Los 7 Dioses Egipcios

En el antiguo Egipto la religión de su pueblo se caracterizaba por ser politeísta lo cual quiere decir que se conformaba por un grupo diverso de dioses, a los cuales individualmente se les caracterizada con diferentes nombres, poderes, formas o apariencias.

Similar a la mitología griega, la religión y sus dioses se componían de una rica variedad de historias en las que se narraban hechos que se relacionaba a cada uno de los dioses en algunos casos con el fin de comprar una moraleja o simplemente entender la naturaleza de cada uno de estos dioses según su historia particular.

Básicamente, en común estos dioses tenían dos capacidades principalmente: eran omnipresentes y sus apariencias físicas eran metamórficas. En el primer caso, se hacía referencia a que podían estar presentes en diferentes partes y en el segundo caso se refería a que podían cambiar su forma física; por lo cual era difícil saber con certeza la apariencia real de ellos.  A todos se les asigna poderes sobrenaturales que los convertía en divinidades a las que sólo podían tratar los faraones,  cuya comunicación directa con estos dioses no se ponía en duda y por ello eran venerados por el pueblo en general.

La fe en estos dioses era parte central de la vida en la civilización egipcia, por ello la vida política de este país se considerará teocrática, lo cual quiere decir que sus gobernantes mandaban en nombre de aquel Dios al que creían estará a sus servicios. Se consideraba necesario seguir las pautas de estos gobernantes, ya que las divinidades poseían capacidades por muchos superiores a las humanas, y por ello los mortales no podían oponerse a ellos.

A diferencia de la mitología griega, estos dioses tenían la capacidad de envejecer e inclusive de morir, pero luego volverían a nacer. Demostraban poseer sentimientos, al igual que el ser humano, e inclusive un cuerpo físico que debía de ser alimentado. Lo que los convertía en seres no ordinarios era que sus cuerpos se constituían de materiales que tenían la capacidad de transformarse, y a su vez las sustancias que emanaban― como por ejemplo las lágrimas― tenían la capacidad de hacer nacer a otros seres.

Para estar bien con los dioses, los egipcios practicaban rituales con el fin no solo de adorarlos; sino también de comunicarse con ellos. Era usual realizar ritos que buscaban pedir consejo e intervención de los dioses cuando alguna situación era difícil; como por ejemplo aquellos momentos donde la crecida del río Nilo ponía en peligro las plantaciones y otros trabajos de los agricultores. Estos dioses podían intervenir y hacer que cambiasen las leyes de la naturaleza.

Quizás, la característica más importante que poseían los dioses egipcios eran sus apariencias físicas; las cuales se conformaba no solo de cuerpos humanos sino también de partes animales que usualmente se ubicaban en la parte superior. Es común ver series de dioses con cabezas de animales y el resto de su cuerpo con apariencia de humanos, aunque hay algunas excepciones.

La vida en general en el antiguo egipcio estaba fuertemente influenciada por los dioses. No solo los gobernantes los tomaban en cuenta; sino también algunos animales eran considerados como la encarnación de los dioses más importantes. Por ello, el respeto a los faraones era parte de su vida social, sino también el respeto de animales como los gatos era parte de su educación. Los dioses tenían mucha presencia en la naturaleza, por ello eran considerados dioses el río Nilo; así como también el Sol y la Luna.

TE PUEDE INTERESAR...

1. Amón “El Oculto”

Ámon era considerado como el ser supremo del cual habían nacido los otros dioses egipcios. En comparación, se podría relacionar con Zeus de la mitología griega, ambos representaban ser los dioses con mayor fuerza mayor influencia dentro del mundo divino. La manera en que era representado usualmente era con una cabeza de carnero y cuerpo de humano, sin embargo a veces se le representaba como un hombre normal de pies a cabeza.

En algún momento de la existencia la civilización egipcia, este Dios se unió a otro llamado Rá, y pasarían a ser reconocidos como uno solo denominado Ámon-Ra. Pasarían a ser considerados por igual como el Dios con mayor influencia dentro de la cultura egipcia y al cual la mayoría los pobladores le tenían fe.

