¿Qué es el espacio aéreo?. Definición e importancia

Aproximadamente unas 600 mil millones de personas mensualmente sobrevuelan los cielos, a bordo de vuelos comerciales con diferentes destinos. La forma en la cual se comunican los diferentes aeropuertos en todo el mundo es por medio de una infraestructura invisible y compleja de reglamentos. Tal estructura determina el orden exacto y la prioridad de los vuelos. Todo tipo de vuelo, no solo los comerciales, sino también los de carga y los militares, deben operar de manera segura.

El espacio aéreo es administrado por entes gubernamentales. Esto se hace con fines de controlar el tráfico de aviones; así como de otros tipos de naves que trasladan tanto a personas como carga de diferentes tipos.

Pero las normativas no solo son para regular controlar este tráfico, sino también para garantizar la seguridad. En los últimos años, con el surgimiento de los drones, se ha hecho necesario implementar una normativa que regule el uso de estos dispositivos. Por regla general se solicita operar estos dispositivos a una altura no mayor a los 120 metros, sobre todo se solicita que no deben ser sobrevolados en zonas edificadas para poder garantizar el contacto visual.

Todos estos aparatos de traslados aéreo― aviones, helicópteros, drones― se desplazan por el aire. Por ello, es importante conocerlo y definirlo. En el presente texto damos a nuestros lectores una explicación acerca del mismo.

Concepto de espacio aéreo

Es aquel que se encuentra por encima de él territorio de cada país y es el que compone el cielo. Gestionar el espacio aéreo es importante; ya que de esta forma se puede garantizar la seguridad nacional.

Desde la invención de los aviones, y otros equipos que sobrevuelan los cielos, ha sido importante tener un reglamento que determine cómo utilizar este espacio con fines comerciales, o bien para casos relacionados con tácticas militares para protección.

El espacio de cada nación es especialmente susceptible al ataque extranjero. Por medio de este espacio; es posible generar la intromisión de personas y elementos que pueden causar problemas y representan una amenaza.

Por ello, la implementación de leyes internacionales ha sido necesaria para la definición de límites entre las fronteras. La autonomía de cada nación depende de estas normas, es necesario poner límites tanto terrestres como marítimos y aéreos.

TE PUEDE INTERESAR...

La Organización de Aviación Civil Internacional ―también conocida por las siglas OACI―, es la encargada de administrar ese espacio internacional. Dentro de esta organización, se negocian las condiciones de vuelo y de asistencia para cada traslado por aire. Todas las normas se encuentran determinadas por la tabla de clasificación del espacio aéreo (ATS). Principalmente, los espacios aéreos se dividen en tres categorías:

1) Controlado.

2) De uso especial.

3) De uso no controlado.

El controlado se clasifica por cada clase sea: A, B, C, D, E. Por otra parte, en el caso del no controlado se clasifica por clase F y G.

el concepto del espacio aéreo

Estos se diferencian en que, en el primer caso (controlado), para poder sobrevolar se debe presentar un plan de vuelo específico. En el caso del segundo (de uso especial) no se necesita de estos permisos. También, los permisos se relacionan con los controles. Por ejemplo; para el espacio controlado se supervisa tanto a los tripulantes como a las aeronaves. En el caso de las zonas no controladas; lo que realmente se supervisa son las aeronaves.

Límites del espacio aéreo

En cada país hay un reglamento relacionado con el espacio aéreo. De igual forma; a nivel internacional hay una serie de estatutos que dictan como son las comunicaciones aéreas entre cada país. Si bien la soberanía de cada país debe ser respetada; es cierto que entre países y regiones hay una serie de normas necesarias para poder garantizar la continua comunicación. Este intercambio usualmente sucede por medio de viajes turísticos o de negocios, los cuales suceden diariamente en los aeropuertos de todo el mundo.

Para entender de forma más fácil cómo se gestiona el espacio en todo el mundo es necesario tener en claro cómo funcionan las Regiones de información de vuelo. Estas son administradas por parte de una autoridad, la cual tiene la responsabilidad de garantizar un tránsito seguro.

Permisos para el espacio aéreo

Lo antes dicho se logra entregando a cada aeronave un permiso especial para poder adentrarse dentro de la zona restringida. El tránsito aéreo de cada país está gestionado por diferentes encargados, que principalmente laboran como parte de los servicios de aeronáutica a nivel militar en las bases aéreas. Igualmente, suelen emplazarse en los aeropuerto,  donde se cumplen funciones de carga y comercial.

