Cuáles son las partes del riñón

partes del riññon

Sucede que el cuerpo humano depende de los riñones para poder procesar diversos tipos de sustancias. Solo de esta manera, el metabolismo puede  filtrar los nutrientes que necesita de los alimentos; así como de otros tipos de elementos que  se convierten en energía. Una vez que se haya tomado aquellos elementos necesarios, el resto pasa a ser producto de desecho y es eliminado por las vías urinarias hasta pasar por la vejiga.  ¡Esto explica la importante función del riñón!

Los riñones deben de funcionar correctamente; ya que de ellos depende el sistema para poder eliminar todos los desechos conocidos con el nombre de urea. En el cuerpo humano, es necesario mantener un equilibrio entre distintos tipos de sustancias químicas, siendo algunas que integran este equilibrio el potasio y el sodio, además del agua.

Sucede que la urea es el resultado de los alimentos de los que se extrae proteínas, como es el caso de la carne y algunos tipos de vegetales cuando se degradan. Tales proteínas se transportan a través de la circulación de la sangre, hasta llegar a los riñones. Estos últimos son los que se encargan de eliminar la junto con agua y otros tipos de desechos.

Los riñones cumplen diversas funciones relevantes. Principalmente sucede que son órganos que ayudan a controlar la presión de la sangre; así como también la producción de glóbulos rojos en la médula ósea. Los riñones, en general, colaboran de manera importante  a conservar un equilibrio entre los distintos tipos de fluidos, así como de los ácidos presentes en el cuerpo.

En el cuerpo humano, normalmente se encuentran en funcionamiento dos riñones. Cada uno está ubicado en cada lateral. Estos se caracterizan por ubicarse debajo de las costillas, casi al centro de la espalda. Comúnmente, pasa que los riñones poseen un color similar al marrón o al morado oscuro. Además de desechar líquidos por medio de la sangre y de la orina, los riñones ayudan a conservar un equilibrio estable de diversas sustancias entre las que se encuentran las sales. Es importante su función en la formación de glóbulos rojos, como ya mencionamos antes.

Los riñones se comunican con unos filtros de angosto tamaño, los cuales se denominan nefronas. Estos filtros se caracterizan por parecer pequeños capilares, los cuales a su vez son llamados glomérulos. Además del agua y de la urea, también otras sustancias de desecho son eliminadas por medio de estas nefronas.

Los riñones también se comunican con los uréteres,  los cuales se caracterizan por ser dos tubos estrechos, los cuales ayudan a transportar la orina hacia la vejiga. Los músculos que se encuentran en las paredes se relajan y se estrechan en continuamente. De esta manera, se impulsa la orina lejos de los riñones. Esto se hace para evitar que se acumule ya que puede desarrollarse una infección. Estos movimientos ocurren aproximadamente cada diez segundos, por lo que son constantes y rápidos.

Otro órgano que tiene estrecha relación con los riñones es la vejiga, la cual se caracteriza por ser hueca en su interior y poseer una forma triangular. Se ubica en la parte baja del abdomen. A su vez, se sostiene por medio de unos ligamentos; los cuales también sostienen otros órganos cercanos. Tales ligamentos incluso se conectan con los huesos de la pelvis. Las paredes de este órgano se mueven de manera que se dilatan y se relajan,  con el fin de que la orina se acumule y finalmente se contraen con la finalidad de expulsarla. ¡Es un órgano bastante importante!

Partes principales del riñón

Las partes de un riñón son principalmente tres. Vamos a mencionarlas de manera sucinta a continuación:

  • La primera de ellas lleva por nombre corteza, la cual es la parte más externa y es donde se ubican los glomérulos.
  •  La segunda parte es denominada médula y es a su vez la más interna. Ésta se distingue por poseer seis áreas de forma triangular, las cuales llevan por nombre pirámides renales, de las cuales en sus vértices se crea caminos que llevan hacia la pelvis renal.
  • Finalmente, la tercera parte es hacia donde llega la sangre, a su vez mezclada con desechos en la arteria renal. Esta arteria funciona filtrando y haciendo que estos desechos desemboquen en la vena cava.

Estas tres zonas son las que articulan la anatomía del riñón. Cada una de ellas es de capital relevancia, por ello deben mantenerse en un adecuado equilibrio entre ellas.

partes del riññon

Estructura del riñón

Los riñones son dos órganos que tienen una forma parecida a un frijol. Miden lo equivalente a un puño y se localizan debajo de las costillas (caja torácica). Ambos riñones poseen características físicas similares. Ya hemos dicho que poseen un tamaño aproximado al de una mano empuñada, estando cada uno ubicado al lado de la columna vertebral.  Igualmente, poseen la capacidad de filtrar una medida aproximada de sangre de una taza por cada minuto. Durante este proceso, se eliminan distintos tipos de desechos; así como el exceso de agua. Una vez que la orina ha salido desde los riñones, pasa hacia la vejiga por medio de los uréteres.

