Región amazónica. Características, clima y cultura

La región amazónica es una de las más importantes en el mundo dada a su gran diversidad biológica. También, debido a que es la extensión tropical más grande del mundo. Hoy en día, se han dado a los cambios climáticos gracias a las acciones del ser humano. Por ello, la mayoría de la flora y fauna endémicas se encuentran en peligro de extinción en el territorio del Amazonas.

Aquí se encuentra al menos el 10% de la biodiversidad del planeta. Igualmente, se detecta alrededor de un 15% del total de agua dulce de toda la tierra, esto sucede gracias a la gran extensión de ríos. Esta región tiene una extensión aproximada de 6.600 kilómetros cuadrados. A continuación, veremos algunos datos que son relevantes para entender el gran valor que ostenta la región amazónica.

Cultura de la región amazónica

La región del Amazonas es reconocida como la selva tropical más grande del mundo, ya que cuenta con una extensión de 2.72 millones de millas cuadradas, lo cual cubre alrededor del 40 por ciento del continente sudamericano. Es la primera selva del mundo, seguida de otras selvas tropicales como la Cuenca del Congo y la de Indonesia.

Históricamente; esta región se ha caracterizado por mantenerse con poca población, y ello en parte se debe a su densa vegetación y alta tasa de lluvias. En esta región se cuentan al menos 30 millones de personas, ya que la misma se encuentra dividida por nueve naciones diferentes (Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela y Surinam). De esta cifra, aproximadamente un 10% se considera que forma parte de sociedades indígenas, que a su vez se dividen en 300 grupos étnicos diferentes.

La sobrevivencia de estos grupos se ha visto influenciada por su ubicación apartada del resto del mundo. Su aislamiento voluntario, sin embargo, también los afecta de forma negativa; ya que pueden estar en peligro de sufrir enfermedades y de padecer eventos naturales a los cuales no están preparados para asumir. Es por ello que han surgido organizaciones que buscan proteger a estos grupos indígenas por su importancia cultural.

Fauna de la región amazónica

En esta región se encuentra una impresionante cantidad de mamíferos y de anfibios. Lo más destacable son las diversas especies de aves y de reptiles que son endémicas. Han sido tantos los estudios científicos que se han llevado en esta zona, que se ha determinado que en los últimos años se encontraron al menos 1200 especies nuevas en las que destacan los vertebrados. De los últimos encontrados, se puede destacar el hallazgo de un tipo de anaconda que puede llegar a medir más de 5 metros de largo.

La fauna de la región amazónica se ha visto afectada por la deforestación, es por ello que existen varias especies que se encuentran en peligro de extinción. Las que quedan se ven afectadas por la liberación anual de 5 billones de toneladas métricas de carbono y también por los incendios forestales. Se trata de un problema que sin duda hay que atender.

La región amazónica posee una temperatura y humedad única que afecta también a las regiones circundantes, ello se ve expresado en los ciclos hidrológicos. Esto también se debe a que las extensiones de bosques y selvas almacenan grandes cantidades de carbono; por eso es importante protegerlos ya que pueden afectar el clima a nivel global. Diversos estudios estiman que se encuentra un aproximado de 140 miles de millones de toneladas métricas de este componente, si este es liberado provocaría un calentamiento global que sería difícil de controlar.

La fauna que aquí se encuentra tiene un lugar para vivir que no solo son bosques, sino también sabanas; así como también praderas y pantanos. El bioma de esta región cubre una extensión de 6.7 millones de kilómetros cuadrados. La región amazónica cubre las naciones de Brasil, Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Colombia, Guyana y Surinam. En estos países se pueden encontrar en sus territorios especies de animales libres dentro de zonas protegidas por cada nación.

La mayoría de las especies marinas de esta afección han sobrevivido gracias a que poseen un hábitat idóneo para su sobrevivencia. El río Amazonas es el más grande del mundo por volumen, ya que cuenta con un gran total de 1.100 afluentes, lo cual representa un aproximado de más de 1000 millas de recorrido entre todos estos cursos de agua.

Se estima que el Amazonas tiene 16.000 especies de árboles y 390 billones de árboles individuales. Este ámbito vegetal es el hábitat en donde se refugian miles de especies endémicas, las cuales para poder ser protegidas dependen de la disminución de la deforestación y extracción de recursos naturales.

Los últimos estudios científicos han afirmado que las especies de insectos de esta región han aumentado hasta una población estimada de 2.5 millones. Hay diversidad de insectos como las hormigas cortadoras de hojas y tarántulas. Los artrópodos que más comúnmente se encuentran en esta zona son las arañas, avispas, escorpiones, escarabajos y milpiés variados.