Cuando se menciona que era el Dios de lo oculto, se hace referencia a que está asociado con la parte más primitiva de la naturaleza. Por ello los mortales no podían verlo dado a era invisible, inclusive para otros dioses. Dado a que su presencia no era fácil de detectar, su fuerza se asociaba a la del viento por ello se convirtió protector de navegantes. Por asociación se empezó a representar este Dios de la piel de color azul y aparece en algunos textos, dos en paredes pirámides y de embarcaciones cerca del timón

Fue considerado como patrono del alto Egipto durante la dinastía XII, se representaba como un Dios oscuro. Tenía la capacidad de habitar en todas partes y se consideraba que era la esencia de la que se conformada el universo mismo. Por ello, se le asigna una antigüedad mayor en comparación con otros dioses tebanos; ocupando el lugar principal dentro del sistema cosmogónico. Durante el período del reino nuevo, se le asoció a Amonet y representó lo oculto, pasó a ser representado con la cabeza de una rana.

diose egipcio El Oculto

2. Ra

El Dios más importante de la cultura egipcia era el Dios sol o también llamado Rá. Este ser omnipresente tenía la capacidad de hacer salir el sol tanto en la mañana como en las puestas de las tarde al caer la noche. Por ello, la veneración a este Dios era primordial para garantizar días luz. Algunos se refieren a esta deidad con el nombre de Ámon Rá, pues ambos dioses (Amón y Ra) serían los encargados de la creación del universo; así como también la creación del ser humano y de otras formas de vida que se encuentran en la tierra.

El rasgo más importante que poseían los gobernantes del antiguo Egipto era que tenían que demostrar que eran descendientes directos de los hijos de este Dios. Sólo aquellos que poseían este árbol genealógico ostentaban el derecho de gobernar a la nación.

3. Thot

Este Dios se relacionada con la sabiduría y el conocimiento, además representada a la Luna. Se representaba con cabeza de babuino o de ibis con el resto del cuerpo similar a la de un hombre. En el mundo divino ocupaba el cargo de ser el escriba y también se encargada de la biblioteca que pertenecía a dolos los dioses. Por ello los egipcios que ocuparon el cargo de escribas o de realizar jeroglíficos los veneraban como su protector.

4. Mut

Esta diosa era la esposa de Amón, junto a él concibió a Khonsu (el “viajero” dios de la luna, responsable de la vida de las criaturas que habitan la tierra).

Se le representaba usando dos coronas sobre la cabeza, implica que esta hermosa mujer estaba conectada tanto al Alto como al Bajo Egipto. En un principio se le representó con cabeza de buitre aunque también de vaca, posteriormente mantuvo su forma femenina pero añadiendo cuernos de vaca y un delicado y hermoso rostro de mujer. La palabra Mut el egipcio significa “madre” y era parte de los más importantes dioses tebanos, sería relacionada con Hathor (diosa de la danza, música, la alegría y del amor).

5. Isis

Los egipcios profesaban por esta diosa un profundo respeto y amor, convirtiéndose en quizás en una de los diosas más populares. Era considerada como la protectora de las Madres así como también de las esposa por su directa conexión a la magia del amor. Existen diferentes versiones a su relación con Osiris, unos la consideran su esposa aunque otros mencionan que pudo haber sido su hermana. Es la madre de Horus, el dios de los cielos. Cuando Osiris muere a manos de Seth, ella con la ayuda de su hermana llamada Neftis, vuelven a traerle a la vida juntando partes de su cuerpo.

6. Osiris

Es considerado el primer faraón que existió en Egipto y además es un descendiente directo del Dios Rá. Sus Padres fueron Get y Nut (dioses creadores de la tierra y del cielo respectivamente). Era el hermano mayor de los hijos de esta pareja, pero fue asesinado por su hermano Seth. Cuando este hecho sucede se considera una figura relacionada a la justicia y por ello pasa a ser el dios supremo a cargo del mundo de los muertos.

7. Horpsuus

El Dios de los cielos así como también del sol naciente se llamaba Horus. Después de Amón y de Rá es el dios más importante, la como una lectura con cabeza de halcón cuerpo humano del género masculino aunque también algunos añadían una corona con los colores rojo y blanco. Es también hijo de otros dioses egipcios llamados Isis y Osiris. Cuando su Padre es asesinado por otro Dios llamado Seth (dios del caos, la oscuridad y de las guerras) decide matarlo también para vengarlo, con este acto se convierte en el Rey de Egipto.

Deja un comentario