Prehistoria

prehistoria

En este post,  vamos a hablar sobre la prehistoria. ¿Qué es? ¿Cuándo empezó?  Responderemos estas dudas. Igualmente, indicaremos sus etapas y ciertas características. Se trata de una información que hemos compilado de manera amena. En dado caso, nuestro interés es dejar en claro en qué consiste la idea de prehistoria. Para ello, invitamos a repasar la información que se detalla en los párrafos subsiguientes.

Qué es la prehistoria 

Esta palabra proviene del latín “prae” (antes de) y de historia. Es decir, hace referencia a lo ocurrido antes de la historia. Importante indicar que se considera que el historia inicia con la invención de la escritura. La razón es que se estima que solamente se pueden registrar eventos históricos pudiendo los escribir. En tal sentido, podemos indicar que el significado historia abarca todos los acontecimientos devenidos antes de la aparición de la escritura.

Desde un punto de vista más científico, se le suele considerar como el tiempo transcurrido desde que surgen los primeros homínidos, hasta que aparecen los primeros documentos escritos. Estos últimos testimonios han sido identificados en la región del Oriente Próximo. Se han datado en una fecha estimada a 3.300 años antes de Cristo.

Un dato importante: si el inicio de la historia (y consecuente fin de la prehistoria)  tiene como punto de inflexión la invención de la escritura, entonces la prehistoria no termine Igual en todas partes. Hay que tener en cuenta que las distintas culturas y pueblos desarrollan un lenguaje escrito en distintas épocas. Por ende, en otras zonas del planeta la llamada prehistoria se prolonga durante varios siglos más.

Por otra parte, hay autores que consideran que no tiene sentido hablar de prehistoria. Esto en razón que la historia considerada como todas las acciones del hombre del tiempo. Por ende, la historia se inició con la aparición de la humanidad. En dado caso, para lo que sucede es que los primeros seres humanos no dejaron testimonios escritos.

Cuándo empezó la prehistoria 

Esta es una interrogante un tanto difícil de contestar. Para ser honestos, no se puede saber con certeza cuándo empieza la prehistoria. En dado caso, hay cierto consenso en afirmar que la prehistoria inició aproximadamente hace 6 o 7 millones de años. Se considera que en ese tiempo aparece un antecesor común entre los chimpancés y los homo sapiens.

Si tomamos en consideración lo antes indicado, entonces la historia no inicia con los seres humanos propiamente dichos. Si no con los antecesores a la especie homo sapiens. Esto en razón de que se trata de los primeros seres vivos que empiezan a crear una cultura peculiar.

TE PUEDE INTERESAR...

Etapas y edades de la prehistoria  

Los investigadores han llegado a la conclusión de que la prehistoria no es uniforme. Tiene una sucesión de etapas. En dado caso, se tiene en cuenta el tipo de material usado por las primeras sociedades humanas para llevar a cabo sus labores. Por ello, se dice que la prehistoria tiene dos facetas esenciales: la Edad de Piedra y la Edad de los Metales. A su vez, cada uno de ellas incluye varias subdivisiones.

La Edad de Piedra

Se desarrollan herramientas a partir de materiales rocosos. Igualmente, hay utensilios manufacturados en hueso o madera. Se trata de implementos usados para golpear o rasgar.

Hay testimonios del uso de piedras como implementos en épocas bastante remota. Por ejemplo, hace unos 2.5 millones de años en África. Igualmente, se han encontrado vestigios arqueológicos de respecto con fecha de 1.8 millones de años de Asia. En el caso de Europa, los testimonios datan de hace 1 millón de años.

Se considera que la Edad de Piedra tiene a su vez tres subdivisiones: el Paleolítico, el Mesolítico y el Neolítico.

prehistoria

La Edad de los Metales

Este periodo principio cuando los seres humanos empiezan usar metal es para elaborar herramientas. Se estima que los primeros metales empleados dependían de la disponibilidad de los mismos. Igualmente, hubo preferencias por aquellos que fuesen suaves. Antes de saberlos fundir,  los seres humanos los golpeaban o limaban con piedras.

Por otra parte, gracias al descubrimiento del fuego fue posible desarrollar la metalurgia. Empero, estoy implicaba un tipo de tecnología más avanzada. Por lo general, los vestigios de herrería corresponden a una etapa donde ya existía la escritura.

A su vez, ocurre que la Edad de los metales cuenta con tres subdivisiones bastante claras. Las mismas son las siguientes: 1) Edad del Cobre, 2) Edad del Bronce y 3) la Edad del Hierro.

Las dos etapas antes mencionadas―Edad de Piedra y la Edad de los Metales― implican el par de facetas más notables en la prehistoria. Es decir, que la prehistoria se estudia teniendo en cuenta una perspectiva materialista y tecnológica. Esto en razón de que lo que se puede analizar son los testimonios de implementos y herramientas usados por los primeros seres humanos.

Cómo vivían en la prehistoria 

Lo primero a indicar es que los seres humanos agrupaban en sociedades nómadas. No tenían la tecnología ni los conocimientos para cultivar un hacer labores de pastoreo. Por ende, se dedicaban entre faena esenciales: la caza, la pesca y la recolección. Es decir, permanecían en un determinado territorio hasta que se agotaban los recursos. Una vez que esto último acontecía, simplemente se desplazaban hacia otro lugar donde consiguiesen alimentos.