Hay una gran variedad de vida silvestre, se puede destacar la presencia de aves exóticas como guacamayas y tucanes. Otras especies son los jaguares, perezosos, caimanes y muchos otros más como los roedores.

La selva amazónica es el reservorio biológico más variado de todo el mundo, inclusive hay especies que aún no han sido podido ser registradas por la ciencia. Todos los años el se detectan nuevos tipos de insectos y de aves. Igualmente, pasa con la exuberante vegetación en donde se pueden enumerar miles de plantas. Tal es el caso de las palmeras, acacias y caucho. La gran diversidad de vegetación ha hecho de este lugar un sitio propicio para la extracción de madera de caoba y de cedro.

la fauna de la región amazónica

Mapa de la región amazónica

Esta región está limitada al norte por las tierras altas de Guayana, hacia el oeste por las montañas de los Andes, hacia el sur limita con la meseta central de Brasil y hacia el este con el Océano Atlántico. Posee fronteras muy heterogéneas.

En los últimos siglos, esta región ha pasado por importantes cambios climáticos; pero es importante mencionar que la actividad humana de la zona es la que ha afectado de forma negativa. La cobertura forestal se ha visto mermada en un aproximado del 20 por ciento y con ello innumerables especies endémicas se han visto afectadas, disminuyendo su población.

Esta región posee una gran variedad de paisajes y de ecosistemas, en donde confluyen tanto selvas tropicales como bosques húmedos y sabanas principalmente. Dados los procesos geológicos que se han desarrollado desde hace millones de años; se ha dado como resultado que se creara la actual Cuenca del Río Amazonas que desemboca en el Océano Atlántico. También, estos procesos dieron como resultado que la Cordillera de los Andes se elevase por la presión de las placas tectónicas; lo que bloqueó el flujo del río y le da su dirección actual.

El territorio del Amazonas posee una gran cantidad de lagos, los cuales dependen de las precipitaciones torrenciales que ocurren a cada año; lo cual deja una cantidad aproximada de agua entre los 1.500 a los 3.000 mm. La mitad de estas precipitaciones dependen de los vientos alisios del este, que soplan con dirección hacia el océano atlántico.

El proceso llamado evapotranspiración, consiste en que el agua que se encuentra en el suelo evapora, para luego ser inspirada por medio de las plantas. Esto mantiene el equilibrio ecológico de la región y climático.

La región amazónica es húmeda y cálida, usualmente la región es considerada como tropical. Las temperaturas medias de esta zona promedian los 27 a los 25 grados centígrados, esta última cifra se asocia durante las temporadas de lluvia. La humedad relativa es alta, tiene un aproximado del 88% durante las épocas de lluvia y disminuye en la estación seca hasta el 77%.

Región amazónica colombiana

El sur de Colombia limita con las regiones Andina y Orinoquía, en la parte del este de Venezuela. Es aquí donde se encuentran los departamentos de Guainía, Putumayo, Guaviare, Caquetá, Amazonas y Vaupés. De la extensión total del país, se considera que el ámbito amazónico representa el 40%.

La zona amazónica se ha visto sometida a grandes olas de explotación de sus recursos naturales. La degradación del hábitat natural por fines económicos sigue ganando terreno hasta nuestros días. Es por ello que se ha visto difícil proteger esta región. La región del Amazonas representa una figura fundamental para el mantenimiento del clima tanto regional como mundial. es por ello que en los últimos años han surgido organizaciones que buscan mediante la utilización de diferentes recursos proteger esta zona.

Colombia y Brasil son los dos países que lideran la implementación de diferentes acciones que han ayudado a proteger esta región. La tasa de deforestación ha disminuido, dado que se han aumentado las áreas protegidas, la aplicación de leyes y el monitoreo de las zonas ha sido gracias a la presión ejercida por organizaciones. Estas buscan proteger el ambiente; así como también gracias a las iniciativas llevadas a cabo por el sector privado.

Gran parte de la deforestación de esta zona empezado a ocurrir a mediados del siglo XX, no solo para obtener madera sino también para crear grandes extensiones de pastizales y de cultivos. Durante la década de los años 70, la deforestación afectó al menos 4.100.000 kilómetros cuadrados en Colombia. Ya para la década de los años 90, tanto los gobiernos como de Colombia y de Brasil iniciaron esfuerzos buscando evitar que la destrucción continuase.

Deja un comentario