor el cual emite CO2. Varios países de Asia se encuentran con este problema debido a que su economía depende de las grandes industrias las cuales se basan en la producción y sobre explotación de recursos naturales.

En la categoría de recursos renovables se incluyen algunos tipos de energía que son el resultado de estas mismas fuentes. Son las energías renovables, muy mencionadas por ecologistas dado a que estas son la respuesta para evitar seguir utilizando otros recursos, que desde el comienzo de la revolución industrial han repercutido negativamente sobre el medio ambiente. Por ejemplo, el uso del carbón y del petróleo han sido dos de los que más efectos han causado. ¡Por ello se busca la manera de sustituirlos!

Las energías renovables son la hidráulica que depende del agua, energía solar y energía eólica que depende del aire. Estos son tres de los más utilizados en la mayoría de los países para la generación de energía eléctrica y la cual alimenta a la mayoría de las sus principales ciudades. En menor uso, están los biocombustibles y la energía geotérmica las cuales también tienen menos ecosistema.

Qué son los recursos naturales no renovables

Los recursos naturales que no son renovables son aquellos que se encuentran en cantidades limitadas. Salvo algunas excepciones, algunos de ellos poseen un ciclo de renovación que es más lento en su ritmo por ello cuando hay una explotación excesiva del mismo no alcanza a recuperarse. Estos recursos no pueden ser reproducidos por ello la tasa de consumo debe ser regulada.

Un buen ejemplo de recurso no renovable es el petróleo. Este material es utilizado de diversas formas sobre todo en la industria. Por medio de diversos tipos de refinado se obtienen materia prima, con la cual se fabrican plásticos además de gasolina, la cual aún utilizar una gran cantidad de población automotriz en todo el mundo. Otros materiales que se incluyen en esta tipología son el carbón, los metales y el gas natural.

Los recursos naturales no renovables se caracterizan por requerir largos períodos de tiempo para poder terminar el ciclo de regeneración. Miles de años pueden ser requeridos para este proceso por ello no deben de ser utilizados excediendo el consumo de la cantidad disponible de estos elementos. Generalmente, la tasa es limitada. Algunas industrias requieren de combustibles nucleares así como de metales y minerales para los diferentes tipos de producción que se llevan a cabo. Se suman también aguas subterráneas de acuíferos aislados

Se estima que algunos de estos recursos pueden agotarse por completo si se siguen realizando las mismas explotaciones a las que son sometidas, principalmente las mineras y las de petróleo. Desde comienzos del siglo XX, el petróleo se convirtió en un vital elemento para la producción de gasolina y de materiales como el plástico, tiene diversos usos. Debido a que es un recurso agotable, científicos estiman que para finales de este siglo ya no se cuente con este recurso en el subsuelo.

recursos naturales

Para qué sirven

Los recursos naturales son utilizados con la finalidad de producir otras materias primas o energías como por ejemplo la electricidad y en el transporte. Los recursos naturales son empleados actualmente principalmente para usos industriales.

Por ejemplo, la extracción de metales es una de las actividades económicas más importantes para algunos países, por ello dependen de la sobreexplotación de este tipo de recursos. Los metales sirven de materia prima para la producción de diversos tipos de equipos como automóviles, construcción de edificios, fabricación de partes electrónicas y muchos otros más. Es decir, se pueden manufacturar y obtener gran cantidad de productos.

Si bien estos elementos naturales son proporcionados por la naturaleza, la sociedad humana ha basado su desarrollo económico en el tráfico de estos recursos. Algunos de ellos son de más fácil acceso cómo el agua, pero sin embargo algunos otros como los minerales requieren la extracción de estos recursos utilizando medios no adecuados para ello. Por ejemplo, la explotación minera en zonas como en el Amazonas ha ocasionado la deforestación de la selva, contaminación de los ríos, alteraciones considerables en el ph de los suelos y la modificación de las características del relieve. Además, fauna autóctona de estas zonas ha reducido considerablemente su población o ya ha desaparecido.

La industria maderera sigue siendo una de las más grandes a nivel mundial. La madera se emplea para diversos usos, sigue siendo la materia prima con la cual se elabora mobiliario para el hogar. Pero incluso está siendo empleada con el fin de reemplazar el uso de plásticos o metales en ciertos tipos de industrias como en la moda y tecnología. Sin embargo, algunas especias de árboles se encuentran en peligro de extinción debido a que la demanda es superior a la disponibilidad de árboles que producen cierto tipo de madera.

Para mantener el equilibrio ecológico es necesario mantener un control sobre la explotación de estos recursos. Estos representan el sustento de la mayoría de las sociedades modernas. Sin embargo, el agotamiento de algunos de ellos ha cambiado considerablemente el contexto natural en que vivimos. Por ello se puede observar la proliferación de derrames de petróleo en el mar lo cual afecta gravemente el ecosistema marino.

Igualmente, la deforestación de bosques afecta considerablemente la fauna y flora de las zonas boscosas de diversos continentes. En la mayoría de los casos estas consecuencias son irreparables, los ecosistemas dependen también de estos recursos para mantenerse, pero naturalistas consideran que aún estamos a tiempo de revertir algunos de estos efectos si se toman las decisiones acertadas y acciones a corto plazo. Es decir, buscar un equilibrio entre su uso y su preservación.

Categorías Biología

Deja un comentario