BLACK FRIDAY de Amazon, no te pierdas sus ofertas, te dejamos un enlace con las mejores rebajas

Todos los tendondes del pie

El tendón de Aquiles es el más conocido de los tendones del pie pero, como ya te podrás imaginar, no es el único. En este artículo te vamos a hablar de cuáles son los tendones del pie, de la misma manera que ya hemos hablado anteriormente de los músculos del pie y sus funciones.

Anatomy of human foot 3d render

Comencemos por el principio, como en todas las buenas historias. ¿Qué es un tendón? Los tendones son una parte fundamental del cuerpo, concretamente del aparato músculo esquelético pues actúa como intermediario entre las fibras musculares y la superficie ósea, anclando y conectando el músculo al hueso o al cartílago. Concretamente, se trataría de unos cordones o cintas que salen del tejido que recubre el músculo para conectarlos, como hemos mencionado antes.

Un aspecto que los caracteriza es que son resistentes y flexibles. Tiene varias funciones, al igual que hablamos de conectar, también es el encargado de transmitir la fuerza generada por el músculo al hueso, lo que va a permitir que se genere el movimiento. Al igual, hay otros tendones que lo que hacen es almacenar parte de la energía o cumplen con una función posicional.

En este artículo nos vamos a centrar únicamente en los tendones pero, para que os hagáis una idea de la complejidad de esta parte del cuerpo, el pie tiene 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 músculos, ligamentos y tendones.

Tendones del peroneo

Estos tendones están ubicados en la cara lateral o externa del tobillo y se dividen en dos, por una parte el peroneo largo que pertenece al músculo del mismo nombre, y el peroneo corto, que de igual manera pertenece al músculo peroneo corto. Ambos van desde la detrás del maléolo lateral del tobillo pero luego tienen distinto destino, el tendón del peroneo corto se inserta en la base del quinto dedo del pie y el tendón del peroneo largo atraviesa el arco del pie y se inserta en la parte inferior.

Se caracterizan porque permiten la movilidad del tobillo hacia abajo y hacia los lados. A su vez, también ejerce su función en la estabilidad lateral del mismo, cuando hay que hacer alguna actividad que requiera de dichos movimientos.

Tendón del tibial anterior

En esta ocasión os vamos a hablar de la tendinitis del tibial anterior, también conocida como tenosinovitis o tendinitis de la chancleta. Curiosamente, el uso de chancletas (también pasa con manoletinas o bailarinas) es una de las formas más frecuentes de sufrir una tendinitis en esta zona  ya que hay que mantener el dedo gordo del pie en extensión -tibial tendón tibial anterior contraído- para que no se escape el calzado.

Eso sí, el que sea la forma más frecuente de lesionarse esta zona no implica que sea la única, también puede afectarle las alteraciones de la alineación de la pierna.

TE PUEDE INTERESAR...

Tendón del tibial posterior

Este tendón se encuentra en la cara posterior de la tibia y el peroné, inserto entre el escafoides, 1 y 2 cuñas, y el 2º. 3º y 4º metatarsiano. Su función es la de de facilitar la flexión plantar, amortiguar la macha, favorecer el empuje y es el sustento del arco plantar.

Tendón calcáneo (Aquiles)

El tendón calcáneo, más conocido como el tendón de Aquiles, se trata del tendón más grueso del cuerpo humano, el cual llega a medir 15 cm de longitud y está considerado como el más fuerte.

Entre sus características nos encontramos: es el más fuerte del cuerpo, conecta el músculo de la pantorrilla con el hueso del talón, no tiene cubierta protectora por lo que puede inflamarse y su existencia permite que puedas disfrutar de unos pasos amortiguados o que te pongas de puntillas con más facilidad.

La lesión en el mismo suele preoducirse por un sobreesfuerzo o porque se haya sufrido una torcedura. En el caso de que se haya producido una rotura parcial o completa del tendón estaremos hablando de la necesidad de dejar la zona completamente inmóvil durante un tiempo o someterse a una cirugía.

Tendones extensores del pie

Los tendones extensores del pie son aquellos que cumplen la función de facilitar el estiramiento o extensión de los dedos del pie. Estos tendones trabajan con cuatro músculos: tibial anterior, extensor largo del dedo gordo, extensor corto del dedo gordo y extensor común de los dedos. Se trata de músculos pequeños pero también de gran importancia, sobre todo para los corredores que pueden lesionarse con más frecuencia.

Dentro de los tendones extensores nos encontramos con tres tendones:

  • Tendones del extensor corto de los dedos
  • Tendón del extensor largo del dedo gordo
  • Tendones del extensor largo de los dedos

La lesión de estos tendones puede comenzar como una ligera molestia a la que uno no le da mucha importancia y derivar en una lesión o tendinitis que impida poder correr durante una temporada.

Algunas de las causas que puede derivar en tendinitis en los extensores del pie son una sobrecarga de entrenamiento (si has parado de entrenar durante un tiempo y lo retomas como si nada, con la misma intensidad), haber hecho algún sobreesfuerzo en cuestas (ya sea cuesta arriba o cuesta abajo) y utilizar unas zapatillas que te queden muy justas o pequeñas.

Tendones flexores de los dedos

Los tendones flexores son los encargados de que se puedan encoger o flexionar los dedos de los pies. El origen de los mismos se encuentra en la parte inferior de la pierna y van desde el maléolo interno, pasa por la planta del pie hasta llegar a los dedos. Nos encontramos con dos:

  • Tendón del flexor largo del dedo gordo
  • Tendón del flexor largo de los dedos o tendón flexor común de los dedos.

Es más frecuente la inflamación de los tendones extensores que los flexores, pero puede darse y, cuando ocurre, es más incapacitante y dolorosa. Las personas que más suelen sufrirla son los bailarines y bailarinas.

Tendones del abductor

Dentro de los tendones del abductor nos encontramos dos: tendones del abductor del dedo gordo cabeza medial del flexor corto del dedo gordo, tendones del abductor y flexor corto del dedo pequeño.

Categorías Biología

Deja un comentario