BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas

Todos los huesos de la pierna

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los huesos de la pierna, cuáles son sus nombres, sus funciones y características principales. Continuando con el artículo de los tendones y músculos de la pierna, con este texto podrás comprender y saber el funcionamiento de tus extremidades inferiores.

huesos pierna

Los huesos del cuerpo son fundamentales para poder mantenernos erguidos y realizar todos los movimientos pertinentes, a la par que son los que dan forma al cuerpo. En concreto, si nos centramos únicamente en los huesos del a pierna estamos hablando de los huesos que nos permiten trasladarnos y, de ellos, vamos a destacar los tres más importantes: fémur, tibia y peroné.

Huesos de la pierna: Fémur

¡ATENCIÓN! Un dato importante antes de continuar es que en anatomía no consideran el muslo dentro de la pierna, si no que sería desde la rodilla al tobillo. Por tanto, el fémur no entraría dentro de este listado de huesos de la pierna. Debido a que hemos querido hacerlo lo más completo posible, lo hemos incluido pero con esta nota para que podáis tenerlo en cuenta.

El fémur es el músculo más largo de todo el cuerpo humano, a la par que es considerado como el más fuerte y corpulento, y está ubicado en el muslo. Este hueso es el encargado de unir los huesos del a cadera con los de la rodilla.

Para que podáis unir conceptos con nuestro artículo anterior de los músculos de la pierna, entorno a este hueso se encuentra el bíceps femoral, cuádriceps (recto femoral, vasto lateral, vasto medial y vasto crural), semitendinoso y semimembranoso.

Como curiosidad, el fémur se empieza a desarrollar durante la quinta y la sexta semana de gestación, y no termina aquí, si no que continuará desarrollándose a lo largo de la infancia y la adolescencia. Aproximadamente, se cree que está completado entre los 14 y los 18 años de vida.

Si nos centramos en la anatomía de este hueso se diferencian tres partes principales: cabeza, la diáfisis o cuerpo, y el cuello.

TE PUEDE INTERESAR...
  • La cabeza del fémur es el extremo superior del mismo que tiene una estructura esférica o de cabeza redonda.
  • El cuello del fémur es el encargado de unir la cabeza con el resto del hueso, llamado cuerpo del fémur. Tiene unos 5 cm de largo y se puede subdividir a su vez en tres regiones en función de su ubicación, base del cuello femoral (o porción cervical básica), parte mediacervical (la parte más estrecha) y porción subcapital (más ancha que la anterior pero menos que la porción cervical básica). El cuello llega a formar un ángulo de unos 125º que permite el movimiento de la cadera. Como curiosidad, cuenta con unos orificios que permiten la entrada de vasos sanguíneos.
  • El cuerpo del fémur o diáfisis muestra tres caras (frontal, interna y externa) y tres bordes (interna, externa y posterior).

Huesos de la pierna: Rótula

¿Sabías que el término médico para la rótula es Patela? Comúnmente, hablamos de la rótula y probablemente por patela lo conozcan muy pocas personas que no sean sanitarios.

La rótula o patela es un hueso de la pierna, concretamente un hueso sesamoideo de tamaño corto, plano y que se considera esponjoso. Está ubicado en el plano anterior de la circulación de la rodilla y tiene una forma de triángulo curvilíneo que tiene dos caras, una base, dos bordes y un vértice.

La rótula está en contacto con el fémur y se artícula con la tibia. Al estar en la parte anterior de la rodilla es la que se lleva más golpes, protege el interior pero se daña, por lo que es común sufrir una rotura de rótula. Su función principal es facilitar la extensión y flexión de la rodilla, gracias a su trabajo conjunto con el tendón rotuliano.

Huesos de la pierna: Tibia

La tibia es un hueso largo que, junto con el peroné, son los encargados de soportar el peso del cuerpo. La tibia y el peroné son los que realmente forman parte de los huesos de la pierna en función de la descripción anatómica de la pierna.

Ambos se encuentran muy próximos y están unidos por una membrana interósea. Concretamente, la tibia se encuentra en la parte anterior e interna de la pierna, y paralelamente a su lado se encuentra el peroné. La tibia se articula con el fémur, el astrágalo y el peroné.

Huesos de la pierna: Peroné

El peroné es conocido como fibula y, como hemos mencionado anteriormente, por contraposición a la tibia se encuentra en la cara externa de la pierna y paralela a la tibia. Al igual que la tibia, este hueso es el encargado de soportar el peso del cuerpo y contribuyen a la estabilidad del tobillo, para que éste pueda realizar movimientos de forma segura. Por ello, podemos decir que la tibia y el peroné se encuentran ubicados entre la rodilla y el tobillo.

Otras funciones interesantes del peroné es que es fundamental su participación en la articulación tibiotarsiana y las articulaciones peroneotibiales, tanto la superior como la inferior. A su vez, es utilizado como injerto óseo en algunas cirugías, facilita el movimiento de la rodilla y el tobillo y es uno de los lugares principales de la pierna donde se inserta el músculo.

Debido a la ubicación del peroné, que es el que se encuentra en la parte más superficial de la pierna, es el que suele sufrir más traumatismos que pueden derivar en fractura.

Otras características interesantes de este hueso es que se trata de un hueso largo asimétrico, más delgado que la tibia, que tiene tres caras (externa, posterior e interna), tres bordes y en la parte superior está la cabeza del peroné y en la parte inferior el maléolo externo.

En cuanto a las lesiones que se pueden producir en la tibia y el peroné es importante que conozcas que el tiempo medio de recuperación suele ser de dos meses. Eso sí, variará en función del paciente, tipo de fractura, tiempo de movilización y de las posibles complicaciones que hayan surgido de la lesión, pues no dejan de ser huesos.

 

Categorías Biología

Deja un comentario