Por otra parte, todo parece indicar que los líderes de estas primeras sociedades en los cazadores. Estos últimos se organizaban en hordas. Si bien es una sociedad igualitaria, destacaba aquel que tenía mayor vigor físico y capacidad de ganar contienda. Igualmente, es importante ser capaz de tener alimentos para el grupo.

El desarrollo de prendas tardó en aparecer. En dado caso, el homo sapiens es una especie animal sin gran cantidad de pelo en el cuerpo. Por ende, uno de sus inconvenientes es padecer las bajas temperaturas. Por ello, rápidamente se optó por cubrirse con pieles de animales sacrificados para el alimento.

Desde el punto de vista evolutivo, sucede que los seres humanos tuvieron dos características muy especiales. La primera fue la posibilidad de caminar erguidos, usando para ello únicamente sus dos extremidades inferiores. Esto le permitió tener las manos libres para desarrollar herramientas. Igualmente, para trabajar aspectos creativos. Tal es el famoso caso de las cuevas donde se han encontrado los primeros dibujos de hombres de la prehistoria.

Por otra parte, también es importante indicar el desarrollo del encéfalo. Por ende, el homo sapiens logra ser un animal pensante. Ello lo distingue del resto de las especies animales. En buena medida,  el homo sapiens ha dominado el planeta gracias a su intelecto y no por su fuerza. Esta es una característica muy especial que ha permitido desarrollar la actual cultura de los seres humanos.

Cómo cazaban en la prehistoria 

La caza es una actividad importante en el desarrollo de la cultura humana. ¡Es anterior a la agricultura! Por ende, implica el desarrollo de las primeras herramientas. Además, se considera que es la primera actividad que hace que los humanos se organicen en torno a fin en común.

Antes de desarrollar la cacería, sucede que los homínidos eran carroñeros. Luego, se especializaron en robar las presas que grandes carnívoros apresaran. No obstante, con el tiempo los humanos crean un modo de capturar los animales que han de usar como alimentación.

¿Cómo era esta cacería? Pues, no era una labor sencilla. Los humanos no tienen grandes garras ni dientes como los depredadores insignes del mundo animal. Por ello, se vieron en la necesidad de usar herramientas para concretar esta actividad. En primera instancia, se valen de piedras para matar animales pequeños. Luego, le sacan filo a estas piedras y desarrollan armas similares a cuchillos, mismas que permitían solventar la ausencia de garras grandes y afiladas.

Con el tiempo los homos sapiens se percatan de algo: son demasiado pequeños para enfrentarse a grandes animales. Por ende, han de evitar el combate cuerpo a cuerpo. ¿Qué hacer entonces? Pues, ya no podían acercarse para usar sus rocas afiladas como cuchillos. En su lugar, desarrollaron lanzas con las cuales podían herir a distancia a sus presas.

Como se puede apreciar, sucede que la evolución de la caza implica dos vertientes. Por un lado, la necesidad de organizarse para capturar el alimento. Además, el desarrollo de herramientas adecuadas para llevar a cabo esta actividad con éxito.

prehistoria

Cómo comían en la prehistoria 

La dieta era variada, pero se apuntalaba en la caza y recolección. Si los grupos de humanos se encontraban cerca de un río, lago o mar; entonces la pesca era otra fuente de alimentación.  Además, la necesidad de proteínas hace que los homínidos se desplacen en busca de manadas de animales. La proteína les calma más el hambre, les permite tener mayor fortaleza física y ayuda al crecimiento de la descendencia.

Los vegetales eran recolectados, nunca cultivados. Se sabe que rápidamente empiezan a mezclarlos, creando así una primitiva gastronomía. Hay señas de que se molían semillas para obtener una pasta, la cual daba lugar a una suerte de “pan” muy primitivo. Por otra parte, la comida suele comerse cruda.

Es con la invención del fuego que las técnicas de preparación de cocina mejoran.  De hecho, esto permite eliminar impurezas de la carne. Es así como se matan microorganismos presentes en la carne que luego desencadenan enfermedades. No obstante, con la invención del fuego la humanidad empieza a aproximarse a un nuevo nivel cultural, diferente al de la prehistoria.

Cuánto duró la prehistoria 

Se trata de una etapa basta larga. De hecho, lo que se conoce como prehistoria tiene una duración bastante más extendida que la historia. Abarca desde la aparición de los primeros homínidos, hasta las primeras muestras de invención de la escritura.

No hay un acuerdo sobre la cantidad de años que dura la prehistoria. No obstante, se suele afirmar que tiene un promedio de 95 millones de años. ¡Una enorme cantidad de tiempo!

Cuándo termina la prehistoria

Ya hemos dicho que esto sucede cuando aparece la escritura. En dado caso, los primeros vestigios de un lenguaje escrito han sido encontrados en el Cercano Oriente. Se cree que son del año 3.300 antes de Cristo. Por ende, lo que se conoce como “Historia” apenas acumula un periplo de 5.000 años. ¡Un porcentaje de solo el 5% del tiempo que lleva la humanidad en el planeta!

Deja un comentario