Las aeronaves de todo el mundo vuelan obligadas a tomar servicios de control de tráfico aéreo sin excepción de ningún tipo, usualmente los permisos otorgados para los pilotos y para cada aeronave son emitidos bajo estrictas normas de seguridad. Todos los pilotos deben estar en constante comunicación con las autoridades encargadas de la zona en donde se estaba sobrevolando. Igualmente, deben pedir todos los permisos necesarios de esta información de vuelo; incluyendo los servicios de alerta y de socorro.

Los permisos en cada tipo de espacio aéreo

En el caso del espacio de clase A se ubica entre 18,000 pies MSL y a menos que se autorice lo contrario, todas las personas deben operar su aeronave bajo IFR. En el caso del espacio de clase B generalmente se encuentra a 10,000 pies MSL, estos espacios se pueden encontrar en las cercanías de los aeropuertos de mayor tráfico de embarques de pasajeros. Para cada país se adaptan normas individuales que son diseñados para todos los procedimientos tanto para el ingreso como el egreso de aeronaves de cualquier tipo.

Las aeronaves que llegan o en tránsito deben obtener una autorización ATC antes de ingresar al espacio de Clase B en la frecuencia apropiada y en relación con las correcciones geográficas que se muestran en las cartas aeronáuticas locales de Clase B. Las aeronaves que salen requieren una autorización para salir del espacio de Clase B y deben notificar la entrega de la altura prevista y la ruta de vuelo.

Dependiendo de las normas que se utilizan en cada país, es posible que se solicite que el piloto  de mando esté certificado como piloto privado con permiso de despegar y de aterrizar. Para todos los casos es necesario cumplir los requisitos sean estudiantes o pilotos profesionales. Es  el mismo caso de las escuelas de enseñanza donde los instructores deben estar autorizados como competentes para ejercer operaciones en solitario de del aeropuerto

En el caso del espacio de clase C se ubica a una altitud de 30 millas náuticas de un aeropuerto Clase B desde la superficie hasta 10,000 pies MSL. Generalmente los permisos asignados para sobrevolar estas áreas son para las aeronaves que poseen sistemas eléctricos impulsados por motor. Los permisos para estos casos permiten sobrevolar pies desde las zonas de clase A hasta la B y también la C, pero eso depende de cada país y su reglamento vigente.

Límites del espacio aéreo

El espacio de Clase C es generalmente desde la superficie hasta 4,000 pies sobre la elevación del aeropuerto (graficado en MSL) que rodea a los aeropuertos que tienen una torre de control operacional, son atendidos por un control de aproximación por radar. Ubicado desde 1,200 pies hasta 4,000 pies sobre la elevación del aeropuerto.

En la mayoría los países para otorgar un permiso para sobrevolar esta zona, es necesario poseer una radio bidireccional y un transpondedor de radiobalizable con equipo de información automática de altitud. Los pilotos de las aeronaves que llegan deben comunicarse con la instalación de ATC del espacio de Clase C en la frecuencia publicada y dar su posición, altitud y destino.

El espacio Clase D es generalmente desde la superficie hasta 2,500 por encima de la elevación del aeropuerto (graficado en MSL) que rodea a los aeropuertos que tienen una torre de control operacional. Los pilotos deben privar información acerca de la altitud y del destino que llevan, pero es importante empezar con la comunicación lo suficientemente lejos para determinar si es necesario impedir el ingreso.  En el caso de la clase E se ubica a 10,000 pies MSL. No hay una certificación piloto específica ni requisitos de equipo para operar, pero el permiso debe obtenerse de la instalación de control.

Espacio aéreo Barcelona

En España este se encuentra dentro de la FIR europea y esta se clasifica en tres regiones más pequeñas: Barcelona, Madrid y Canarias. La normativa legal en la región española prohibe que los RPAS entren en las zonas de espacio limitado y controlado.

Cada país tiene su propia región de información de vuelo, aquellos países que poseen una gran extensión territorial tienen a  la vez varias de estas regiones para gestionar de forma más eficiente. En algunos casos el espacio aéreo no solo se encuentra sobre territorio sino que también puede encontrarse sobre el mar, cuando éste es el caso se delega la responsabilidad de cuidar este espacio a las autoridades que también controlan el espacio marítimo.

Hay países cuya extensión es tan grande que el fluido religión de información de vuelo está regido por un extenso reglamento relacionado con el correcto uso del espacio dividido en espacios que serán empleadas para diferentes funciones y serán separados por tamaño y clasificación. Estas clasificaciones determinan las reglas para volar dentro de este espacio controlándolo.

Deja un comentario