La estructura de un riñón resulta ser bastante compleja, debido a que parte de sus funciones son diversas y bastante peculiares. Principalmente, sucede que un un riñón se forma a partir de las nefronas, las cuales se encuentran en una cantidad aproximada de un millón de unidades. Estas unidades, entre sí, ayudan a formar o un filtro cuyo nombre es glomérul, además del túbulo.

Los pasos con los que se inicia el proceso son de la siguiente forma:

  1. La sangre es filtrada por medio del glomérulo.
  2. Posteriormente, las sustancias necesarias son devueltas por medio del túbulo hacia la sangre y a la vez se eliminan todos los desechos.
  3. Cada una de las nefronas posee un glomérulo, el cual se encarga de filtrar la sangre.
  4. El exceso de agua junto con desechos adicionales son los que conforman la orina

Cada una de las unidades funcionales que integran la estructura del riñón resultan esenciales; porque entre todas intervienen en los diversos procesos que ocurren dentro del órgano. El glomérulo se reconoce como una red donde se reúnen todos los capilares, los cuales proceden desde la arteria renal y que se encargan de filtrar el plasma sanguíneo. La cápsula de Bowman se encuentra hacia el extremo de una nefrona, la cual se reconoce por tener forma de una copa doble y se encarga de recoger todas las sustancias que se han filtrado.

El túbulo contorneado proximal se sitúa donde se encuentra la salida de la cápsula de Bowman. Las paredes de este túbulo poseen múltiples velocidades, las cuales ayudan a aumentar el intercambio de sustancias. El asa de Henle se caracteriza por tener dos bifurcaciones o ramas, la descendente y la ascendente, ambas formando una “U”. El túbulo contorneado distal es otra parte, la cual nace a partir del asa de Henle y que finalmente termina en el túbulo colector. Este último, empieza a partir de la corteza y termina en la médula, siendo paralelo a las asas de Henle. Se unen entre sí en la pelvis renal y es por donde se vacía hacia los uréteres.

El revestimiento de los riñones consiste en una cápsula fibrosa, la cual se constituye a su vez de distintos tipos de estructuras internas. La primera de ellas es la sustancia cortical, la cual se caracteriza por poseer un color rojo oscuro, y que a su vez envuelve a la sustancia medular. Está penetra hasta la parte más profunda, y por consecuencia se forman radiadas, las cuales llevan por nombre radios medulares de Ludwig.

La siguiente es la sustancia medular, la cual se caracteriza por tener un color rojo más claro. Este se forma a partir en promedio de díez masas piramidales. En ocasiones, pueden ser menos o más. Estas pirámides conocidas como Malpighio. En sus vértices se abren hacia las cavidades y conforman copas llamadas cálices renales, donde debe converger con el uréter.

Entre los cálices renales se ubican unas prolongaciones de la sustancia cortical, las cuales llevan por nombre columnas de Bertin. Los riñones poseen millones de capilares microscópicos, que son los glomérulos. Estos se encargan de recibir la sangre proveniente de una arteriola aferente, para posteriormente verter esté contenido en otra arteriola que sea más angosta. La cápsula de Bowman es el revestimiento del glomérulo, el cual es una membrana de doble pared que se repliega hacia donde confluyen las arterias. En su extremo, se ubica el tubo renal que se prolonga hasta el siguiente segmento del asa de Henle.

partes del riññon

Partes internas y externas del riñón

Una de las partes externas del riñón es la cápsula renal, la cual constituye una superficie externa que siempre recubre la médula renal y envuelve al riñón, protegiéndolo de cualquier tipo de infección. Se caracteriza por tener un color traslúcido y una textura fibrosa.

La cápsula adiposa es la capa más profunda de grasa y cumple la función de proteger a los riñones ante cualquier tipo de golpe, e igualmente lo mantiene en una posición suspendida dentro de la cavidad abdominal.

Entre las partes internas, se identifica a la cápsula de Bowman. Esta se ubica alrededor del glomérulo, de manera que forma parte del componente tubular de las nefronas, donde la sangre se filtra y donde se fabrica la orina. También; está la pelvis renal donde se almacena la orina y que más tarde es enviada hacia la uretra. El sistema que sirve para trasladar la orina se compone del cáliz mayor y cáliz menor, por medio de las pirámides ubicados en la corteza renal.

Las arterias renales cumplen la función de agilizar el flujo sanguíneo en el órgano. Estas arterias se dividen en varias ramificaciones para complementar el proceso. Son las siguientes: arterias interlobulares, arcuatas, interlobulillares,  la arteriola aferente y arteriola eferente.

Categorías Medicina

Deja un comentario